Quantcast

resistencia y libertad (de opinión) en la bienal de la habana

El pasado 27 de marzo se inauguró la Décima Bienal de la Habana, que cumple 25 años de actividad. Se trata de una edición conmemorativa cuyo tema es “La integración y resistencia en la era global“.

Además de los artistas invitados, había una serie de invitados especiales, entre ellos, Tania Bruguera y Guillermo Gómez Peña, quienes el pasado 29 de marzo presentaron sus performances de forma paralela en el Centro Wilfredo Lam.

El performance de Tania Bruguera consistió en crear una situación (escenario con un podio, microfonos, dos “guardias de la revolución” y bastante público extranjero) para que algunos cubanos pudiesen expresar su opinión libremente. La primera persona que hizo uso de los micrófonos fue Yoani Sánchez, muy conocida fuera* de Cuba por su blog Generación Y -vale la pena resaltar que tener un blog es algo insólito en la isla, pues el acceso a Internet es prácticamente imposible para los cubanos.

Seguido del texto de Yoani Sánchez, encontrarán la respuesta del Comité Organizador de la Bienal a lo que sucedió en este performance.

Iniciamos con este una serie de envíos de esferapública sobre la Bienal de la Habana.

Jaime Iregui

Y nos dieron los micrófonos…

Noche perdurable la de ayer en el Centro Wilfredo Lam, gracias al performance de la artista Tania Bruguera. Un podio con micrófonos, delante de un inmenso telón rojo, formaba parte de la instalación interactiva que se ubicaba en el patio central. Todo aquel que quisiera podía hacer uso del estrado para decir –en solo un minuto- la arenga que se le antojara.

Como los micrófonos no abundan, es más, no me empataba con ninguno desde mis tiempos de pionerita recitadora de versos patrióticos, aproveché la ocasión. Avisada a tiempo por amigos enterados, fui preparada con un texto sobre la libertad de expresión, la censura, los blogs y esa herramienta escurridiza que es Internet. Frente a los lentes de la televisión nacional y protegidos por los invitados extranjeros a la X Bienal de La Habana, se sucedieron gritos de “libertad”, “democracia” y hasta abiertos retos a las autoridades cubanas. Recuerdo un muchacho de veinte años que confesó que nunca se había sentido más libre.

Tania nos dio los micrófonos, a nosotros que nunca hemos podido decir un discurso propio, sino que hemos tenido que soportar bajo el sol las peroratas de los otros. Era una acción artística, pero no había juego en las declaraciones que hicimos. Todos estábamos muy serios. Una paloma reposaba en nuestros hombro, probablemente igual de entrenada que aquella otra de hace cincuenta años. Sin embargo, ninguno de los que hablamos nos creímos elegidos, ninguno quería quedarse -por cinco décadas- gritando a través de los micrófonos.

Yoani Sánchez
http://www.desdecuba.com/generaciony/


Declaración del Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana
El pasado domingo 29 de marzo, en el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, varias personas ajenas a la cultura, encabezadas por una “disidente” profesional fabricada por el poderoso grupo mediático PRISA, aprovecharon un performance de la artista Tania Bruguera para realizar una provocación contra la Revolución Cubana. Se trata de individuos al servicio de la maquinaria propagandística anticubana, que repitieron el desgastado reclamo de “libertad” y “democracia” exigido por sus patrocinadores. Hablaron —o actuaron más bien— para las cámaras; y hoy varios medios de la Florida convertían el incidente en una gran noticia.

El Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana, considera este hecho un acto anticultural, de oportunismo vergonzoso, que ofende a los artistas cubanos, a los artistas extranjeros que han venido a ofrecernos sus obras y su solidaridad y a todos los que hemos trabajado durante tantos meses, en condiciones muy difíciles, para llevar adelante un evento de tanta trascendencia. Ofende también a nuestro pueblo, que ha desbordado las instalaciones y áreas de la Bienal y disfrutado de un arte inteligente, crítico y humanista, de innegable vanguardia.

Resulta particularmente ofensivo que usen el espacio libre y plural de nuestro evento, asalariados de quienes manipulan la opinión pública, mienten, censuran, mutilan y coartan sistemáticamente la libertad de expresión y de pensamiento.

