Quantcast
Home » Archives by category » crítica al arte político

Las formas políticas del arte. El encuentro, el combate y la curación

Por Elkin Rubiano

Las formas políticas del arte. El encuentro, el combate y la curación

El objetivo del presente artículo es reflexionar sobre la relación entre arte y política y las formas en las que se configura tal relación. Para tal fin, se construyen tres categorías de análisis (el encuentro, el combate y la curación) que permiten, por un lado, agrupar tales prácticas y, por el otro, evaluar sus resultados a la luz de sus propósitos. Lo político en el arte se entiende aquí como una forma particular de asumir unas prácticas creativas en un contexto conflictivo y violento como el colombiano. Es decir, lo político en el arte remite a unas formas sensibles específicas que construyen tanto la función del artista como la comunidad a la que se remite.

Arte político y mercado en Colombia: Una breve genealogía, 1962-1992

Por Halim Badawi

Arte político y mercado en Colombia: Una breve genealogía, 1962-1992

Entre 2010 y 2014 se desarrollaron en diversas plataformas de crítica online, especialmente en Esfera Pública, una serie de discusiones relacionadas con la influencia del mercado, las corporaciones, los bancos y el coleccionismo particular en diversos aspectos de la cultura colombiana y latinoamericana. Las discusiones buscaron revisar aspectos como 1) las dinámicas del coleccionismo y las relaciones con el mercado impulsadas por los bancos centrales, en el caso colombiano por el Banco de la República a través de la Subgerencia Cultural, responsable de la Biblioteca Luis Ángel Arango y de la Colección de Arte, las dos instituciones culturales mejor financiadas de Colombia. Sobre el tema se desarrollaron varios artículos que analizaron algunas decisiones y políticas del Comité de Adquisiciones Artísticas de la institución…

Sobre el Fin del Arte, Flora Artificial

Por Claudia Díaz

Sobre el Fin del Arte, Flora Artificial

Podría hablarse de un nuevo artista y con él de un nuevo tipo de arte si la palabra nuevo no remitiera inmediatamente a esa noción de progreso que parece infectar toda valoración. Pero sí, parece tratarse de un nuevo quehacer sostenido en lo que hoy constituye una imposibilidad. La exploración. La tierra ha sido recorrida palmo a palmo y esa vastedad de territorio ha sido franqueada y fragmentada en cientos de Manuales para los millares de ávidos turistas dispersos por el planeta. Se puede viajar, se puede seguir una ruta pero no se puede explorar.

Fuego amigo: Dialéctica del Arte Político en el Capitalismo Total

Por PSJM

Fuego amigo: Dialéctica del Arte Político en el Capitalismo Total

Ante las posibilidades efectivas de un arte antagonista, desde diferentes tribunas se privilegian ciertas estrategias y se desestiman otras bajo la acusación de connivencia con la lógica del sistema. Es decir, se imponen en el discurso crítico contemporáneo algunos pensamientos «fuertes» que quieren invalidar otras opciones de lucha en la creencia de que sus propias posiciones no estarían sujetas a las mismas contradicciones que critican, apostando a todo o nada por determinados «modos de hacer» que vendrían a proclamarse como las únicas estrategias viables.

9.5 Tesis sobre arte y clases sociales

Por Guillermo Villamizar

9.5 Tesis sobre arte y clases sociales

Cómo se ajusta la actividad creativa con la economía? Se está fusionando el arte con la moda y el entretenimiento? qué podemos esperar del arte político? Davis argumenta que regresar el tema de las clases sociales al centro del debate, puede jugar un rol muy importante para abordar los desafíos que las artes visuales enfrentan hoy en día, y esto tiene que ver con mantener la fe en el arte mismo frente a un mundo disfuncional.

