Quantcast

El Ministerio de Cultura retira la Guía de Impuestos para Artistas por críticas de un “pequeño sector”

El Ministerio de Cultura ha publicado el siguiente comunicado en la página que alojaba la Guía de Impuestos para Artistas:

COMUNICADO DEL MINISTERIO DE CULTURA Y LA DIAN SOBRE LA “NUEVA GUÍA DE IMPUESTOS Y BENEFICIOS PARA ARTISTAS Y GENTE CREATIVA”

El Ministerio de Cultura y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales –DIAN- desarrollaron la “NUEVA GUÍA DE IMPUESTOS Y BENEFICIOS PARA ARTISTAS Y GENTE CREATIVA” (www.impuestosparaartistas.com) con el propósito de sensibilizar y fomentar la cultura de la contribución como un deber ciudadano y una herramienta de construcción de país.

Esta guía, novedosa en cuanto a su aproximación pedagógica, presentaba en términos sencillos, infografías e ilustraciones, la información más relevante sobre los beneficios e incentivos fiscales del sector de la cultura en Colombia, así como los impuestos nacionales: ¿en qué consisten?, ¿quién debe contribuir?, ¿cuándo y cómo se pagan?, ¿cuáles son sus tarifas?; los datos sobre las principales inversiones que financia el Gobierno Nacional y la enunciación de algunas razones sobre el por qué y para qué contribuir.

El sitio web, útil para cualquier persona interesada en cumplir en debida forma con sus deberes ciudadanos como contribuyente, tenía un énfasis especial en el sector cultura, comoquiera que por mandato constitucional y legal corresponde al Estado, a través del Ministerio de Cultura, el fortalecimiento del sector cultural a través de políticas de fomento, estímulo, formalización y con una mirada para el público joven.

De este modo, como una estrategia para acercarse al público objetivo y presentar de manera amena el tema de los impuestos, se creó una FICCIÓN humorística, una PARODIA, que no pretendía representar la esencia del artista colombiano, sino trasmitir una realidad exagerada, asociada a un personaje que encarnaba algunos de los argumentos en circulación en nuestra sociedad para evitar responsabilidades tributarias.

Con el lanzamiento del sitio web se han presentado críticas y comentarios desfavorables de un pequeño sector de los artistas plásticos, algunos de los cuales han firmado una carta pública dirigida al Gobierno Nacional. Estas manifestaciones no han estado referidas al contenido ni a los asuntos de fondo que pretendía poner el sitio web en la agenda pública, sino que se han centrado en la interpretación del personaje principal, porque “no hacía justicia a su realidad”, cuando es inherente a la parodia exagerar los rasgos del personaje y emitir una opinión transgresora del mismo.

Bajo esta premisa y el sentimiento de indignación asociado, porque una parodia no cumplía el objetivo de representar la realidad, se emitieron en muchos casos insultos y agravios, no solo contra las autoridades públicas sino también contra los mismos artistas y creativos participantes en el proyecto, los cuales permitieron desviar la atención sobre uno de los asuntos principales de la guía: los argumentos y mecanismos presentes en nuestra sociedad para perpetuar la evasión y la informalidad.

En este sentido, lamentamos que para algunos la forma haya prevalecido sobre la sustancia y que algunas personas se hayan sentido aludidas por la representación de una persona oportunista, que busca mecanismos para no declarar sus ingresos, que hace trampa, que no conoce la destinación de los tributos, que es un egoísta. Esta ficción nunca tuvo por objeto señalar ni estigmatizar personas de ningún sector de nuestra sociedad.

En vista de lo anterior, el Ministerio de Cultura y la DIAN se permiten dejar constancia de la intención e importancia del sitio web y han optado por bajar su contenido de Internet, dejando en claro que se requieren y hacen falta en el sector cultura y en el país, de manera urgente, mecanismos para fortalecer el conocimiento de las obligaciones tributarias y hacer favorable su cumplimiento, tareas en las cuales seguiremos insistiendo a través de diferentes estrategias y mecanismos.

Esta página, antes del debate, tuvo visitas cercanas a las 12 mil personas, con comentarios positivos, a quienes este sitio web les ayudó a aclarar muchos conceptos. Quisimos que fuera a través de un sitio grato, ¡fue imposible! Desviar la discusión de lo fundamental a lo elemental también es otra práctica que hace daño.

El Ministerio insiste en afirmar en el comunicado que sólo hubo expresiones de malestar por la forma como se representó al artista y que no se discutieron problemas de fondo como es el caso de la eficiencia de la Guía para transmitir la ley e inculcar una cultura tributaria.