La obra de Tania Bruguera corresponde a la serie “El susurro de Tatlin”, que se ha venido presentando en diversas ciudades de Europa y Estados Unidos, y, en su presentación en La Habana, estaba concebida como un mano a mano en el propio Centro Lam con “Cuerpo ilícito”, del artista chicano Guillermo Gómez Peña. Contrasta de manera lastimosa el extraordinario performance anticolonial, en defensa de las minorías excluidas y despreciadas, que ofreció la noche del domingo Gómez Peña, con el espectáculo protagonizado por unos pocos buscadores de notoriedad y de dinero fácil, sin ideas ni decoro.

Esta mediocre instrumentalización política de una obra artística, demuestra el desprecio por la cultura de estos personajes y de quienes los alientan. En cambio, nuestras instituciones y nuestros artistas, acusados constantemente por esa misma maquinaria de politizar la cultura, continuaremos defendiendo la creación artística más libre y diversa y el acceso a ella de nuestro pueblo.

Por encima de estas provocaciones, la Bienal continuará siendo ese espacio de rebeldía antihegemónica, de herejía y auténtica disidencia que conquistó definitivamente la Revolución Cubana para los artistas de Cuba y del mundo.

Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana
http://www.lajiribilla.cu/2009/n412_03/412_50.html

*Según Time y CNN, Generación Y es uno de los blogs que mayor incidencia tiene en la opinión pública a nivel global. Tiene entre 200 y trescientos mil lectores diarios y cada post es generalmente comentado por miles de personas.

3.214 consultas

9 Opiniones sobre resistencia y libertad (de opinión) en la bienal de la habana

  1. el compañero 2009/04/01 at 10:24 am

    granma

  2. el país 2009/04/01 at 11:07 am

    EE UU se dispone a permitir los viajes a Cuba
    El Senado estudia la medida antes de que Obama cumpla 100 días en el poder

    Que Cuba sea el único país del mundo sobre el que Estados Unidos pone restricciones para viajar puede tener los días contados si prospera, y todo apunta que así será, la propuesta de ley bipartidista introducida ayer en el Senado estadounidense para acabar con todas y cada una de las actuales restricciones para viajar a Cuba. La histórica iniciativa contó con el apoyo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, la Federación Agrícola, y grupos como Human Rights Watch. Ha pasado poco más de un año desde que Raúl Castro asumió el poder en Cuba y menos de 100 días desde que Barack Obama jurase su cargo y en Washington ya se viven tiempos de cambio hacia la isla.

    Los senadores Byron Dorgan (demócrata de Dakota del Norte) y Michael Enzi (republicano de Wyoming) unieron ayer sus fuerzas para eliminar totalmente las restricciones de viaje a Cuba de todos los ciudadanos estadounidenses, sean cubano-americanos o sencillamente estadounidenses. En su opinión, un mayor número de visitantes facilitaría el desarrollo de la democracia y el avance de los derechos humanos en la isla y sería beneficioso para la agricultura y los grupos empresariales de EE UU. “Nuestra política hacia Cuba debe cambiar”, dijo el senador Enzi al presentar la llamada Ley para la Libertad de Viajar a Cuba.

    El proyecto de ley cuenta, además, con el respaldo del senador demócrata Christopher Dodd y del republicano Richard Lugar, quienes consideran que el embargo unilateral de Estados Unidos ha sido un fracaso. “Después de 47 años queda claro que el embargo unilateral hacia Cuba ha fracasado en su objetivo de conseguir ‘llevar la democracia al pueblo cubano’, más bien todo lo contrario, ha sido usado por las autoridades cubanas como un pretexto para exigir más sacrificios a su pueblo”, declaró Lugar. Entre la veintena de otros influyentes senadores que han anunciado ya su apoyo a la propuesta figuran los demócratas Max Baucus (Montana), Jack Reed (Rhode Island), Michael Bennet (Colorado) y Dianne Feinstein y Barbara Boxer (California), así como los republicanos Johnny Barrasco (Wyoming), y el independiente Benard Sanders (Vermont).