Tania Bruguera: “Un ejemplo de arte político”

Por Observatorio

Tania Bruguera: “Un ejemplo de arte político”

Los dos días siguientes Bruguera fue arrestada en dos oportunidades. Las autoridades cubanas incautaron su computadora y pasaporte, impidiéndole salir del país. Tras su detención, una autoridad policial le comunicó que quedaría “libre bajo instrucción” acusada de “incitación al desorden público y a delinquir, y de resistencia”. Tras su primera liberación, la artista ofreció una rueda de prensa, donde se mostró desafiante y convocó a un nuevo evento en un espacio público, por lo cual fue detenida otra vez. Posteriormente fue liberada y anunció que “se iba a su casa para estar con su madre y descansar un poco”…

Villa de Leyva, Los políticos del Arte Político y los artistas

Por Claudia Díaz

Cinco y treinta de la tarde. Monasterio de San Francisco. Villa de Leyva. Es inusual tanta aglomeración. Algo del sol del día permanece todavía, algo de viento. Sin embargo arriba comienza a brillar la luna implacable. Desde lo alto algunas palomas se asoman para mirar la especie humana. Adosadas a un muro cuerdas de campanas que debieron sonar remotamente a esta misma hora.

El Fin de la Infancia

Por Claudia Díaz

No voy a hablar sobre nada. Es solo algo que todavía estoy pensando. Un pensamiento. Una posibilidad. ¿Y si fuera posible rodar por el tobogán? Deslizarse simplemente del otro lado. Un entramado que comenzara por devastar nuestra Gramática. Esta sintaxis inaudita en que yacemos de pie. Homo parlante. Incomunicable. El homo Sapiens habría de ser superado. La infancia regresa.

Doris Salcedo, La imagen es otra cosa

Por Claudia Díaz

La sala impoluta, un lamento continuo que no cesa, mujeres vestidas de negro, cientos de mujeres entonando el himno de la muerte, rostros mirando hacia atrás en busca de lo imposible, y el olor inconfundible a rosas, cientos de rosas que inimaginablemente han sido cosidas en las vísperas del dolor. Me asomo aturdida por el olor insoportable. Tanta belleza junta produce una opresión insostenible en la garganta, y oírlas, oír ese llanto que no habrá de terminar.

Jorge Glusberg: la vida y los sobresaltos que la historia prefiere ignorar

Por Guillermo Villamizar

Esta historia empezó en los primeros día de diciembre del año anterior (2013), cuando recibí la propuesta del director de Brumaria (España) para adelantar la presentación de un libro, escrito por Jaime Vindel sobre el arte argentino titulado “La vida por asalto: arte, política e historia en Argentina entre 1965 y 2001”. Me di a la tarea entonces de leerlo con el detenimiento que un encargo de este tipo demanda. Para el investigador, es saludable acercarse a esta clase de aportes que ofrecen la posibilidad de entender estos ciclos del arte latinoamericano…

Recodificaciones: hacia una noción de lo político en el arte contemporáneo

Por Hal Foster

Tomemos en consideración dos fechas emblemáticas: 1983, centenario de la muerte de Marx, y 1984, el temible año de la distopía de Orwell. ¿De qué modo pueden enmarcar la política cultural del presente? Para muchos, la primera señala el fracaso del marxismo como ciencia histórica, ofreciéndosenos tanto desde la derecha como desde la izquierda, distintos tipos de post‑marxismo que proclaman el fin del dominio de las ideologías y de lo económico. “1984” se incardina en una cadena de significantes muy diferente (totalitarismo, comunismo … ) que nos recuerdan, tanto para los conservadores como para los progresistas, “el peligro inminente” del marxismo en tanto sistema social, haciendo una lectura reaccionaria que tiende a reducir todo socialismo al estalinismo.

