Quantcast

No hay nada independiente

¿Hay espíritu de colaboración entre los espacios independientes?, ¿qué tipo de público han venido construyendo y cómo buscan afectar el contexto en que se inscriben?, ¿cómo van con el programa de apoyos del IDARTES?

Desde M I A M I con la participación de tres de sus miembros (Juan Peláez, Adriana Martínez y María Paola Sánchez) y dos invitados de Laagencia (Mariana Murcia y Santiago Pinyol).

Discusión

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Se recomienda escuchar con audífonos

#LeerLaEscena

Desde febrero de 2017 la política editorial de [esferapública] estará enfocada en propiciar la reflexión en torno al archivo de debates y textos a través de proyecto #LeerLaEscena. Por esta razón, en el portal se estarán publicando análisis de debates, entrevistas y lecturas en voz alta con el ánimo de revisar temas sobre los que se debate reiteradamente (crítica al arte político, el estado de la crítica, especulación y mercado, espacios de artistas, museos y espacios de arte en crisis) y, a partir de esta revisión, replantear formas de discusión, políticas editoriales y, si es el caso, una nueva plataforma para [esferapública]. Los casos coyunturales del campo artístico se abordarán a través de conversaciones en #RadioEsfera, la sección del Observatorio y los perfiles de [esferapública] en Facebook, Instagram y Tumblr.
3.157 consultas

Una opinión sobre No hay nada independiente

  1. Antonio Díez 2012/02/22 at 10:10 am

    Lo que entendemos por independencia, no se refiere a serlo en términos absolutos, porque globalmente todos co-dependemos. Lo que se halla en juego, es la posibilidad de exponer el pensamiento plástico sin ataduras, a causa del patrocinio de instituciones que deciden con base en consensos generales; cuando el arte plástico es primordialmente un planteamiento de orden individual; como el riesgo de que lo estatal trate de cooptar los espacios construidos por iniciativas civiles que se supone, nacieron para favorecer éstos planteamientos de individualidad, a sus ojos, interesantes. En un año o algo más, sabremos si los riesgos fueron esquivados con habilidad o si el oficialismo ganó el pulso.