La Iglesia: el espacio natural del Arte Político

En la nueva religión los mecanismos de salvación pasan por el Arte y no por otra instancia. Si alguien quiere recrear una plegaria dominical en la Iglesia primitiva pentecostal, solo tiene que asistir a un performance de Andrea Fraser o una Lecture/Mass de Naomi Wolf. Pero si no se tiene la oportunidad de viajar, un acto “artístico-activista” en la Tadeo o una lección de moral de Tania Bruguera nos pueden trasladar a versiones hispanizadas de lo que podría haber sido una arenga puritana del siglo XVII…
       Leer

La historia de la caricatura y su dueña

Es Beatriz curadora de la exposición que se exhibe en la Casa Republicana de la Luis Ángel Arango y, como tal, ha seleccionado ella y valorado la muestra, según su capricho. La muestra es suya, en cierta forma, aunque encomendada por el Banco de la República y se debe a ella la gran laboriosidad que implicó recogerla y clasificarla. Visitar el resultado de ese trabajo es provechoso y divertido…
       Leer

Repensar la política: redes, swarming y microestructuras

El activista no es alguien que se convierte en la mente del movimiento, que sintetiza su fuerza, que anticipa sus decisiones, que obtiene su legitimidad de una capacidad para leer e interpretar la evolución del poder; el activista es sencillamente alguien que introduce una discontinuidad en lo que existe. Crea una bifurcación en el flujo de palabras, de deseos, de imágenes, para ponerlos al servicio del poder de articulación de la multiplicidad; conecta entre sí las situaciones singulares, sin situarse en un punto de vista superior y totalizador. Es una persona que experimenta…
       Leer

Jacques Rancière: Las artes visuales se apropiaron de la palabra

No es posible pensar el arte por fuera de la política ni mucho menos eliminar del nivel político sus aspectos estéticos. Pero esto no quiere decir que una de las instancias se subordine a la otra. En el caso de la literatura, su emergencia como campo específico es indisociable de ciertas ideas políticas que no tienen por qué reflejarse mecánicamente en lo escrito. De eso se trata esta entrevista que mantuvo con Ñ: cómo se configura, en el pasado y en el presente, el espacio literario en su especificidad y respecto de su contexto sociopolítico…
       Leer

No te metas a mi facebook…

Una nueva novela mediática comienza: el caso de Nicolás Castro Plested avanza. Él, un estudiante de arte de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, fue detenido por la Fiscalía que lo sindica de ser el autor del grupo de Facebook “Me comprometo a matar a Jerónimo Alberto Uribe, hijo de Álvaro Uribe” (creado hace más de cinco meses). Castró afirma que él no lo creo, que solo opinó, opinar no es un delito. La Fiscalía necesita probar, gracias a los indicios que le dio el FBI, que vía Facebook Castro se asoció con “terroristas”; el fiscal afirma que al “grupo que alcanzó a tener cerca de 20 miembros ingresaron hasta tres miembros de la guerrilla de las Farc” La Fiscalía centra ahí el caso, ¿tendrán los investigadores como ases bajo su manga a 3 terroristas? (¿de las Farc, de Al Qaeda, de lo que sea?)…
       Leer
       Leer

Reacciones a “Doris Salcedo contra el Statu Quo…¿todavía?”

No hay que ser muy sagaz para entender los efectos políticos de la obra de ésta artista, que antes de resolver en alguna medida lo referente a las víctimas de la violencia por el conflicto colombiano, resuelve aspectos financieros de las partes que se involucran en su circulación; tampoco hace falta ser muy perspicaz para entender la intención institucional al realizar éste espectáculo, en aras de rezurcir una imagen deteriorada por abusos de poder, engaño y precarización. Es interesante la convergencia de dos intenciones con particularidades tan similares. Un perfecto site-specific. “Hacer referencia”, “señalar”, “marcar”, “evocar” o “expresar”; así construye Salcedo su papel como artista, como se constata en el video institucional, que abre y cierra con la misma frase: ofrecer y dedicar “toda” su obra, a las víctimas del conflicto colombiano. Si hay intención política en esto, sería una forma romántica y sedentaria de intentar resolver en alguna medida un problema tan profundo, del cual algunos se lucran.
       Leer