    “Permitimos que los americanos viajen a la China comunista y que viajen al Vietnam comunista, y lo hacemos porque creemos que la conjunción de viajes y comercio es el mejor camino para promover la democracia y conseguir que esos países se abran”, declaró ayer el senador Dorgan. “Pero sin embargo, nuestra política hacia Cuba penaliza a los americanos al prohibirles su derecho a viajar”, apuntó Dorgan, para resaltar a continuación que “esta política no ha debilitado en absoluto el régimen de Castro”.

    Poner fin a los límites

    Partidarios de poner fin a los límites para viajar a la isla los ha habido en el pasado pero, siempre se quedaban cortos de votos en el Congreso o carecían de un presidente que apoyara la propuesta, como sucedió hace dos años, cuando George W. Bush amenazó con vetar una medida similar a la ayer presentada. “A mí me parece que cuando una medida ha fracasado durante casi cinco décadas se debe echar una nueva mirada y cambiarla”, insistió Dorgan. “Ha llegado el momento de cambiar una política tan dañina”, finalizó el senador.

    Los partidarios de la medida buscan tender puentes con Cuba, a poco más de 140 kilómetros de las costas de Florida, y comenzar a flexibilizar el embargo impuesto por Estados Unidos en 1962, después de que Washington rompiera relaciones con La Habana tras la llegada al poder de Fidel Castro. Se espera que el propio presidente Barack Obama anuncie un suavizamiento de las restricciones para viajar a Cuba antes de la Cumbre de las Américas que tendrá lugar entre el 17 y 19 de este mes en Trinidad y Tobago. De momento, la Administración demócrata ya ha comenzado a suavizar los límites para viajar a Cuba al aprobar una partida de 410.000 millones de dólares dentro de la ley de presupuestos ómnibus que revoca restricciones impuestas por Bush y permite un mayor envío de remesas a las familias cubanas.

    La propuesta del Senado ha estado impulsada por organizaciones cívicas y lobbistas, que en las pasadas semanas se han volcado en la recogida de firmas a favor de la libertad de viajar sin restricciones a la isla. Se estima que unos 130.000 estadounidenses viajan cada año ilegalmente a Cuba a través de terceros países. En la actualidad, salvo algunas excepciones para periodistas, funcionarios del Gobierno y los cubanoamericanos una vez al año, según la ley presupuestaria de 2009, los estadounidenses que desean viajar a Cuba necesitan un permiso previo de la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro.

    Pero no todos desean que las restricciones para viajar a Cuba se acaben. La medida ha vuelto a crear fuertes divisiones en el Congreso respecto a la política exterior de Estados Unidos hacia el régimen de La Habana. Líderes republicanos de origen cubano, entre ellos el senador demócrata por Nueva Jersey, Bob Menéndez, consideran que no se puede premiar al régimen castrista con este tipo de gestos. “El Gobierno cubano es simple y llanamente una dictadura brutal”, dijo Menéndez.

  3. Radio Martí 2009/04/01 at 10:23 am

    La filóloga Yoani Sánchez, que lleva en Cuba el sitio Generación Y, declaró a Radio Martí que la blogosfera independiente es muy activa en sus relaciones y conocimientos del mundo cultural e intelectual en la isla y que ello explicaría su participación en la Bienal de La Habana.
    Asegura la bloguera isleña que el perfomance convocado por la artista plástica Tania Bruguera estaba previsto para que durante una hora los asistentes pudieran hacer uso de la palabra, pero que el cariz que tomaron luego los acontecimientos resultó una sorpresa para todos, incluyendo para los organizadores.

  4. Canal 41 2009/04/02 at 8:51 am

    Autoridades cubanas acusaron el miércoles a la “blogger” Yoani Sánchez según la agencia Routers y a otras personas de hacer una “provocación contra la revolución”, por hablar de censura y control informativo en la isla en una representación artística durante la X Bienal de La Habana, Sánchez tomó el domingo el micrófono durante un evento de la artista cubana Tania Bruguera para leer un texto donde dijo que internet estaba abriendo “grietas” en la censura y el control informativo en Cuba.

