Quantcast

contextualizando la esfera pública

La participación de Esfera Pública en las actividades de Documenta 12 en Kassel se desarrolló en varios niveles: las reuniones entre los editores para concretar temas a discutir e intercambiar experiencias, la exposición de los magazines en el Documenta Halle y, por último, la presentación pública de cada proyecto en una serie de paneles llamados lunch lectures.

Dado que hay más de ochenta proyectos invitados, el equipo de Documenta 12 magazines (D12M) programó las presentaciones a lo largo de los cien días que dura Documenta 12. Para el caso específico de Esfera Pública, su presentación se hizo en una serie de lunch lectures que con el título de Paper and píxel reunió experiencias que utilizan tanto plataformas on line como impresas y, buscaba a su vez, resaltar sus implicaciones en la esfera pública del campo artístico y cultural.

Paper and píxel fue organizada por Alessandro Ludovico y Nat Muller, quienes trabajan conjuntamente en proyectos independientes como Magnet (magazine network que antecedió a D12M, a la que actualmente asesoran) y Neural, magazine on line editado por Ludovico.

Aquí vale la pena resaltar que la casi totalidad de los proyectos invitados a D12M son magazines impresos que, a diferencia de los únicos espacios de discusión participantes (Empyre, de Australia, y Esfera Pública), implican dinámicas editoriales distintas: están liderados por un editor o comité editorial que por lo general define un tema y encarga sus artículos a una serie de colaboradores.

En el caso de Empyre, sus dinámicas no difieren mucho de las que acabo de mencionar: las discusiones se generan a partir de un tema que propone el moderador a un grupo de teóricos, curadores y artistas que no necesariamente hacen parte de la lista de afiliados. Cada mes se propone un tema distinto. Por su participación en D12M, invitó a reflexionar en torno a las preguntas planteadas por Documenta: ¿es la modernidad nuestra antigüedad?, ¿qué es la nuda vida? y finalmente,¿qué hacer?

En las reuniones entre editores que se dieron en el marco de Paper and píxel, participaron además de Empyre y Esfera Pública, los magazines Concrete reflection (Macedonia), Zehar (San Sebastián), Neural (Bari), Mute (Londres), Canal Contemporáneo (Rio de Janeiro), Magnet (Roterdam) y SabOt (Tijuana). El objetivo de estas reuniones era compartir experiencias de cada proyecto, así como buscar intercambios y alianzas para la realización de proyectos conjuntos a mediano y largo plazo.

Aparte de los intercambios de contenidos que desde ya comienzan a darse entre varios de estos espacios, quedaron planteados otra serie de proyectos conjuntos, como el de un website que reúna discusiones y artículos destacados de cada magazine y espacio de discusión.

Las presentaciones al público de cada proyecto se hicieron a lo largo de la semana de Paper and píxel, donde cada día había un lunch lecture con un tema específico, como fue el de Publishing the public: contextualizing locality, que sirvió de marco para la presentación de Concrete Reflection, Esfera Pública y SabOt, donde se reflexionó en torno al significado de lo público en relación con el concepto de la esfera pública como dimensión de la reflexión crítica y con el público como lector crítico y participativo.

En cuanto a la noción de lo local, ésta no se planteó únicamente en el sentido convencional del término (nacionalidad, región, lugar), sino también en su condición de conjunto o red de especificidades donde se localizan modos de publicar, discutir y hacer públicos los asuntos que preocupan a una comunidad determinada.

Nat Müller (Magnet) actuó como moderadora y comenzó contextualizando las presentaciones del día con una serie de reflexiones en torno a la forma como la esfera pública es reducida por hechos como la privatización y comercialización del espacio público, donde la “cosa pública” está siendo permeada por la “cosa privatizada”, tal y como sucede cuando creemos que nos encontramos en un espacio público, y en realidad es un espacio privatizado, vigilado y/o excluyente, donde la libertad de movimiento y circulación es restringida.

Y no se trata -afirmó Nat Müller- únicamente de restricciones en el espacio público entendido en su dimensión física, se está presentando también en el espacio mediático y/o la esfera pública, donde la libertad de reflexionar críticamente está desapareciendo ante nuestros ojos: cada vez más se cierran los espacios para la crítica en los medios masivos (ver entrevista a Miren Eraso) para entregar el espacio a un tipo de pensamiento regulado por los principios del mercado.

Luego de enfatizar que su magazine no tiene por el momento ningún interés de tener una versión on line, Nebojsa Vilic, editor de Concrete reflection, se refirió al concepto de esfera pública desde un punto de vista filosófico, enfocándose en los aspectos de responsabilidad y tomando el Ágora griega, el libro y el blog como casos de intercambio público, mediación y autoría, donde varía la responsabilidad del autor.

Nebojsa señaló que a medida que se democratiza la esfera pública gracias a la red, se hacen más flexibles los niveles de responsabilidad. Es decir, que las prácticas de publicación on line necesitan de un tipo de responsabilidad distinta del autor hacia sus lectores. Acto seguido hizo énfasis entre la diferencia entre el qué publicar y el por qué publicar.