Colgados cabeza abajo por el pueblo saharaui

En una explanada del Polígono Industrial La Negrilla, el artista suspendió ayer en el aire, cabeza abajo y colgadas en racimo, a grupos de veinte personas ataviadas con los trajes saharauis –melfas y darrás– y, sobre ellas, proyectó imágenes e iconos relacionados con el conflicto del Sáhara occidental. Su pretensión no era otra que unir físicamente a las personas para reclamar solidaridad para la causa saharaui, cuyas demandas –la devolución de su tierra ocupada– es reconocida legalmente por la ONU pero ignorada por el mundo, para cambiar el punto de vista de la sociedad sobre esta situación injusta…
       Leer

El rizo de oro del diablo

El arte muestra trágicamente toda su inutilidad cuando trata de modificar los comportamientos del hombre masa a quien se le tiene prohibido existir. Pese a los duros cuestionamientos y a la rica controversia con que fue favorecida en el VII Encuentro de Perfomance y Política, gracias a la teoría la propuesta de Bruguera se sostiene con firmeza en el mundo del arte, pero se derrumba estrepitosamente cuando se relaciona con las masas, las cuales han sido introducidas premeditadamente para que funjan como saboteadores, el triste rol que deben desempeñar como función pública absurdamente privilegiada.
       Leer

Los límites del arte

Los propios artistas opinaron sobre el incidente que se presentó en la Universidad Nacional. La pregunta es si ¿el arte lo justifica todo? Responde Eduardo Serrano, nuestro columnista invitado, curador y consultor de arte…
       Leer

Tania Bruguera se pasó de la raya

Sin embargo esta acción puede tener consecuencias positivas, ya que con un poco de conciencia crítica frente a la situación la gente entenderá, por un lado, las imprecisiones de la acción artística de Bruguera y por otro lado se verá obligada a enfrentar el problema. Desde su torpeza el performance resultó ser valioso, al menos en parte y a pesar de que a la artista le salió “de chepa” (por suerte)…
       Leer

Arte nokia | Antagonismo y estética relacional

No basta con conectar a la gente y generar una experiencia participativa. Es necesario preguntarse ¿para qué?: “Creo que si uno se olvida del ‘para qué’, queda un mero ‘arte Nokia’, que produce relaciones interpersonales por el solo hecho de hacerlo, sin llegar nunca a apelar a los aspectos políticos de esas relaciones”…
       Leer

de política y mujeres

Después de todo, recordemos una evidencia: no es cierto que las obras literarias o artísticas sean atendidas, justificadas, producidas normalmente en su tiempo para la satisfacción ulterior del historiador, de los museos, de los profesores. Al principio está la violencia, la fractura, a menudo el escándalo…
       Leer

El espectador emancipado

Existe la distancia entre el performer y el espectador. Pero también existe la distancia inherente en la performance misma, mientras aparece como “espectáculo” entre la idea del artista y el sentimiento e interpretación del espectador. Este espectáculo es una tercera cosa, a la cual ambas partes pueden referirse pero el cual previene cualquier tipo de transmisión “igual” o “no distorsionada”…
       Leer

Juzgar a los artistas

El rector de la facultad critica a la artista. En la facultad se ponen muy nerviosos y contratan a un abogado para analizar las obras que se presentarán en exposición para ver si se pueden exponer o no. La prensa ataca duramente a la artista, pide responsabilidades a la facultad y se desata el debate sobre los límites del arte, los límites de la libertad de prensa…
       Leer

Utopía

Tania Bruguera, una artista amante del riesgo y de la auto exposición cumple a cabalidad su tarea, oliendo perico frente al público hasta que se le acaba la plata o, mejor, hasta que muere, convulsionando de sobredosis ante un grupo atónito y morboso de personas que acudieron a verla performar. La víctima, el guerrillero y el paraco se reparten la plata que queda en el maletín y guardan la coca que les sobró. Salen tranquilamente de la universidad…
       Leer

Tiempo de Performance: El Hemisferic Institute y los sponsors de la rebelión de bajo impacto

Pido disculpas por atribuir con ligereza la financiación del evento “Ciudadanías en escena: performance y política de los derechos culturales” al Estado y la Universidad. No hay tal. El evento es financiado por el Instituto Hemisférico de Performance y Política con sede en Nueva York, que a su vez está financiado por sponsors de larga y cuestionada tradición corporativa como la Fundación Ford y la Rockefeller Brothers Foundation…
       Leer