  5. maría cristina martínez 2009/04/02 at 3:53 pm

    Hola, mi hijo vive hace cuatro años en Cuba, y respeta profundamente al pueblo cubano, él estudia música en ISA. Me gusta eso del arte “bastante atrevido en Cuba”, me gustaria saber dónde está el arte bastante atrevido en Colombia, cual ha sido la respuesta frente a los falsos positivos en Soacha y Santander o a las amenazas contra la poblacion civil en el Distrito Capital, por parte de nuestros artistas, nuestros jóvenes están siendo boletiados, desaparecidos y asesinados, y quienes trabajamos por la cultura local, preparamos movimientos locales para defender la vida, claro ahi están nuestros artistas locales, y la mudez de los medios que también es censura, y la mudez de los artistas que han superado lo local, que apoyan con una complicidad silenciosa la censura de los medios, … mi pregunta es dónde están ellos,

    fraternal saludo,

    MG: Maria Cristina Martinez
    Fiscal ASPECOC (Asociación de Padres de Estudiantes Colombianos en Cuba)

  6. Daniel Hernández Díaz 2009/04/02 at 10:22 pm

    El Comité Organizador de la Bienal de La Habana se manifiesta contra el performance realizado por Tania Bruguera donde un minuto fue ofrecido a participantes del público para que hablaran delante de un micrófono. La gente habló con libertad, como el propio Comité reconoce, mas este ejercicio, según ellos, ha demostrado como “los medios de comunicación tienen que ser exclusivos para el pueblo revolucionario” . Coincido con esta apreciación pero creo que el Comité no valora la obra, que en realidad demuestra muchas cosas, en su totalidad.

    Yo digo que también demuestra, por ejemplo, como actualmente estos medios en Cuba están en manos de unos pocos que, nos gustaría saber porqué, se creen en el derecho de decidir que es lo que el pueblo cubano tiene que ver y que oír. El Comité Organizador de la Bienal (COB) que ha sufrido tanto durante estos meses para organizar tan bello encuentro debería sentirse orgulloso de que la performance de Tania Bruguera haya tenido lugar durante su evento. Su arte fue apreciado por cientos de personas que aplaudieron cada una de las intervenciones, no solo la de Yoani; al COB le costará trabajo pues argumentar su afirmación de que todas esas personas que fueron allí están patrocinados por empresas extranjeras o son disidentes profesionales pagados por el grupo PRISA.

    El COB se enmarca dentro del oficialismo cubano y no puede admitir que la gente que habló y aplaudió lo hizo de corazón. No puede admitir que no existe el derecho a disentir en Cuba. El COB no se da cuenta que cuando habla de ‘pueblo revolucionario’ adjunta un adjetivo a la palabra pueblo mas no es el pueblo quien se autodefine. El COB tampoco comprende la diferencia entre revolucionario como agente del progreso y Revolucionario como seguidor de un proceso histórico particular, el Cubano, y del gobierno que cincuenta años después se continúa autodenominando su heredero. El COB no entiende o no quiere entender que, aún cuando las opiniones de las personas que asistieron al performance de Tania fueran franca minoría (que no lo son y ahí están los millones de reclamaciones que se han hecho al gobierno de Raúl y su destino), es deber de un gobierno justo proteger los derechos de esas minorías. El COB tampoco percibe el hecho evidente de que si el espacio del evento es plural y libre entonces es plural y libre para todos. El COB no menciona que ninguno de los presentes se levantó a contradecir lo que estos supuestos asalariados defendían, mas bien parecieron recibir ovaciones. Más aún, si el COB tiene pruebas de que alguno de los allí presentes percibe emolumentos de alguna potencia extranjera, el COB debería presentar una denuncia ante los juzgados de Cuba pues esto constituye, por demás con toda lógica, un delito punible.

    El COB miente cuando dice que las personas allí reunidas actuaron para las cámaras. La mayoría de los que intervinieron obviamente no sabían a priori de qué iba la performance. No cabe duda que después de las primeras intervenciones, que constituyeron el pie forzado, la gente simplemente se animó a decir lo que piensa. El COB además, reniega de una de sus artistas invitadas, Tania Bruguera, puesto que es evidente que sí que hubo personas específicas que sabían lo que sucedería y que llegaron con discursos preparados, estas personas formaban parte de la obra. Al atacar directamente en este comunicado a una de esas personas, el COB está atacando por tanto, la obra en sí.