Arte contra la Política con Medidas Cautelares

Por Fernando Pertuz

El artista como ser consciente de su responsabilidad social ha asumido la tarea de cronista, historiador, crítico, politólogo o comunicador para dar a conocer los sucesos que han marcado nuestra sociedad. Muchos acontecimientos que afectan a las comunidades han sido develados o han pasado a la historia debido que han afectado a personas y poblaciones…

Colombia. Las ‘playas’ del Arte Político

Por Claudia Díaz

Colombia. Las ‘playas’ del Arte Político

Vengo de unas playas silenciosas cercanas a Santa Marta, Colombia. Sus propietarios a los que algunos llaman amistosamente “la patrona” y “el patrón” se han cuidado de no instalar energía eléctrica. Este toque de romanticismo que podría parecer exagerado en realidad es una medida de alerta contra lo que podría suceder. De regreso a Santa Marta encuentro el lugar donde me había hospedado sin agua y con un ruido ensordecedor.

Artistas contemporáneos con Zuluaga

Por Lucas Ospina

Artistas contemporáneos con Zuluaga

Como artistas debemos votar por el candidato capaz de agudizar las contradicciones. En Colombia cuanto peor, mejor para los artistas de arte contemporáneo colombiano. Para lo único que sirven las tragedias es para hacer arte y los artistas ayudan a la sociedad a imaginar esos momentos humanos de locura.

Doris Salcedo,  Arte Político y redención histórica

Por Claudia Díaz

Doris Salcedo,  Arte Político y redención histórica

En la suposición de un Arte Político tendríamos que pensar un arte que podría también encarnar otras posiciones o suposiciones además de la política. Esto supondría constatar que el arte como tal ha dejado de ser para pasar a ser un receptáculo de ideas, de posicionamientos de la realidad. Si existe un Arte Político el arte como tal se ha hecho imposible.

José Alejandro Restrepo. El artista como productor de Arte Político

Por Claudia Díaz

José Alejandro Restrepo. El artista como productor de Arte Político

“La maqueta para el Dante” se proyectó como la obra de un video artista, es decir de un artista que había decidido redefinir el espacio del arte señalando con su arte la crisis de ese espacio. El espacio de arte que entraba en crisis era el espacio moderno, el museo y sus técnicas de representación encarnadas por el teatro […] La videoinstalación surgió como el medio adecuado al Arte Político, al arte que pretendía modificar las relaciones de producción, al arte en que el artista creador proporcionaría a su público la capacidad de transformarse en productor de sus propias condiciones sociales. De tal suerte que los espectadores se transformaban a su vez en colaboradores de la obra…

Contrato para vender “arte político”

Por Lucas Ospina

Contrato para vender “arte político”

El contrato se diseñó para favorecer a los artistas y sus beneficios van desde garantizar un l5% en futuras ventas hasta poder asesorar y vetar propuestas expositivas de la obra. Haacke recibió lo suyo pero a futuro la iniciativa contractual resultó una traba comercial y otros artistas que intentaron ser fieles a las cláusulas tuvieron que ceder para evitar el veto. Solo celebridades conceptuales como Haacke, y uno que otro ocioso con recursos para jugar a la ética, continuaron usando el Contrato Projansky.

Cambio de Piel, Arte Político y Simpatía Ética -Abrir la esclusa de la compasión en el arte colombiano-

Por Claudia Díaz

Cambio de Piel, Arte Político y Simpatía Ética  -Abrir la esclusa de la compasión en el arte colombiano-

Parece avecinarse en Colombia un arte nuevo al que llamamos Arte Político. En los 50´se hablaba de un Arte de la Violencia, un arte de cierto registro de las penalidades de un país arrasado por la violencia partidista de liberales y conservadores. Las críticas, los juicios críticos que las acompañaban comenzaron a conformar el corpus de una retórica de la conjuración de la violencia. Nombrar la violencia, representarla, se transformó en una potente estrategia en que se exorcizaba la memoria colectiva de un pueblo, el arte servía para algo, el artista tenía una función.