Más filas

Mientras hacíamos la interminable fila frente a los preparativos de la proyección en video, escuchando algo de música electrónica alemana, no faltó el chiste en torno a si era a…
       Leer

El arte y la política vienen en el mismo paquete

Toda acción humana es política. El artista toma posiciones e intenta propiciar la acción del Estado en beneficio de la sociedad, a través de su trabajo que propone nuevas maneras de relacionarse con la realidad circundante y explora la percepción en múltiples direcciones. El arte y la política vienen en el mismo paquete.
       Leer

El mundo está para ser comprendido y transformado, no para ser víctima de él

Hoy en día el arte político es al capitalismo corporativo lo que una vez fue el arte religioso a la Iglesia. Es por eso que muchas corporaciones cuestionadas coleccionan arte político contemporáneo y financian eventos a nivel global. ¿Porqué una corporación como Unilever que explota niños en plantaciones del Hindustán, deforesta miles de hectáreas de bosque para sembrar palma de aceite en Indonesia, recurre a paramilitares en Pakistán o promueve que la piel blanca es mejor en sus comerciales de jabón en Asia, limpia su imagen con arte político antirracista y anticapitalista? Eso nos puede dar una idea de en qué contexto funciona el arte político en nuestros días. El arte político ya no es lo que una vez pretendió ser en los años 60. Está diseñado con base en el principio de Carnegie que dice que un producto se vende mejor si se asocia con una labor social. Su falsa confrontación con el sistema y las instituciones, es puramente ritual. El pecador ya no compra bulas papales como se hacía antiguamente: hoy compra arte político o financia causas sociales para ser absuelto de sus pecados por la sociedad y poder seguir haciendo negocios dudosos tranquilamente.
       Leer

maratón crítica

Desde hace varios meses el artista franco danés Thierry Geoffroy ha invitado críticos, curadores y artistas a participar en Critical run. Se encuentran en un lugar emblemático (Museo, banco, monumento, etc) acuerdan un tema a debatir y comienzan a trotar a medida que discuten tal y como se puede pareciar en el video (donde se reconoce por el acento a dos colombianos)…
       Leer

el desconocimiento de los fines no deja libre de pecado a quien no los conoce

Para unos el arte es una actividad política capaz de cambiar mentalidades y pueblos. Para otros es una diversión burguesa para decorar paredes. Todo lo que los estetas europeos del siglo XVIII y XIX consideraron “Arte” ha sido absorbido por los medios de comunicación masivos, y estos últimos por las multinacionales de la imagen. El arte ahora es una herramienta de control conductual y de indolora promesa de felicidad: desnudos “artísticos” en carátulas de revistas; mercancías como carros o relojes feminizadas al extremo; películas donde el espía Aliado mata, viola y contamina el cuarto mundo; listas de gadgets electrónicos de última generación que prometen facilitar la vida y otorgar más tiempo para consumir aún más gadgets; celulares o portátiles para llenar el déficit emocional hablando sin parar. En fin, la divertida terapia psicoanalítica de los infelices.
       Leer

Jugar al enfant terrible. Las instituciones de arte en una situación de cambio de interés público

Una institución de arte se constituye hasta cierto punto a partir de su posición en la esfera pública, especialmente en sus relaciones con esos grupos de público que visitan la galería de arte pública o el museo, hablan de ello, lo critican, participan en eventos y discusiones, apoyan la institución y sus actividades a distintos niveles, asocian sus nombres al programa de la institución, se sienten parte de un grupo social conectado al museo, o contribuyen y participan de otras maneras informales.
       Leer

Empujar el arte hacia la vida (y viceversa)

Pocas experiencias sociales y políticas han propiciado tal grado de movilización colectiva, de rabiosa denuncia y de recuperación radical de la esfera pública como los efectos impensados de la “silueteada” del 83’ durante la III Marcha de la Resistencia de las Madres de Plaza de Mayo. Un acontecimiento mejor conocido como el “Siluetazo”. Más de 25 años después de aquella primera aparición, el imaginario de desobediencia civil allí desatado continúa atizando las formas más beligerantes de protesta, de confrontación activa contra la represión y de lucha frontal por el poder simbólico.
       Leer