    Sin dudas, es inútil pedirle al COB que sea una institución marxista porque el oficialismo cubano no lo es. Es inútil pedirle que comprenda que el ejercicio de la disensión es el único camino hacia el desarrollo, a pesar de ser ésta una línea planteada por los dos úncos presidentes que la mayoría de los cubanos ha conocido. Al parecer el oficialismo cubano practica una interpretació n particular de aquella idea cristalina. ¿Cómo podríamos requerir del COB la perspicacia de reconocer que cuando tus oponentes no son estúpidos, rara vez están completamente equivocados?¿ Cómo convencerlos de que hay mucho de positivo en escuchar y aprender, sobre todo cuando se trata de escuchar al pueblo Revolucionario o no? Alguien, por favor responda, si es que esto es posible ¿cómo hacer calar en la sociedad cubana y en particular en nuestro gobierno, que socialismo solo tiene sentido si es con la participación y la voz de todos y no solo con áquellas que el gobierno entiende por buenas?

    Daniel Hernández Díaz
    http://www.ft.uam.es/personal/hernandez/sobre-declaracion-comite-organizador-decima-bienal-habana.html

  7. kaosenlared.net 2009/04/06 at 1:16 pm

    Bienal Habanera. Cuba fomenta un arte crítico para defender la utopía: Abel Prieto
    Ese espíritu analítico muchas veces coincide con nuestra lucha por revertir burocratismos que creamos, dice el ministro de Cultura.

    Responde categórico Abel Prieto, ministro de Cultura de Cuba: sí, hacer crítica al sistema desde el arte es un acto revolucionario hoy día. “Estamos fomentando un arte crítico, de reflexión, que nos ayude a descubrir nuestras distorsiones, a defender la utopía. Cuando se hace la crítica desde una posición de compromiso con el país, los resultados son realmente fecundos”.

    Cumplida la primera semana de la décima Bienal de La Habana, el funcionario hace una evaluación preliminar, aborda temáticas sensibles y vislumbra nuevas rutas para la cultura cubana, en entrevista con La Jornada.

    ¿Cuál sería su balance preliminar, una vez que está en su apogeo la décima bienal?

    –Estamos muy satisfechos. Se ha cumplido uno de los propósitos, que La Habana se convirtiera en una gran galería. Uno de los principios de la política cultural nuestra es combatir de manera inteligente cualquier concepto elitista del arte y democratizarlo.

    “En ese sentido, las instituciones son débiles frente al talento. Hay una desproporción entre la fuerza, el vigor y la exigencia del talento, y las posibilidades reales de las instituciones.

    “Operamos en situaciones a veces ruinosas, hay que decirlo crudamente. Con problemas financieros, una notable falta de recursos. Cuando tú sacas las cuentas, te percatas de que esta bienal se hace con centavos, a base de milagros. Amigos que conocen de estos actos nos dicen, ‘oye, las bienales son multimillonarias’.”

    Foro de la pobreza irradiante

    “Ésta es una bienal de la pobreza –prosigue Abel Prieto–. De la pobreza irradiante, como decía Lezama (Lima), tomando esto como una cualidad, una actitud positiva.

    “Y precisamente el área más desventajosa en términos económicos para nosotros es en las ar-tes visuales, porque las instituciones no tienen los resortes para colocar al artista en el gran mercado.

    “A pesar de eso, el artista Kcho, por ejemplo, reconoce que la Bienal de La Habana ha sido la plataforma de lanzamiento de los principales artistas cubanos de los pasados 20 años.”

    –¿Está en la naturaleza de esta bienal la conciencia de integrar respuesta al arte de mercado?

    –Es uno de sus principios. Construir una alternativa frente a las concesiones del mercado. A las estafas, porque hay obras que tienen tremendo éxito, pero sin sustento artístico y mucha propaganda de por medio.

    –¿Qué significado tiene la presencia, en estos días, como parte de la bienal, de artistas y obras provenientes de Estados Unidos, con un sentido de crítica política en esas creaciones?

