Quantcast
Home » Archives by category » textos » galería santa fe » de la alzate en crisis al caso del goya

El Proceso a Lucas Ospina

Por Alejandro Martín

El escándalo del Goya sucede en los tiempos en que Internet marca un giro muy importante la historia de los medios y de los modos de relación que éstos establecen con las audiencias. Tiene lugar, justamente, a partir de lo que sucede en un portal de Internet, Esfera Pública, donde se experimenta con las posibilidades de este nuevo medio. El estudio que se hace del curso de la noticia a partir del archivo de EP nos presenta a la vez las voces que allí comentan, discuten y, sobre todo juzgan en paralelo con las manifestaciones y opiniones que van teniendo lugar en la prensa. EP da cuenta así de dos posibilidades de Internet: por un lado, la apertura a las opiniones de los lectores, y por otro, la organización dinámica de un archivo…

El mapa del caso del goya

Por Lina Castaneda

El mapa del caso del goya

El siguiente mapa es una diagramación y edición de los textos del debate “El caso del Goya” desarrollado en septiembre-noviembre del 2008 en esferapública, es una edición especial para el magazine. Todos los textos son extractos del debate y conservan su autor o fuente y no necesariamente conservan la cronología. para ver el mapa, pulse […]

El Caso del Goya

Por Archivo Debate

Goya, tu grabado vuelve a la lucha. La lucha de Goya continúa, Goya no ha muerto. Su grabado rompe las telarañas del museo y se lanza a los combates del presente. Pasa a nuestras manos. A las manos del arte libre de políticos y apunta ahora contra la imagen de todos esos burocratas explotadores del pueblo. Contra los amos nacionales y extranjeros. Contra ellos que lo encerraron en los museos enmoheciéndolo. Los que deformaron las ideas de Goya. Los que nos llamarán anarquistas, puristas, maleducados, sinvergüenzas, aventureros, terroristas, bandoleros…

calma chicha (tres tiros de salva)

Por Lucas Ospina

Doña Ana María Alzate Ronga. En el “blog” del Alcalde de Bogota aparece la siguiente información: “Finalmente, se contempla la adecuación de todas las instalaciones del Planetario (Museo de Bogotá y Galería Santa Fe que serán trasladados a instalaciones más adecuadas para sus propósitos) y la creación del Museo del Espacio y la disposición de salas para atender las demandas de los colegios y la población por actividades pedagógicas que los acerquen al universo.”

A otro mundo

Por Lucas Ospina

Pienso con el deseo que Catalina Ramírez, secretaria de Cultural de la administración Moreno, cuenta con un plan cuidadoso para el traslado de la Galería Santa Fe, seguro comprende que la galería es una de las más visitadas del país (aunque el número disminuyó por la mentecatez de cobrar la entrada), tiene una larga y fructífera historia y es la sede del Premio Luis Caballero. La administración de cultura debe tener todo fríamente calculado, el nuevo hogar de la galería será un espacio especial, construido acorde a las necesidades de las exposiciones, diseñado por un arquitecto sensible a las contingencias del arte. Pensar que la Galería Santa Fe va a funcionar en un corredor como el Callejón de las Exposiciones en el Jorge Eliecer Gaitán, o en el “foyer” de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, o como una franquicia administrada por el “nuevo” Museo de Arte Moderno de Bogotá, o trasladada a un lugar más amplio pero apartado como el Archivo Distrital, son disparates que están por fuera de toda consideración.

De adversidad [ ] ¡Vivimos!: Hacia una performatividad clientelista de la administración cultural

Por Guillermo Vanegas

De adversidad [ ] ¡Vivimos!: Hacia una performatividad clientelista de la administración cultural

Copia del derecho de petición que la Directora de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño le cursó a Guillermo Vanegas en 2008, en respuesta a una serie de preguntas sobre la formación profesional de la Coordinadora de la Galería Santa Fe. A partir de 2008, el cargo de coordinación de esa importante galería bogotana empezó a servir como plataforma para la promoción de funcionarios sin estudios universitarios (este gesto de apertura, que por su implementación intentaba ir más allá de la pequeña comunidad de mandarines e intelectuales que gastaban su vida en incontables estudios de pregrado y postgrado, fue recibido con innumerables muestras de alegría en la ciudad de Bogotá)…

Querido diario (una posible solución)

Por Guillermo Vanegas

Querido diario (una posible solución)

Soy feliz por tres cosas: 1. Me enteré de que la Galería Santa Fe recuperó su status de espacio público de libre acceso. Que bueno. 2. Me fue entregada la respuesta a un derecho de petición que dirigí a la dirección de la Fundación que ahora administra los recursos que el gobierno de la ciudad gira para el estímulo a las artes plásticas. Luego de leer esa respuesta pensé que recibí lo que me merecía: recibí exactamente la información que solicité, nada más ni nada menos. Eso está bien, creo. Porque la decisión que se tomó en esa Fundación para contratar a una persona que yo suponía vinculada (de forma lejana, pero al fin de cuentas vinculada) con la familia Alzate, es algo que ha sido desmentido por esa misma entidad…

anzuelos e instituciones

Por Archivo Debate

anzuelos e instituciones

Las instituciones siempre serán una cantera inagotable, un fácil blanco para los que se ensayan (nos ensayamos) —y ensañan (nos ensañamos)— en la crítica institucional, es obvio, ¿qué sería de la crítica institucional sin instituciones?; pero a la vez, por más que al interior de las instituciones se den casos aislados de errores o sólidas cadenas de despropósitos, es importante para la salud de las instituciones mismas que la crítica también sea capaz de señalar sus aciertos; no hacerlo ayuda a que en estos espacios se perpetúe una imagen débil, apocada y pusilánime, que los convierte en castillos feudales aislados, vulnerables al vaivén de los caprichos del gestor cultural de turno…

algunas observaciones para evitar más grutas simbólicas

Por Victor Albarracin

La convocatoria a la realización de una visita guiada por las instituciones acusadas de malos de manejos podría, nuevamente, ser transformada en un escenario mediático que juegue a favor de las administraciones que se pretende criticar. No olvidemos que público es público, y que todo niño paga. El problema no es que haya o no una cara y un nombre para la comunidad artística colombiana. El problema es que en esa comunidad haya acciones claras y contundentes, y que sus iniciativas tengan incidencia real en la forma en que se lleva a cabo la gestión y administración de las instituciones públicas. De nada sirve seguir diciendo esto o aquello, pues a nuestras “señoras” los años y las conveniencias las han ido dejando sordas.

Page 1 of 212