Coalición de Trabajadores Artistas (intermezzo)

Por Gustavo Sánchez-Velandia

Mientras que discutimos si las obras de artistas políticos son desactivadas por que la Fundación Daros Latinomérica (u otras fundaciones privadas o públicas) las compran, el arte político simplemente se hace y nos muestra cuán desenfocada está la mirada de nuestros mosqueteros que no tiene en cuenta la precariedad de la mayoría de los artistas de hoy (sean políticos o no)…

Mosqueteros, hegemonía, instituciones (primera parte)

Por Gustavo Sánchez-Velandia

Mosqueteros, hegemonía, instituciones (primera parte)

El último artículo que Guillermo Villamizar publicó en Esfera Pública, me hizo volver a hacerme una pregunta que me surge frecuentemente cuando leo sus artículos o los de otros autores como Lucas Ospina y Carlos Salazar: ¿Qué diablos entenderán por arte político? A mi modo de ver, cada nueva obra de arte implica la posibilidad de redefinir lo que arte político puede significar (claro está, también implica la posibilidad de repetir modelos que la preceden o de defender la “autonomía” de la obra ante cuestiones políticas-¿pero es dicha autonomía, autonomía de pensamiento en artista?).

José Alejandro Restrepo: Premio Luis Caballero

Por Guillermo Villamizar

José Alejandro Restrepo: Premio Luis Caballero

El paisaje social de la violencia interna se ha convertido en el insumo que alimenta a un sector del arte colombiano, bajo el rótulo de arte político. Uno de sus mejores exponentes acaba de ganar el premio Luis Caballero en su versión 2013. Si las guerras determinan los cursos de la historia en buena cantidad de casos, la guerra contra las drogas –una agenda impuesta- ha sido un factor determinador de la última modernidad en Colombia.

Arte político, conflicto e indignación

Por Rosa Apablaza Valenzuela

Arte político, conflicto e indignación

Si queremos generar cambios sociales y cambiar el mundo sin tomar el poder, tenemos que comenzar por disolver este tipo de relaciones en nuestro entorno inmediato y salir de la práctica alienante de ser productores de objetos estéticos. No estoy negando que en Chile existan prácticas que apuntan a generar cambios sociales a través de herramientas del arte, pero esto es un fenómeno reciente: con muy poca visibilidad y alcance social, a diferencia de lo que ha sucedido en los últimos diez años en otros países de América Latina.

Informe Daros: Arte y dinero

Por Guillermo Villamizar

Informe Daros: Arte y dinero

Esta segunda parte del Informe Daros estuvo llena de tropiezos y zonas oscuras que se iban iluminando mediante líneas altas de tensión sostenidas desde lecturas interminables abandonadas a mitad de camino, buscando entender el arsenal de piezas que componen el rompecabezas de Daros Latinamerica Collection por entre un agujero móvil que pestañea cada vez que aparece una débil certidumbre.

Sobre la pureza del artista

Por Lucas Ospina

Sobre la pureza del artista

El Magazine Americas publicó en 2006 un artículo de Tymothy Pratt sobre Simón Vélez que incluye una historia que le gusta contar a este arquitecto sobre uno de sus primeros clientes, el narcotraficante Jorge Luis Ochoa. Mientras el criminal purgaba una breve pena en España, en Colombia un asistente suyo vio un establo construido en guadua por Vélez y le encargó una casa en ese mismo material para descrestar a su jefe.

Artwashing

Por Guillermo Villamizar

Artwashing

En el último número de la revista Arcadia aparece un artículo de Julia Buenaventura dedicado al museo privado de la familia Schmidheiny con motivo de su próxima inauguración planeada para el día 23 de marzo del presente año. Curiosamente ni una sola palabra sobre el conflicto de intereses que alimenta esta quimera filantrocapitalista por construir este emblemático escenario del arte en América Latina dedicado a las manifestaciones contemporáneas de la subregión…

De ingenuos y oportunistas

Por Gustavo Sánchez-Velandia

De ingenuos y oportunistas

¿Si Shibboleth no se hubiera hecho con la complicidad del “mundillo del arte” sino que una noche un grupo de artistas anónimos “politizados” hubiera violado la seguridad de la Tate Modern Gallery para realizar la grieta sin autorización del “mundillo del arte”, sería esa una obra eficazmente política?