El arte lucha contra la homogenización defendiendo la pluralidad

Para mí el arte es activismo en el sentido en que es RESISTENCIA, resistencia a ceder ante cualquier tipo de pensamiento hegemónico, por ejemplo el que pretende que el arte debe ser o ir en una sola dirección, descartando toda aquella expresión que no corresponde a esos mismos postulados. El arte es activismo también en la medida en que a través de él, el artista defiende su autonomía, su pensamiento y su modo de vida ante la homogenización imperante.
       Leer

el arte es algo demasiado importante para dejarlo en manos de los artistas

Yo no se si deberían o no mezclarse: el hecho es que están mezclados. Si no lo estuvieran no habría Ministerio de Cultura ni aquí ni en el medio centenar largo de países de todo el mundo donde existe esta clase de ministerio o su equivalente. Los políticos tienden irremediablemente a pensar que el arte es algo demasiado importante para dejarlo en manos de los artistas.
       Leer

Museos, gestores de la conciencia

En este momento la realidad nos exige conjugar un arsenal de saberes y acciones para provocar nuevos agenciamientos en la esfera cultural; la metodología de los museos comunitarios, la práctica artística en comunidad, el activismo cultural y el trabajo en equipo de muchas personas e instituciones han permitido crear en Granda, municipio del Oriente Antioqueño, el Salón del Nunca Mas, el cual se revela como un espacio que traspasa la misión tradicional de museo para adquirir un compromiso directo con la comunidad, para dignificar a las víctimas y reivindicar sus derechos a través de un valiente ejercicio de la memoria.
       Leer

El supuesto arte social de hoy en día es poco ético

¿Qué no es ético en el arte? El hecho de llamar la atención del incauto espectador en aras de “sonar” o supuestamente estar generando una plataforma que nos catapulte hacia una visión objetiva de algún evento, una situación, mientras se “permite” la morbosidad y la crueldad. El supuesto arte social de hoy en día es poco ético.
       Leer

El arte llega a Transmilenio

Los bogotanos podrán apreciar la belleza del arte bajo tierra. Se trata de ‘Transarte’, exposición que reúne una serie de obras de destacados artistas nacionales que serán exhibidas a partir de hoy, desde las 12 m., en el túnel de la estación de Ricaurte. Será la primera galería de arte subterránea de TransMilenio para el disfrute de los pasajeros. En esta primera muestra se contará con las obras de: Nadin Ospina, Ana Mercedes Hoyos y Carlos Jacanamijoy, considerados en la actualidad como importantes exponentes de la pintura nacional.Cada una de las exposiciones permanecerán exhibidas durante de 30 días. Algunas de las muestras contarán con la temática coyuntural del país.
       Leer

La herramienta política más poderosa del arte es ser indiferente a la política

¿Ha llegado la hora en que los políticos sean reemplazados por los artistas? La idea es inspiradora, ya la dijo Joseph Goebbels, Ministro de Propaganda del Partido Nacional Socialista Alemán, en 1933: “La política es el arte más elevado y comprensivo que haya […] y nosotros, los que modelamos la política alemana moderna nos sentimos los artistas… [siendo] la tarea del arte y del artista formar, moldear, suprimir lo enfermo y dar libertad a lo sano”
       Leer

Cuestionario Bellini | Jaime Franco

Que la mayoría de los políticos hayan sido hombres de bajas intensiones con intereses personales, en muchos casos carentes de imaginación y sobretodo de sentido social, no quiere decir en ningún momento que deberían ser reemplazados por artistas. Debemos luchar por tener mejores políticos y porque existan mejores artistas. Que cada quien haga su trabajo.
       Leer

Reensamblar lo social

Bruno Latour, uno de los más importantes sociólogos de la ciencia contemporánea, es a su vez uno de los creadores de una herramienta de análisis denominada “teoría del actor-red” o…
       Leer

Doris Salcedo contra el Statu Quo…¿todavía?