Aquí hay tres apartes de algunas participaciones que abordan el tema tributario y al final un enlace a la discusión.

Sobre los beneficios tributarios el artista Dario Ortíz señala:

“Que la ridiculez extrema del video no los distraiga del problema de fondo […] Nótese en el esclarecedor video que en los beneficios tributarios no hay uno sólo que incluya la producción, venta o coleccionismo de ningún objeto artístico. En pocas palabras, más allá de las donaciones a Museos y asociaciones sin ánimo de lucro todo lo demás en las artes plásticas es gravable y paga IVA. Incluida la exportación e importación de bienes culturales […] Que quede claro que no hay ningún tipo de deducción tributaria, o ley de fomento real para la producción y venta de obra en artes visuales por parte del Estado Colombiano como lo puede haber en México, Canada o muchos otros países”

El crítico Halim Badawi hace una propuesta específica:

“En vez de iniciar una cacería de brujas contra los artistas, le tengo una propuesta al Gobierno Nacional: impulsar en el Congreso una verdadera Ley de Mecenazgo Artístico, digna de un país desarrollado, en la que se discutan cosas como el pago de impuestos en especie (con arte, por parte de artistas o coleccionistas, siguiendo el modelo francés), el pago de derechos de sucesión de artistas con obras de arte (vean cómo se hizo el Museo Picasso de París), deducciones importantes en la declaración de renta para mecenas de artistas y donantes de obras (así se hicieron los grandes museos estadounidenses), estímulos impositivos a la compra de arte y a la repatriación de arte en el exilio, repatriación de cerebros artísticos fugados a través de estímulos (deducciones impositivas incluidas, sin engaños), deducciones impositivas a los espacios independientes, y programas públicos de compra de arte, bien financiados, realizados a través de un fondo nacional y/o museos públicos, programas que ayuden a proyectar a los artistas más pequeños, siempre de mérito, mediante la adquisición y exhibición de sus obras” —Halim Badawi en su perfil de Facebook

Guillermo Vanegas, curador del 44SNA, reflexiona sobre la Carta al Estado Colombiano:

“No hay que olvidar que una situación como esta es una oportunidad. La carta de avvaz funciona como un poderoso llamado de atención que bien podría aprovecharse para imaginar un modelo de relación entre privados y Estado que no imite ni “al modelo estadounidense”, ni “al modelo francés”. Para pensar otro donde, por ejemplo, no se extraiga plusvalía del acto de donar. Donde la donación sea precisamente eso. Donde no se entronice al artista o al heredero, o la familia o la corporación involucradas en el traspaso. Donde la entidad que reciba el “favor” no saque provecho de sus buenas relaciones con artistas, herederos, familias o corporaciones. Donde no parezca que los coleccionistas entran a pescar en río revuelto”

Por otra parte, el Comunicado afirma que sólo un “pequeño sector” ha estado al tanto de la discusión y manifestado su malestar. Vale la pena rectificar esa información: El debate ha sido recogido por distintos medios en la red (Las2orillas, RCN, Arcadia, El Mundo, Confidencial, etc) y ha llegado a un sector amplio del medio cultural. A esto hay que sumar las distintas críticas que ha suscitado en perfiles de redes sociales, los comentarios y vistas relacionadas.

En el caso de esferapública, el primer post en su página de Facebook sobre la “campaña didáctica” (foto) llegó a más de 70.000 personas. La página del portal de esferapublica donde está el debate ha tenido 42.000 lecturas. El post de la Carta al Estado colombiano más de 12.000.

image

Si tenemos en cuenta que la Guía de Impuestos estaba dirigida a los artistas y el sector cultural, por lo anterior se puede deducir que gran parte de este sector estuvo al tanto de la discusión, en la que predominó el rechazo a la campaña de Mincultura y el cual se puede seguir leyendo las distintas críticas y opiniones en portales y redes sociales.

Todo esto sería muy interesante de contrastar las opiniones favorables que el Ministerio de Cultura dice haber recibido. ¿Donde se pueden leer? En la Guía de Impuestos no había opción de comentarios. En el perfil de Facebook del Ministerio de Cultura sólo hay dos publicación sobre el lanzamiento de la Guía (antes de iniciar el debate) y tienen todos los comentarios negativos. Pasa lo mismo con una publicación del Grupo de Emprendimiento Cultural del Ministerio.

image

image

image

Finalmente cabe preguntarse si realmente el Ministerio de Cultura está abierto al debate. Lo digo pues ante toda crítica la respuesta aparece tardíamente a través de un comunicado de prensa que busca aplacar el disenso y erradicar el conflicto.