Arte político, politizado y politiquero

Por Lucas Ospina

Arte político, politizado y politiquero

Los artistas politizados criollos son catadores de tragedias, con sapiencia informativa y locuacidad verbal pretenden denunciar y subvertir todo lo que está mal —por estos días está de moda hacer obras contra la minería—, pero ese mismo esfuerzo va en morderse la lengua y así evitar que sus críticas se extiendan a la escena del arte de la que participan; críticos implacables con el mundo son dóciles con el mundillo del arte…

Ética y conciencia

Por Luis Camnitzer

Ética y conciencia

Recientemente leí una investigación de Guillermo Villamizar que me llevó a revisitar la situación que enfrento como artista politizado cuando me inserto en el mercado. Es un buen ejercicio para controlar cada tanto si uno sigue bien o si se está corrompiendo. El artículo se dedica al dinero amasado por la familia Schmidheiny a través de la fabricación de Eternit y su utilización posterior en la creación de la colección Daros dedicada a la colección y difusión del arte latinoamericano. El dilema presentado por Villamizar es el de si un artista politizado pierde su coherencia ética al aceptar el formar parte de una colección que se basa en dineros de origen condenable…

Daros Latinamerica: memorias de un legado peligroso

Por Guillermo Villamizar

Daros Latinamerica: memorias de un legado peligroso

Entender de dónde viene el dinero que paga esta fiesta del arte y de donde salen los cheques que alimentan los sueños de los artistas, es encontrar una perspectiva para entender un poco la lógica de la modernidad europea construida sobre las bases del progreso, la libertad y la civilización. Este progreso en su momento se llamó asbesto y podría llamarse otros mil inventos, otras novedades, otras libertades, sean estas de carácter científico, económico, social o cultural.

Los Contratistas de la Nueva Utopía (2)

Por Carlos Salazar

La Utopía hace parte de la naturaleza social humana, calcula el actor ideológico. ¿Quién que se considere humano podría rechazar nuestro proyecto revolucionario utópico sin ser considerado un descastado y un reaccionario? La difusión de la ideología y el mercado de lo utópico están perfectamente blindados bajo la moralidad de que la utopía es un producto de la bondad humana. Es por eso que los regímenes dictatoriales tanto fascistas como comunistas han podido secuestrarla con tanta facilidad y han podido castigar a sus contradictores con la total aprobación de la colectividad. Pero también en la “democracia” de libre mercado la Utopía es la construcción ideológica más seductora para dotar de una válvula de escape a la presión sobre las clases bajas y minimizar la violencia. El pensamiento popular bajo el entrenamiento de la ideología se vuelve radicalmente utopista y la utopía una cruzada “revolucionaria.”

La política como arte, el espectro del arte

Por Claudia Díaz

El político se hace artista y hace del arte un cliché, un eslogan más de su política, otro performance de la acción como banalidad. La política pervierte el espectáculo, no hay una política espectacular sino un espectáculo banalizado por la política. No es por lo tanto un arte político. No hay forma, no hay mensaje…

Los Contratistas de la Nueva Utopía (1)

Por Carlos Salazar

Los Contratistas de la Nueva Utopía (1)

La estrategia ”anti-capitalista” que durante 20 años nutrió la fiesta del Arte Político está cambiando hacia la estrategia del Capitalismo Utópico. La Contemporaneidad, ya no tan heroica…

