Quantcast
Home » Archives by category » debates » sobre los salones nacionales y regionales

De la práctica curatorial a la práctica corrosiva

Por Jaider Orsini

De la práctica curatorial a la práctica corrosiva

Esto de arte corrosivo (Proyecto curatorial 15 Salones regionales de Artistas – Región caribe) resultó ser un verdadero fiasco al que no se le encuentra sentido por ningún lado. Resulta que ahora el proceso va a ser explicado en una publicación con las opiniones de otras personas, cuando se supone que toda investigación curatorial debe ser “explicada” en el acto expositivo (cualquiera que seas su naturaleza), del cual se desprenden prolongaciones del mismo a través de catálogos, etc. Una publicación va a explicar lo que una exposición no pudo? ¿Para qué se realiza la exposición? ¿Qué pretendió indagar el arte corrosivo? ¿Qué aporte propone en el contexto del caribe?

¿El Salón Regional en La Tertulia es un fiasco?

Por Observatorio

¿El Salón Regional en La Tertulia es un fiasco?

Desde hace varios días se han venido publicando fuertes críticas al Salón Regional que se inauguró el pasado 3 de julio en el Museo La Tertulia: Miguel González, crítico y ex-curador del Museo La Tertulia, señala entre otras cosas que la curaduría “invisibiliza, despedaza y usa como rehenes obras para que obedezcan, como en este caso, a etiquetas fatuas” y reclama al Ministerio de Cultura que “debe de asesorarse mejor al escoger los curadores”. El crítico Carlos Quintero escribe que “El gran problema es la pésima museografía y el dudoso montaje. Al parecer, y siguiendo los “lineamientos” museales de la institución, a los “curadores” se les ocurrió “jugar” con las obras en el espacio… Pues, ¡perdieron!”

Algunos cuestionamientos sobre el Salón (Inter) Nacional de Artistas, Colombia. Saber- Desconocer.

Por Nadin Ospina

Algunos cuestionamientos sobre el Salón (Inter) Nacional de Artistas, Colombia. Saber- Desconocer.

¿Porqué el Salón Nacional de Artistas Colombianos se convirtió ahora en Salón (Inter) Nacional de Artistas? ¿Es esta la muestra representativa de la comunidad artística colombiana? ¿es este como llamaba Beatriz Gonzáles al Salón Nacional de Artistas Colombianos, el termómetro de arte nacional? ¿es este el espacio en donde los artistas y la sociedad pueden ver, aprender y confrontar el quehacer artístico nacional en todos sus matices? ¿Porqué este Salón siendo un evento oficial no convocó a los artistas para presentar a consideración su trabajo como se hacia en anteriores oportunidades?

Apuntes sobre lo Urgente. Documental inédito del 41 Salón Nacional

Por Observatorio

Apuntes sobre lo Urgente. Documental inédito del 41 Salón Nacional

Apuntes sobre lo urgente es un documental inédito del Salón nacional de artistas de Cali en el 2008, Lo ¡urgente en proceso!, este trabajo fue una comisión del Ministerio de Cultura. Un documental de Re-Producciones

Nueva sede y equipo curatorial del 43 Salón Nacional

Por Observatorio

Desde 1987 Medellín no era sede del Salón Nacional de Artistas, el más importante evento de las artes del país. Por eso, “que seamos la sede del próximo Salón Nacional de Artistas es uno de los mayores logros que puedo destacar en toda la estrategia de arte y cultura para la ciudadanía”, expresaba Claudia Restrepo Montoya, secretaria […]

Preguntas, preguntas, preguntas

Por Nicolas Gomez Echeverri

Preguntas, preguntas, preguntas

Los debates de los Salones Nacionales de Artistas pareciera fomentar un particular fenómeno literario. Varios textos publicados en el portal dedicados a las versiones 41 y 42 del evento recurren a diferentes retóricas de interrogación en el que los autores proyectan su voz ante las instituciones responsables de la concepción y gestión del evento, ante los curadores al mando, pero rara vez ante los artistas…

Construyendo el nido o algunas preguntas incómodas sobre el Salón Nacional de Artistas

Por Mario Jursich

Nos cayó en las manos un ejemplar del número 5 y 6 de Independientemente, la publicación dedicada a informar sobre los progresos del 42 Salón Nacional de Artistas. Curiosos, nos pusimos a echarle un ojo y a los tres minutos estábamos riéndonos. Como se trata de un impreso utilitario no vale la pena detenernos en la pobreza de su diseño, pero algo habría que decir sobre su contenido. Porque, la verdad sea dicha, queda uno intrigado por saber cómo es que el Ministerio de Cultura acabó encargándole a gente a todas luces analfabeta no solo la coordinación de estos cuadernos sino la responsabilidad de curar el mismísimo Salón Nacional…

El Ministerio de Cultura propone un gran debate al Salón Nacional

Por [e] magazine

En noviembre de 2010 la Ministra de Cultura anunciaba la realización de un gran debate al Salón Nacional con el objeto de replantearlo e iniciar un proceso en que los próximos curadores de los Salones Regionales trabajen desde el inicio con un modelo definido de articulación entre los Salones Regionales y el Salón Nacional. ¿Qué […]

Una muestra de artesanía conceptual

Por Carolina Sanin

Fui de visita a una sala, en Cartagena de Indias, tres veces. Fui a la misma hora todos los días mientras estuve en la ciudad, como si cumpliera con visitar a un enfermo. Iba a ver una exposición de arte. Aguanté dos horas y media el primer día, resistí tres horas el segundo y el tercero alcancé a quedarme otras tres. Había cuatro paredes blancas. En cada pared había piezas: cosas hechas por personas que las habían compuesto con el fin de que fueran puestas allí, en la pared, junto a otras cosas. Yo iba con la misión de guardar en la memoria las cosas que viera, las que me ocurrieran mientras estaba en aquella sala y las que se me ocurrieran mientras veía unas cosas y me pasaban otras. No llevaba cámara fotográfica, de modo que apunté en una libreta lo que veía y observaba: transcribí las fichas técnicas de cada pieza (el autor, la técnica, la fecha), describí cada una de las imágenes que desblanqueaban la pared, y consigné las preguntas que pude hacerme mientras se me cansaba la cintura de tanto estar de pie, mientras se me cansaban las rodillas de tanto estar de pie, y mientras se me cansaba la imaginación de tanto ver cosas que no conseguían llegar a la imaginación pues no parecían querer llegar; pues cada una se rebalsaba de sí misma en su satisfacción de haber sido invitada más que en el acontecimiento de haber sido inventada: la pared, no la mirada del visitante, parecía ser su punto de llegada.

Page 1 of 41234