¿Es ese el espacio de interlocución que propone el Ministerio de Cultura al sector que, en principio, representa?

 

Jaime Iregui
Debate por la Guía de Impuestos para Artistas del Ministerio de Cultura

5.882 consultas

10 Opiniones sobre El Ministerio de Cultura retira la Guía de Impuestos para Artistas por críticas de un “pequeño sector”

  1. Jorge Pachón 2016/07/23 at 4:33 am

    “En este sentido, lamentamos que para algunos la forma haya prevalecido sobre la sustancia y que algunas personas se hayan sentido aludidas por la representación de una persona oportunista, que busca mecanismos para no declarar sus ingresos, que hace trampa, que no conoce la destinación de los tributos, que es un egoísta. Esta ficción nunca tuvo por objeto señalar ni estigmatizar personas de ningún sector de nuestra sociedad.” Me encanta eso!
    que “la forma haya prevalecido sobre la sustancia”

    ¿Qué es esto? Ni siquiera una disculpa! La sustancia es que “Nosotros los artistas somos evasores” Nada más lejos…si alguien nos viera, gestionando,trabajando, buscando recursos, apoyando, creando la belleza a partir de la “Piero Manzoni” Aprovechando este desfase nuestros congresistas deben crear la ley María Teresa Hincapie. Artistas de Colombia La DIAN nos dió PAPAYA, unámosnos!

    • Felipe Parra 2016/07/23 at 1:40 pm

      Se adelantó a lo que iba a escribir.

      Quién sabe que administrador/tecnocrata arribista redactó esto. Pero si algo es claro es que esta MinCultura desde hace seis años no aporta NADA a consolidar una geografia cultural más sólida… y esto demuestra, muy vargasllerasmente, que nos espera un futuro por inacción en el cual valemos en el contrato social del posconflicto sólo si un tecnócrata nos aprueba una factura de IVA/otros.

      Los que hablan de “no somos minoría”: esa carta ya debería tener al menos 25k firmas. Lo cual demuestra que para ser supuestamente tanta gente interesada, tenemos una noción PATÉTICA DE UNIÓN, lo cual permite decir a DIAN y MinCultura “el tal Artista Ridiculizado No Existe”.

      ¿Qué sigue,
      gente?
      ¿Foros, criticismo caníbal, o aportes consolidantes?

  2. Oscar Salamanca 2016/07/23 at 7:39 am

    Simplemente nos ridiculizaron .Esa no debe ser la función del Mincultura, parodiar la imagen del artista para concientizarlo de pagar impuestos. Esto es poco inteligente.

  3. Angela Chaverra 2016/07/23 at 11:17 am

    Señora Ministra,

    La realidad del artista es muy distinta a la que ustedes presentan. El artista promedio no evade sus impuestos, no los puede evadir, porque los impuestos en el país son demasiados y algunos hasta descarados. Y no van para el arte señora, ni si quiera para el bienestar de sus habitantes: educación, salud, vivienda, alimentación, arte, cultura.

    Los recursos de la mayoría de artistas son muy escasos. No sean ilusos.

    Deberían al contrario, tratar de que los impuestos si se utilicen para lo que fueron hechos; en este país de corrupción, hablar de la evasión y no del destino final de esos recursos me parece imprudente. Si los recursos se utilizan para lo que fueron destinados y no para engordar los bolsillos de precisamente los que administran este país, se podría hacer la publicidad de todo en lo que se invierte, del bienestar de una ciudadanía, de la educación Y como este bienestar presenta habitantes más felices precisamente por los niveles educativos, equitativos y con ello como esto se revierte.

    Un gobierno que no cuida a sus habitantes, que la salud es nefasta, la educación carece de políticas claras, los campesinos, indígenas, son habitantes de tercera, a los que hay que maltratar, que cualquiera se sube a administrar recursos, es casi obvio que no pueda sentir la necesidad del otro y busque retratarlo como se retrataría a sí mismo.

    Lo siento señora Ministra, esto no da cuenta de una realidad del país, ni si quiera de una minoría.

    Los artistas de este país no nos parecemos a su caricatura ridícula. Más bien, si habría que ridiculizar, son los recortes presupuestales para la investigación, la creación, la capacitación de los artistas.

    Y no, no me parece que sea una minoría la que se haya quejado.