Arte y Política: creencias, credos, falsos supuestos y fobias

Por Ricardo Arcos-Palma

Los artistas, pintores, dibujantes o expertos en collage y ocasionalmente “críticos de arte” que participan asiduamente en Esfera Pública, insisten que el arte no es político. Si afirman lo contrario, sus dibujos y cuadros bajarían de precio. Esperemos ArtBo y la Otra de este año para verificar esta afirmación. Ustedes los encontraran frente a sus obras, copa de vino en la mano, sonrisa de oreja a oreja, pensado que lo que ellos hacen no es política, aunque se codeen con el político de turno coleccionista de obras de arte. Money & money, el credo del arte por el arte o de lo apolítico de la política…

Rancière y la “muppetización” de las masas

Por Carlos Salazar

La noción de Rancière de que la política se cristaliza en la dinámica del disenso, la “verborrea del disenso” más bien, le ha permitido al sistema del arte hacer del foro y la conferencia el negocio más rentable en el arte: el arte de mercadear “lo que no lleva a ninguna parte”…

La Iglesia: el espacio natural del Arte Político

Por Carlos Salazar

La Iglesia: el espacio natural del Arte Político

En la nueva religión los mecanismos de salvación pasan por el Arte y no por otra instancia. Si alguien quiere recrear una plegaria dominical en la Iglesia primitiva pentecostal, solo tiene que asistir a un performance de Andrea Fraser o una Lecture/Mass de Naomi Wolf. Pero si no se tiene la oportunidad de viajar, un acto “artístico-activista” en la Tadeo o una lección de moral de Tania Bruguera nos pueden trasladar a versiones hispanizadas de lo que podría haber sido una arenga puritana del siglo XVII…

Arte, religión y política

Por Ricardo Arcos-Palma

Arte, religión y política

En estos días circuló en este foro una carta muy interesante del teórico del arte Guillermo Vanegas, dirigida al Papa Benedicto XVI donde interpela sus palabras enunciadas el sábado 21 de noviembre frente a 250 artistas entre los que se encontraban el video artista Bill Viola y el arquitecto Santiago Calatrava. Estos artistas parecen estar de acuerdo con las palabras del Sumo Pontífice quien insiste que el arte hoy está lejos de un cierto ideal de belleza que sin duda ya no se reclama de una cierta espiritualidad.

Doris Salcedo habla sobre su obra | Discusión

Por Archivo Debate

Doris Salcedo habla sobre su obra | Discusión

Discusión en torno a la conferencia de Doris Salcedo en el Auditorio Fabio Lozano de la Universidad Tadeo Lozano, inicia con unas palabras de Víctor Laignelet -Director del Programa de Bellas Artes- continúa Doris Salcedo y siguen participaciones de Carlos Salazar, Jimena Andrade y Gabriel Merchán.

Circo y Slumming en los Orígenes del Arte Social Contemporáneo

Por Carlos Salazar

Circo y Slumming en los Orígenes del Arte Social Contemporáneo

Los espacios culturales suelen ser espacios ideológicos cuya misión es distribuir postulados que suelen sostener y perpetuar las relaciones que se han establecido dentro de la sociedad, no de común acuerdo sino de una manara vertical por una clase dominante. Esto es patente cuando Adorno apunta que museo y mausoleo son términos que están relacionados por algo más que una asociación fonética y que son los mausoleos de las obras de arte. Y cuando Hilton Kramer dice en su estilo adolescente y dadá (derivado de la retórica de los teóricos del Proletkult como Bogadnov) que el destino del cadáver de la pintura es permanecer enterrado

Hacia una Nueva Configuración del Espacio Burgués

Por Carlos Salazar

La residencia del cineasta Sandy Bates en el filme “Stardust Memories” de Woody Allen prefigura en 1980 lo que será el nuevo Interior burgués y la decoración de interiores contemporánea; Allen ha logrado redefinir el concepto de “decoración por la decoración” en favor de un nuevo tipo de “decoración política y de denuncia”, convirtiendo éstos dos conceptos complementarios en los elementos claves de un nuevo arte de género que puebla espectacularmente las paredes y complementa de modo original el amoblado minimalista y sobrio, creando una nueva forma de confort con guiños de decoración no convencional que influirá de gran manera el hábitat de la oficina, el hall y los corredores corporativos y el museo mismo.

