18 razones por las que Set, de Juan David Laserna, ganó el IX Premio Luis Caballero

1.- Por hacerse caso desde el título y construir un set dentro de un set. 2.- Por resignificar una sala de exposiciones fea y compleja como villancico reiterativo (“textura sobre columna, y sobre columna, claraboya…”), que ha aniquilado muchas muestras en el pasado. 3.- Por subrayar en vez de esconder la intensa contaminación visual que impone la arquitectura del lugar para usarla a su favor. 4.- Por evidenciar el status del edificio sede de la exposición como lo que es: una ficción institucional diseñada con la idea –siempre trunca– de albergar parte de la historia. 5.- Por integrar la sala del fondo de la sala de exposiciones. 6.- Por articular dentro de la narrativa de su muestra ese espacio peor de inmundo, frío, húmedo, pésimamente iluminado y con vocación de bodega eternamente sellada, donde nunca había podido suceder nada…
       Leer

Acerado  

En la escalinata de acceso al Museo de Arte del Banco de la República el escultor John Castles propone un diálogo con el siempre problemático espacio público. Y lo hace muchísimo mejor que colegas suyos adictos a la ostentación espacial.
       Leer

Likee

Esta edición (de ARTBO) tuvo quizá el mayor número de intervenciones espontáneas en lo que va del encuentro. Estas se concentraron originalmente en la apertura y luego hubo una durante la feria. En primer lugar, se ubicó la adición de dos consonantes al “logo” del certamen, por parte del colectivo Don Nadie. Días después se dio la mediación final respecto al performance de Ana María Montenegro. Allí, Natalia Valencia, artista y curadora colombiana que también hacía parte de la programación de presentaciones en vivo, detuvo y exigió la finalización inmediata de la obra de Montenegro, pues sentía que “interrumpía el sonido de la conferencia a la cual yo estaba asistiendo en el Foro en ese momento”…
       Leer
       Leer

Carta a José Roca

Tras revisar su más reciente postura en el debate generado por la intervención de la escultora Doris Salcedo en la plaza de Bolívar, busqué su perfil en fb o su participación en varios de los debates que se suscitaron pero no lo encontré. Quería comentarle esto por esa vía, pero nada. Ni perfil, ni muro, ni sus palabras. Y eso me extrañó. Pero de eso no quiero hablarle ahora.
       Leer
       Leer

Postconflictivo

No todo es una tormenta en este país. De hecho, a algunos les sirven para justificar su abstención. O para entender que lo que ahora es un desastre emocional, antes iba a ser un remesón económico. Que nos iba a afectar a todos, por ejemplo al sector de la cultura. Para muchos, el Tratado FARC-Santos, no sólo iba a traer más verdades a medias
       Leer

Apoyo

Lucas Ospina en una presentación que hizo en Bogotá y en bogotano para un emprendimiento cuyos dueños creen que deben titular en inglés y subtitular en castellano. Yo no estudié…
       Leer
       Leer

Donación (de verdad)

El revuelo levantado por la más espectacular campaña de medios del Ministerio de Cultura en lo que va del año posee varios hitos: Mario Jursich Durán no deja de subrayar la evidente falta de tacto de la empresa que pensó la andanada de gracejos; Eduardo Correa pregunta por lo que costó el chistesito; RCN dice que hubo comunicados a nombre propio; en avaaz se puso una carta dirigida a gente importante donde se ampliaban reclamos originalmente formulados por Halim Badawi en su muro de fb.
       Leer
       Leer

Revisión

La redacción profesional de la historia del arte contemporáneo en Colombia posee facetas bastante desiguales. O se trata de investigaciones improvisadas en Maestrías de año y medio. O se la conmina exclusivamente a la década de 1960. O la hacen personas que se comprometen con un tema, experimentan metodologías y publican textos o proponen curadurías imprescindibles. Como esta, que, además, evita el combo 60% marco teórico-39% entrevistas-1% hipótesis…
       Leer
       Leer

Convivencia

María Claudia López, Secretaria de cultura de Enrique Peñalosa, describiendo la problemática que enfrentará su despacho durante el presente mandato. Foro Distrital cultura, seguridad y convivencia. Auditorio Biblioteca Virgilio Barco.…
       Leer
       Leer