  4. Stella Poveda 2016/07/23 at 7:36 pm

    Por eso, un pequeño sector, pues la carta la leyeron 12.000 personas y solo la firmaron 1.800, es decir sólo el 14%, y de ese porcentaje cuántos habrán leído en realidad la carta?Y de 70.000 visitas sólo compartieron 500… es cierto lo que dice Mincultura en su comunicado, fue un pequeño sector.

  5. Germán Ávila 2016/07/23 at 8:44 pm

    El fondo no es que la discusión de la forma haya distraído el sentido de la campaña, lo que hay de fondo es que es la primera vez que el Estado se acuerda masivamente de los artistas y no se acuerda para proponer leyes que beneficien la producción intelectual en Colombia, no se acuerda para abrir espacios de participación de los artistas en los espacios que nos definen, no se acuerda para que no busquemos el primer avión que nos saque de aquí para otro lugar donde el arte y la cultura no sean un accesorio marginal de la vanidad comercial, no!; se acuerda para decirnos que debemos pagar impuestos sobre el trabajo que tenemos que guerrearnos solos, y para peor de males nos muestran a la sociedad como si todos los artistas fuéramos hijos de Enrique Peñalosa

  6. Douglas Gaviria 2016/07/24 at 9:32 am

    Hace días vengo siguiendo los comentarios sobre el asunto y discutiendo con colegas; esto es lo que sucede en una banana republica cuando yupis ajenos profesionalmente al área en cuestión asumen cargos directivos y empiezan a inventar el agua tibia y resultan con genialidades como esta.
    Nada raro en un país donde las diferentes carteras están dirigidas por agentes totalmente ajenos desde sus perfiles profesionales al cargo asignado, estamos en el país de la improvisación.
    Los artistas plásticos existen en este país no porque el ecosistema lo haga viable y se den las condiciones, sino por la necesidad ontológica de cada individuo que decidió este rumbo como desarrollo personal y profesional.
    El estado no da estímulos, pese a que existe un programa de premios de creación, pero es tan exiguo y minúsculo que no causa trascendencia, además de otros vicios de trasfondo…

    En este país la cultura es un convidado de piedra y comparando aunque sea odioso este ejercicio, mientras en Gran Bretaña invierten en la cultura 1.5 BILLONES de libras al año, aquí todo se va a la guerra, la corrupción y LA MERMELADA!

    Si la DIAN quiere plata que la busque en otro lado, como por ejemplo en panamá donde expresidentes, exministros, senadores, congresistas y demás estraperlistas padres de la patria tienen sus guardados!!!

  7. Juan Esteban Rengifo 2016/07/24 at 10:43 am

    Un Ministerio de Cultura que recibe el 0,15% del presupuesto nacional para el fomento de la cultura y el arte, y que este 2016 dejó quitarse 55 mil millones de pesos, que pueden representar apoyo a mil cien proyectos no puede hablar de evasión.

    Evade la ministra de cultura su principal tarea, la de defender la cultura y el arte. Además y desde que ella es ministra el país quedó sin Plan Nacional de Cultura, sin norte, y se actúa de acuerdo a sus caprichos.

    Con respecto a la carta, acaso la forma y el fondo son dos cosas? Pensamiento positivista que erradica toda posibilidad de arte en si mismo.

    Si el Ministerio de Cultura quiere defender los impuestos que haga su tarea e incremente su peso en el presupuesto nacional!!

  8. Marta Ruiz 2016/07/24 at 3:53 pm

    La cultura es la principal riqueza de una nación. El Ministerio de Cultura deberìa estar en manos de personas que amen, protejan y estimulen los procesos culturales del pais. Por ejemplo, este año en danza le quitaron al presupuesto del Plan Nacional de Danza, mas del 40 %. Un Plan que surgió de un diálogo y concertación de todas las regiones del pais. Esperamos que las solicitudes de la comunidad sean escuchadas , en general y se restituyan y aumenten los presupuestos correspondientes, para salvaguardar, y potenciar la riqueza de nuestro pais.

  9. Ruth Jhaim 2016/07/25 at 8:37 pm

    El ministerio bajó los videos. Bien. Pero como leer esta actitud?, esta retrechada, (“¡…mierda, esa gente si piensa, y son legión…!”), Se abrió la puerta, y nadie la empujó. La palabra PAPAYA, para un debate de regularización de-en la profesión de artistas plásticos, de una ley cien, aparece entrelineas, como recordandonos lo ya recordado. Al otro lado una ministra, un ministerio que parece feliz: Tanta paz, tanta música, tantos platos típicos, tantas películas, con esos hermosos paisajes, tanta literatura y mariposas amarillas. Y de este lado, miles de artistas cocientes de su valor y presentes en esta única oportunidad.