La presentación de Esfera Pública se inició relatando cómo surgió como espacio de discusión y cómo sus dinámicas de discusión cambian según los debates y el paso de los años. Después de señalar que las discusiones no son propuestas por el moderador sino por sus mismos afiliados, se presentaron distintos debates y dinámicas de participación.

Están los debates en torno a prácticas institucionales, curadurías y estructuras de grandes eventos donde participan -entre otros- Carlos Salazar, Catalina Vaughan, Pablo Batelli, Jose Roca, Pedro Falguer, Gabriel Merchán, Mery Boom, Guillermo Vanegas y, últimamente, la crítica de exposiciones, como fue el caso del seguimiento al Premio Luís Caballero y las discusiones que generaron los artículos de Lucas Ospina (quien también estuvo en Kassel presentando la revista Valdéz) y Jorge Peñuela.

También se señalaron otros aspectos de Esfera Pública, como el hecho de que también opera como archivo de reflexiones y debates que es consultado por sus mismos afiliados y por investigadores, estudiantes y personas que acuden a este espacio, tanto por su interés en sus contenidos, como por el hecho de que la reflexión crítica sobre el arte ha desaparecido casi por completo de los medios masivos.

En su presentación, Fran Ilich (SabOt) comenzó señalando la forma como la sociedad mexicana se encuentra fuertemente clasificada en torno a cuestiones de “clase” y casta, donde el arte es básicamente producido y consumido por -y para- un clase alta blanca y de descendencia europea.

Luego relató su experiencia como editor en varios proyectos que van desde Cinematik (proyecto de auto-edición) hasta Sputnik, on line magazine de tecnologías, y seguidamente a otro proyecto editado con el apoyo de una institución cultural mexicana. Experiencias que señaló llenas de tensiones y luchas de poder que llevaron a su desaparición.

Inmediatamente entró a presentar SabOt, una publicación que de alguna forma reacciona contra sus procesos anteriores: se trata de una publicación impresa que edita cada vez que puede que tiene un tiraje de 10.000 ejemplares. En ella presenta temas relacionados con la lucha de los Zapatistas. También se refirió a “Posible worlds”, un proyecto on line de su autoría que apoya una serie de iniciativas que confrontan la cultura de elite mexicana (cultura oficial), razón por la cual ha sido censurado y catalogado como cómplice de actividades terroristas.

Fran Ilich también produce y dirige telenovelas para Internet como Adry la fea (censurada por estos días en You tube) y La rebelde , donde convierte al activismo a personajes bastante conocidos en México como Betty la fea y Shakira.


La exposición de los magazines en el Documenta Halle (del 16 de junio al 23 de septiembre) había causado más de una pregunta por parte de los participantes: ¿cómo presentar unos proyectos cuyo valor es más discursivo que expositivo?, ¿se trata de promocionar con volantes y afiches las publicaciones, o de propiciar la lectura de sus contenidos?, ¿van a estar la publicaciones complementadas con presentaciones por parte de sus editores, charlas y discusiones, o se van a disponer como objetos artísticos?

Finalmente se optó por una forma de presentación muy sencilla (nada de volantes, afiches y videobeams) donde lo que se privilegia no es la promoción sino el acceso a los contenidos. Para los magazines impresos el asunto era relativamente sencillo, pues se trataba de seleccionar un número del magazine y disponerlo en la mesa.

Para Esfera Pública se pensaron varias posibilidades, entre ellas un computador para que el público la accediera directamente o una versión impresa de los debates y contribuciones con que participó Esfera Pública en D12M. Se optó por ambas, pues permite la lectura de las contribuciones en un formato electrónico, y en uno impreso directamente de la red, tal y como queda cuando los usuarios de Esfera Pública imprimen en sus casas los debates o artículos de su interés.

La plataforma on line (Documenta magazines on line journal) reúne las contribuciones de todos los participantes y es la fase de D12M que está pensada más a largo plazo, pues seguirá abierta de forma indefinida una vez termine la exposición. Aunque se pensó -ver entrevista a Cordula Daus– que además de espacio de intercambio de contenidos, lo sería también de debates, éstos no se han producido todavía, en parte porque entró a funcionar más tarde de lo proyectado, y por la gran cantidad y diversidad de contribuciones. La plataforma es por ahora un archivo cuyos contenidos se organizan a partir de las preguntas o leitmotifs planteados por Documenta 12 .

Habrá que esperar untiempo para ver cómo es apropiada por los proyectos involucrados y los lectores, pues tanto las dinámicas de discusión, como el intercambio y articulación de nuevos temas, preguntas y contenidos es algo que, a estas alturas, se ha de producir desde el público y los mismos espacios participantes.

Jaime Iregui

para ver más imágenes pulse aquí

#PolíticaEditorial

Desde febrero de 2017 la política editorial de [esferapública] estará enfocada en propiciar la reflexión en torno al archivo de debates y textos a través de proyecto #LeerLaEscena. Por esta razón, en el portal se estarán publicando análisis de debates, entrevistas y lecturas en voz alta con el ánimo de revisar temas sobre los que se debate reiteradamente (crítica al arte político, el estado de la crítica, especulación y mercado, espacios de artistas, museos y espacios de arte en crisis) y, a partir de esta revisión, replantear formas de discusión, políticas editoriales y, si es el caso, una nueva plataforma para [esferapública].
1.740 consultas