Los límites de mi mundo

Andrés Felipe Uribe escribe. Escribe con una máquina que ya está sepultada, o escribe con una máquina de calcular precios, escribe a mano con una letra torcida sobre cartón o sobre sobres de pago. A veces escribe sobre los pagos que hizo, o más bien escribe los pagos que hizo porque en realidad no escribe sobre nada. Registra, como un burócrata de lo absurdo, el tiempo muerto, que sólo transcurre para dejar un registro mecanografiado de su insignificancia.
       Ver más

Tres décadas y un lustro

Por inverosímil que parezca, todo esto ha ocurrido durante las últimas tres décadas en Colombia, la reseña que hago no es exhaustiva, de la misma manera en que no lo es la exposición de la Valenzuela Klenner, aunque el panorama es amplio. Me hubiera gustado ver en los documentos las voces de quienes han hecho resistencia, de quienes han construido otras historias en medio de esta historia devastadora.
       Ver más
       Ver más

Identidad femenina*

Hace 5 años o más que no iba al MAMBO, tal vez desde que se puso nombre de diva del Tropicana travestida de señora bien de Bogotá. Hace mucho no tenía ganas de ir, pero hoy fui a ver la exposición “Identidad Femeninna en la colección del IVAM”. El nombre de la exposición sonaba alarmante desde el principio, pero no me iba a perder de ver por primera vez en mi vida una exposición “Women Only”. No era la “Identidad femenina” lo que esperaba encontrar, tampco soy tan ingenua, sino sentir alguna remembranza emocional con mi primera fiesta “solo para chicas” que fue una epifanía de tres pisos de kumbia, salsa y rock and roll. También pensaba que podría haber algún eco de los conciertos de las riot girls en donde solo personas con vestido (de chica) podían entrar, este gesto había propiciado, según mis especulaciones, el poderoso travestismo pre-suicida de Kurt Cobain.
       Ver más