Luis Camnitzer: “Sería interesante que las ferias asumieran una responsabilidad social”

Diciendo todo esto se podría pensar que estoy lamentando la existencia de las ferias, pero no es así. Sigo en la posición de estar aplaudiendo. La razón es que antes de las ferias el panorama era todavía mucho más confuso y cargado de hipocresía. Las obras de arte, obviamente, hacía siglos que estaban a la venta. Pero la presentación de las obras como objetos adquiribles, me refiero a las consideradas con calidad suficiente como para despertar la codicia de los museos, ocurría solamente en galerías de arte especializadas y en bienales de arte controladas por esas galerías.
       Ver más