A propósito de la charla de Doris Salcedo y a raíz de los 5 artículos aparecidos en Esfera Pública “La Crítica como Ritual: Las Grietas de Unilever” recibí múltiples llamadas y comunicados donde me preguntaban (me daban, mejor, cuerda como es usual en Colombia, la tierra de los tímidos) si no era un excelente momento para formularle a la artista algunas preguntas a ese respecto y mi respuesta fue: no asistiré porque es muy temprano, ya conozco sus formulaciones estéticas y porque estoy seguro que no va a haber ronda de preguntas ni debate. Obviamente es tal el ascendente de la artista y el respeto que genera, que ninguno de mis interlocutores se atreve a salir del clóset respecto a ese tema. Y en efecto, en la práctica, hubiera perdido el tiempo pues una de las condiciones de la charla fue el blindaje de la artista frente al auditorio. Las preguntas serían por escrito, filtradas por el anfitrión y no habría un debate de la artista enfrentando al público…
       Leer

manuscrito

Traducción a electrónica en baja resolución de fragmentos del escritor gay cubano disidente Reinaldo Arenas (1943-1990). Un ejercicio de paisaje literario y litertura del paisaje realizado durante mis derivas por…
       Leer

horror vacui

En “Al norte por el noroeste” el director de cine Alfred Hitchcok insertó una imagen final: una pareja es perseguida por criminales en el monte Rushmore, ese icono de los…
       Leer

arte y propaganda

Una veces el graffiti y otras formas de expresiones extra-artísticas son excluídas y condenadas, como hicieron Mesquita & Cohen con los graffiteros invasores. Otras veces, este tipo de expresiones impulsan…
       Leer

Arte y parte

Mientras algunos políticos usan las exposiciones de arte para hacer política, algunos artistas usan la política para hacer exposiciones de arte; el problema es que cuando las cosas no logran…
       Leer
       Leer

Noticias Uno: lecciones de periodismo forense

Para Noticias Uno, según su sección Top Secret del Domingo 21 de septiembre del 2008, no basta con que Lucas Ospina haya entrado a entenderse directamente con la ley, allá donde la especulación, el arte y la prensa no tienen voz. No. Se necesita profundizar en la incriminación, así sea tramposa. Dice la locutora con su patético uso del español, el “español de noticiero” que invade nuestros días y noches: “Lucas Ospina, el profesor de la Universidad de lo Andes quien se atribuye el comunicado que reivindicaba el robo del grabado de Goya diciendo que era una parodia, asegura que el panfleto solo estaba en el Blog Esfera Pública. La afirmación del profesor es tan falsa como el comunicado. Por ejemplo Noticias Uno lo conoció porque fue enviado al correo de John Castles, directivo de la Fundación Alzate Avendaño con quien (sic) Lucas Ospina y otros miembros de la comunidad artística sostienen una agria y vieja polémica. Y de parodia pocón, pocón”
       Leer

una perla

Querido diario (contrato de prestación de servicios): Anoche estaba leyendo un apasionante libro sobre la Viena de finales del siglo XIX, escrito por un señor brillantísimo. En uno de sus…
       Leer

algunas observaciones para evitar más grutas simbólicas

La convocatoria a la realización de una visita guiada por las instituciones acusadas de malos de manejos podría, nuevamente, ser transformada en un escenario mediático que juegue a favor de las administraciones que se pretende criticar. No olvidemos que público es público, y que todo niño paga. El problema no es que haya o no una cara y un nombre para la comunidad artística colombiana. El problema es que en esa comunidad haya acciones claras y contundentes, y que sus iniciativas tengan incidencia real en la forma en que se lleva a cabo la gestión y administración de las instituciones públicas. De nada sirve seguir diciendo esto o aquello, pues a nuestras “señoras” los años y las conveniencias las han ido dejando sordas.
       Leer
       Leer

Realidad virtual

La marcha convocada a través de Facebook para el 16 de abril de 2008, la más audaz escenificación pública contra la corrupción del mundo del arte de aquellos años, fue impulsada por la Comunidad Artística y Ciudadana (C.A.C.) en protesta por el nombramiento de Berna Chique como directora de la Galería Santa Fe por parte de su pariente Ana María Alzate, directora de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño. “¡Se acerca el día para la Marcha!” rezaba un gran encabezado en el portal de la C.A.C. en Facebook, dos días antes de aquel martes memorable. Y ese día, en esa tarde sublime, un caudillo, ante la inexistente multitud, reconvertiría ese vacío fluido, sutil, invisible, imponderable y elástico de la muchedumbre, en símbolo de la lucha contra la presencia arrasadora de la corrupción, y en un signo demostrativo de la fuerza amenazante de la Comunidad Artística y Ciudadana.
       Leer