“La toma del Museo” se propuso como una “una acción de crítica institucional que busca dinamizar el papel del museo y pensar nuevos modos de trabajo transversales con organizaciones culturales de la ciudad de Bogotá”

Le preguntamos a Ana Garzón -directora de la fundación- cómo se dio este proceso, de qué forma los afectó la campaña publicitaria y cómo ha sido la recepción de esta toma relacional por parte del público.

En términos de la participación que ha generado con el público, una de las propuestas más contundentes -según la entrevistada- ha sido “Prohibido para adultos” del Colectivo Atempo.
Ana Garzón señala que la propuesta “MAMBO Skateboardpark” de “Casa B” se vio muy afectada por la campaña de publicidad de “Se arrienda el Museo”. Se trataba de una falsa campaña que anunciaba que el MAMBO se iba convertir en un centro de skateboard. Tenía publicidad en la fachada, un video promocional y una pista de skateboard en el segundo piso del MAMBO.
Este grupo de plantas (futuros árboles) se encuentran de paso en #LaTomaDelMambo y hacían parte de un proyecto del colectivo “Sembradores de Van der Hammen” que rechazó la Alcaldía de Bogotá. Pronto serán sembrados en algún lugar de la sábana de Bogotá.
La “Oficina de Quejas y Reclamos” de la Mesa de Artistas Plásticos de Engativá también ha contado un alto número de participaciones. Este colectivo viene trabajando desde hace años en ese sector de la ciudad y ha servido de mediador para que se hagan escuchar las voces de aquellos que reclaman mayor acceso a las actividades culturales.
El colectivo de la Distritofónica -música experimental- va recorriendo el museo y le dedica a cada obra una de sus acciones sonoras. En esta foto se les ve en el centro de la sala rodeando la mesa de Radio Mixticius.

***

Tomas relacionadas >