    –Ejerce una presión simbólica sobre el gobierno de Obama y sobre las políticas de hostilidad y de bloqueo. Hay todo un movimiento entre artistas y promotores culturales en Estados Unidos para levantar todas las trabas al intercambio en el campo de la cultura. Incluso gente del mundo del espectáculo, personas muy poderosas, con cargos importantes en esa industria.

    “Lamentablemente, viste que hace unos días Joe Biden dijo que el bloqueo no se iba a levantar. No esperamos ningún cambio espectacular en la política de Estados Unidos hacia Cuba, pero al menos esta exposición Chelsea visita La Habana levanta una bandera simbólica después de los años de silencio de Bush. Antes de él venían muchos artistas estadunidenses. Jack Nicholson, Robert de Niro, Steven Spielberg.

    “La Compañía Nacional de Danza de Cuba viajaba cada año a Estados Unidos, al igual que el conjunto Van Van. Claro, en situaciones desventajosas, porque ni la compañía de Alicia Alonso ni el grupo de Juan Formell podían cobrar por su trabajo. Era desventajoso para los artistas cubanos, pero al fin y al cabo era intercambio cultural.

    “Hubo una Bienal de La Habana a la que concurrieron 3 mil artistas de Estados Unidos.

    “Bush cortó radicalmente eso, lo redujo a cero. Dejó de dar visas. A Chucho Valdés, fundador de Irakere y a Juan Formell, director de Van Van, les pusieron en el pasaporte una leyenda delirante, que dice algo así como que son un peligro para la seguridad nacional. Bush llevó su paranoia y su odio a extremos.

    “Por eso también resulta relevante la exposición Chelsea visita La Habana. Es lo primero que se hace en la era pos-Bush de la cultura estadunidense. En Cuba, y hay que resaltar esto siempre, no hay un sentimiento de rechazo hacia el pueblo de Estados Unidos ni hacia los artistas de ese país, al contrario.”

    –En esta bienal destaca la participación de la artista cubana Tania Bruguera, con la cátedra Arte Conducta, en la que participan artistas muy jóvenes con obras severamente críticas con el sistema cubano. ¿Se tolera, se fomenta o se cultiva este espíritu francamente crítico al sistema?

    –No sólo en el proyecto de Tania, sino en general en los jóvenes artistas cubanos hay un énfasis en un arte crítico, analítico, que reavive aquel espíritu de la vanguardia con su papel transformador de la sociedad, de la persona, del entorno.

    “Es sano, es una crítica desde la revolución, desde una posición comprometida con la revolución y muchas veces esas críticas coinciden con el análisis que estamos haciendo para lograr una mayor eficiencia, luchar contra las mismas trabas burocráticas que nosotros mismos hemos creado.”

    –En el Taller Arte Conducta hay obras donde Fidel Castro aparece como muñequito de peluche, de ésos que se “pescan” por unas monedas con unas pinzas en los malls, y se critica también la glorificación de los atletas cubanos como una cosificación utilitaria, ¿eso también se tolera o se fomenta?

    –En esas obras asociadas a la Cátedra Conducta hay un interés desacralizador, que para los jóvenes artistas resulta muy atractivo. Pero ocurren cosas como ésta: lamentablemente el domingo por la noche, en un performance que Bruguera presentó, hubo una provocación. La muchacha bloguera ésta muy famosa (Yoani Sánchez) tomó el micrófono para hacer un discurso en contra de la revolución. Ella dijo que la Internet era una grieta en la censura cubana.

    “Lo que planteó es algo que hemos considerado importante: crear un clima apropiado para la recepción de ese tipo de arte. Sucede que en Cuba estamos sometidos a una vigilancia mediática que distorsiona permanentemente la realidad. Lo del domingo fue utilizado por personas inescrupulosas y por los medios de Florida.

    “Ése es uno de los temas del arte crítico en Cuba. Estamos fomentándolo para reflexionar, que nos ayude a descubrir nuestras distorsiones, que nos ayude a defender la utopía.

    “Cuando se hace crítica como lo hace Tania Bruguera, desde una posición de compromiso con el país, los resultados son realmente fecundos.”

    Publicado originalmente en La Jornada (Universidad Autónoma de México)
    http://www.jornada.unam.mx/2009/04/03/index.php?section=cultura&article=a03n1cul