Camnitzer el “double-downer”: hacia una noción de Corrupción Comprometida

Por Carlos Salazar

El dilema no tiene solución y, como consecuencia, me armé una estructura moral que terminé denominando “cinismo ético”. La esencia de esta posición se basa en la idea de que prostituirse a sabiendas es mejor que prostituirse inconscientemente. En el primer caso es estrategia, en el segundo es corrupción. Como una estrategia me sirve para identificar la línea que se está por cruzar y por lo tanto me permite, hasta cierto punto, la reversibilidad del acto. Limitándose a ser una corrupciónproducto de la inconsciencia, el acto se ve forzado a desembocar en una retórica justificativa, sin la posibilidad de que uno pueda asumir la responsabilidad de la decisión.

El Artista como “War Profiteer”

Por Carlos Salazar

El hecho de haber preferido conservar el término “war profiteer” en su acepción original inglesa obedece a que en español el termino “aprovechador” o “vividor” de guerra no existe con las implicaciones que tiene dentro de la cultura popular anglosajona. Incluso el término “profiteur de guerre” significa mucho dentro de la cultura francesa pues tiene hondas asociaciones con lo sucedido a Francia durante la Primera y Segunda Guerra Mundial y se refiere a aquella persona que aprovechaba los efectos colaterales de la guerra y vendía de manera clandestina y a precios exorbitantes bienes difíciles de conseguir como cigarrillos, chocolates, café, mantequilla o prendas íntimas femeninas de seda, material indispensable en la fabricación de paracaídas.

Diez variaciones sobre arte y ética

Por Lucas Ospina

Diez variaciones sobre arte y ética

La obra de arte de un artista joven fue escogida por un jurado para recibir el segundo puesto del Premio Kinkade que organiza la Fundación de Jóvenes Artistas Americanos. La Fundación de Jóvenes Artistas Americanos administra este concurso que consta de $41845 dólares para el primer puesto. El artista joven que ganó el segundo puesto fue felicitado por la Fundación de Jóvenes Artistas Americanos y le fue prometido un viaje a París como premio.

Arte Social e Ideología Social Corporativa

Por Carlos Salazar

Un producto – y el producto artístico no es la excepción – se mercadea mejor si está acompañado de una causa social. Dicha causa social debe ser lo más publicitada posible ante la comunidad usando los medios de comunicación (Espectáculo Socialmente Comprometido) conquistando un gran volúmen de prestigio moral (capital moral) ante los consumidores y que le proporcione, al mismo tiempo, una gran movilidad de mercado por delante de las pequeñas empresas cuyos productos no tienen los medios para introducir en su publicidad la Acción Social Responsable como parte de su estrategia

Arte político, para todos los gustos

Por Guillermo Vanegas

Arte político, para todos los gustos

“La subasta de arte organizada por la Fundación Matamoros -presidida por Carolina Turbay- y que se realizó el jueves pasado fue todo un éxito. Se remataron 30 obras hechas por parejas de líderes de diversos campos con artistas consagrados […] Un cuadro de la presidenta del congreso, Claudia Blum, y la artista Lina Binkele, en la que recordaron su infancia junto a los caballos, fue vendido en 18 millones de pesos y se convirtió en el segundo mejor subastado. Y el más caro –casi 30 millones de pesos- fue del artista Germán Londoño, pintado con Carlos Enrique Piedrahita, el presidente de la Nacional de Chocolates, en el que aparece una persona comiendo una chocolatina Jet. ¿Adivinen quién lo adquirió? El mismo empresario.” Sin firma, “Chocolatina de 30 melones”, en “Teléfono Rosa”, El Tiempo, domingo 6 de noviembre de 2005.