Captura 

La imagen comenzó a ser reproducida ayer y concluirá el martes siguiente. En seis días se materializará la fábula del grafitero juicioso, cuya moraleja permanece en boca de la actual secretaria: “una ciudad puede desarrollarse a través del arte urbano, siempre y cuando esta práctica sea responsable, se practique en espacios autorizados por el Distrito y se respete y valore el patrimonio cultural, así como los espacios privados”. Seguramente el grafiti saldrá muy bien, será una obra que despertará la admiración general y enriquecerá la interpretación conceptual del mercado del café en Colombia.
       Leer
       Leer

Barbecho

Si todo (le) sale bien (al gobierno de Juan Santos), a finales de marzo se firmará el fin de la guerra civil colombiana. (En teoría) se recuperará la esperanza y comenzaremos a preocuparnos por otros problemas: inequidad (ajá), destrucción de ecosistemas (ajá), corrupción (ajá), desempleo estructural (ajá). Nos desbordaremos de arte postconflictivo y miles de comunidades serán revictimizadas por artistas (indolentes) armados, valga la expresión, de cámaras fotográficas (o sus sucedáneos portátiles), billetes para aplacar a los menos dóciles, buenas intenciones y toneladas de autojustificación (jurados de cualquier premio, prepárense).
       Leer
       Leer

Canonización

Su curadora, Helena Tatay, pareció entenderlo de ese modo. Construyó un relato exhaustivo (y por lo mismo, hiperfatigoso) para presentar treinta años de producción. Y, por lo mismo, revela bastante rápido las características de este volumen de obra: monocromía persistente, incremento de tamaño en los formatos a medida que pasa el tiempo, rigor investigativo, despliegue de virtuosismo (y horas de vida despierta) en labores obsesivas, apropiación de textos provenientes de fuentes oficiales (prensa y/o leyes y/o investigaciones médicas y/o lenguas en peligro de extinción), fascinación por la labor artesanal
       Leer
       Leer

Maluqueras

Antes de facebook y del boom del arte, la gente se reía más de sí y más entre sí. Ahora no hay listas, nos reímos casi siempre solo de los demás y no soportamos un auscultamiento verdadero. Más sociales y desmemoriados sobre nuestra propia vida. ¡Que retornen las listas!
       Leer
       Leer

Furor

Si gana la alcaldía, Rafael Pardo va a estar feliz borrando esas imágenes (tampoco lanzará convocatoria para eso). Si gana Peñalosa les añadirá esculturas (de Negret, Hoyos y Salcedo (Bernardo), o corbatines). Si gana Clara, tampoco se va a dar cuenta de que están. En fin. A pesar de nuestro optimismo el asunto va a terminar igual: instrumentalización de la imagen para montar otras cosas. Gobiernos, abogadas de divorcios, violinistas, Clarisa Ruiz.
       Leer
       Leer

Crucero

Es paradójico, pero esta muestra que trata sobre el naufragio y el fracaso, y se expone en un museo que hace mucho viene naufragando y fracasando, terminó por revitalizar su programación. Además del recibir a un público que de otra manera no iría allá, una vez Juan Mejía fue proclamado ganador de la VIII versión del Premio Luis Caballero, en las redes sociales de la entidad se prometió que “a pesar de que la muestra va hasta el 1 de noviembre. Es posible sin embargo, una extensión” #valordeoportunidad #apuntarlealoquesemueva.
       Leer
       Leer

Divorcio

Apreciado alcalde, valdría la pena que pensara la situación actual de la Fundación Gilberto Alzate como un interinato, y se planeara la posibilidad de, por fin, otorgarle los dispositivos para que se defienda del nepotismo que la ha caracterizado. En breve, que el nombramiento de su dirección se oriente por valores más cercanos al mérito y la experiencia en su área de desempeño y no por hechos ajenos a su misión.
       Leer
       Leer

Dear

Supe que para aplicar a la Clínica de proyectos que usted hizo el jueves 20 y el viernes 21 de agosto en una galería-espacio-de-arte-independiente era necesario enviarle un texto de no más de 300 palabras en inglés. Pero, como no deseo conversar con usted sobre mis proyectos futuros, me saltaré esa exigencia de protocolo y me arriesgaré a escribirle en mi idioma, para tratar sobre un interesante proceso urbanístico en el barrio donde usted habló.
       Leer
       Leer

