Quantcast

buenas prácticas en los museos

En nuestro medio del arte, los directores de museos y centros del arte suelen ser escogidos de forma privada y, algunas veces, removidos arbitrariamente. Cuando asume una posición crítica, el director tiene los días contados.

Si la idea es permanecer en el cargo un buen tiempo, lo mejor es la obediencia y el bajo perfil. Una vez instalado en su puesto, puede permanecer décadas desempeñando su labor. Una labor que puede ser interesante, pero la mayoría de las veces, se torna repetitiva y nociva para la institución a su cargo. Casos tenemos varios y por tiempo indefinido.

En la madre patria los señores del Consejo de Críticos de Artes Visuales elaboraron un documento de “buenas prácticas” para los museos y centros de arte contemporáneo. Y lo hicieron en el preciso momento en que para el Reina Sofía se designó una directora que a todas luces no era la apropiada. Como la chica no resistió semejante carga, renunció. En ese momento se pone a circular el documento anexo, que se tuvo en cuenta para escoger por concurso el nuevo director.

Va entonces este documento como un aporte -o servicio social- para nuestro “campo del arte”, en caso de que se piense -seriamente- en profesionalizar el área de los museos, la cual funciona muy cerca de las “prácticas señoriales” de la colonia. Y bueno, los tiempos cambian – o suelen cambiar.

COMUNICADO SOBRE EL DOCUMENTO DE BUENAS PRÁCTICAS EN MUSEOS Y CENTROS DE ARTE CONTEMPORÁNEO

El Consejo de Críticos de Artes Visuales quiere reivindicar y subrayar la importancia de la inmediata puesta en marcha del Documento de Buenas Prácticas (anexo al final de este comunicado). Igualmente, desea manifestar que su importancia y alcance democráticos van más allá de episodios coyunturales, como la reciente dimisión de la directora del Museo Nacional Reina Sofía.

El hecho más relevante para el mundo del arte español en este nuevo siglo ha sido el surgimiento de una serie de asociaciones legítimamente representativas que engloban a los profesionales del sector, convencidos de la necesidad de una profunda e impostergable transformación del mismo. Y, más importante aún, que dichas asociaciones han sabido conciliar sus diversos criterios y demandas para elaborar el Documento de Buenas Prácticas en Museos y Centros de Arte Contemporáneo, posteriormente consensuado con el Ministerio de Cultura, y firmado, el pasado 31 de Enero, por la Ministra Doña Carmen Calvo y la Asociación de Directores de Arte Contemporáneo, el Consorcio de Galerías de Arte Contemporáneo, el Consejo de Críticos de Artes Visuales, el Instituto de Arte Contemporáneo, la Unión de Asociaciones de Artistas Visuales y la Unión de Asociaciones de Galerías de Arte de España.

Este Documento tiene contenidos destacables, como son el análisis y racionalización de aspectos como la identidad artística de la institución, los objetivos de la gestión o las funciones (científica, económica y administrativa) del Director, del Patronato y del Equipo Técnico. Igualmente, el papel social de los Museos y Centros de Arte Contemporáneo queda firmemente establecido. Además, mediante la firma del Documento, el Ministerio reconoce al sector como tal, y también que éste se articula a través de asociaciones. Ello supone que tendrá en cuenta la opinión y participación de las mismas en aquellos asuntos que les atañen. No cabe duda de que esto es un considerable avance democrático, pues implica el diálogo abierto y constructivo entre la Administración y los colectivos representativos de la sociedad civil.

El Documento plantea un cambio radical en la política cultural de nuestro país. El punto más llamativo, sin duda, es que, 30 años después de las primeras elecciones democráticas, los Directores de Museos no serán nombrados arbitrariamente, sino mediante un concurso o proceso de selección basado en los méritos profesionales de los concursantes y en el contenido de su proyecto museístico. Así mismo, el nombramiento de sus Patronatos garantizará la presencia de representantes de la administración pública titular, de miembros de la sociedad civil y –muy importante– de expertos y científicos, en porcentajes equilibrados.

El Consejo de Críticos de Artes Visuales quiere reivindicar y subrayar la importancia de la inmediata puesta en marcha del Documento de Buenas Prácticas. Igualmente, desea manifestar que su importancia y alcance democráticos van más allá de episodios anecdóticos, como la reciente dimisión de la directora del Museo Nacional Reina Sofía, y resalta la necesidad de que todas las Comunidades Autónomas, que tienen transferidas las competencias sobre Museos, ratifiquen dicho Documento.

EL CONSEJO DE CRÍTICOS DE ARTES VISUALES

Documento de Buenas Prácticas en Museos:
http://www.mcu.es/museos/docs/museosbuenaspracticas.pdf

2.795 consultas