Humana

Todo salió a pedir de boca (de urna). La gestión demostró la efectividad de las acciones que viene emprendiendo la Fundación Alzate desde la más reciente modificación de su organigrama y del diálogo que, al parecer, ha establecido con (un grupo de) artistas y (un sector del) público. Además, en la producción del obelisco participaron representantes de dos comunidades tradicionalmente favorecidas por el paternalismo demócrata hacia las artes: obvio, artistas y, luego, estudiantes de artes plásticas.
       Leer
       Leer

Papá

Todos sabemos que esa institución tiene una Gerencia de Artes, con coordinadores de espacios, equipamientos y proyectos editoriales; sin embargo, al revisar su colección aparece siempre una brecha prolongada: no hay un funcionario especializado –hay que recordarlo, y sobre todo y siempre allá: profesionalizado para cumplir esa labor–, a quién consultar
       Leer

Antifa

Panorámica de la exposición Antifascismo en Bogotá, un pasado y un presente de lucha, Sala Cabeza de Ratón (Fundación Gilberto Alzate Avendaño), Bogotá, julio 2-26, Bogotá. Esta exposición, inaugurada tras…
       Leer
       Leer

Institucionalización afectivizada

Tamara Ibarra llegó de México a Bogotá por dos semanas como participante del Independent Curators International (iCI) para presentar “Tomar la ola”, su investigación sobre Espacios Independientes de México (cuya información se puede consultar aquí y aquí). Alternando sus actividades institucionales conversó con los espacios independientes de Bogotá reuniendo información sobre estas organizaciones y compartiéndoles la manera en que se da ese fenómeno en su país.
       Leer
       Leer

Canto

Bogotá: belleza y horror recupera una senda de trabajo que tanta falta le hacía a esta institución. Que ojalá no pierda y ojalá refuerce. A partir de la selección de un amplio número de artistas destaca en ella su interés omniabarcador. Cosa extraña en nuestros días de exposiciones pequeñas en espacios comerciales. Sin privilegiar escuelas o técnicas, insiste en el hecho de que la mirada artística se construye en los espacios de la convivencia urbana.
       Leer
       Leer

Editorial

Más que un evento de estudiantes de arte, el Salón Tollota maneja todas las características de un encuentro serio como los que tanto gustan en Bogotá. Posee periodicidad, invita aspirantes a artistas, permite y/o promueve la calidad desigual, estimula la sinergia entre facultades, formula constantes declaraciones de principios, tiene humor. Y también lanza un medio editorial cada vez que se estrena.
       Leer

Pesadilla

El título de esta intervención de Mario Opazo en el Monumento a los Héroes de Bogotá marca con claridad sus límites políticos e induce a error […] Esta propuesta funciona más como el riguroso sondeo de la metodología de trabajo de un artista que demuestra haber alcanzado la madurez de una carrera plena de investigaciones con múltiples técnicas y escenarios, que a lo largo del tiempo y a pesar de los premios, han salido bien y mal libradas. En otras palabras, su club de fans sonríe satisfecho al habitar una enorme instalación que es “Opazo puro”…
       Leer

Sepia

Hace varios años, Nicolás Gómez, integrante del equipo curatorial responsable de esta exposición estaba trabajando en otra curaduría. Junto con Felipe González y Julián Serna propuso el diseño actual de la sección dedicada al arte moderno en el Museo Nacional. Entre las múltiples decisiones que tomó junto con sus colegas estuvo la de abrir la sala oponiendo campo y ciudad.
       Leer

Cinta

En la portada de una revista Cromos de 1999, Vicky Neumann, artista, en flor de loto, sufría los criterios visuales e ideológicos que se le imponían a las promesas del arte de la época: 1.- como era pintora debía usar pantalón blanco untado de pintura; 2.- como era artista, su aparición debía encauzarse tras el guiño facilón de cultura general bajo la fórmula “retrato de una artista (no adolescente)”. Desde esa época, parece, la perseguía el tema del tránsito hacia la madurez en la especie humana…
       Leer

Puja

Tras haber abandonado la pésima idea de convertir una excelente propuesta en un monumento a sí mismo, Franklin Aguirre comenzó a tomar decisiones útiles. Por ejemplo, orientar el programa de educación informal en artes impulsado por la Cámara de Comercio de Bogotá. Plataforma 3 es la versión más reciente del proyecto Artecámara tutor. En él revela el efecto que su gestión ha tenido en el afianzamiento profesional de una población de artistas distinta a la localizada en el eje Macarena/Teusaquillo/Barrio-abajo-de-la-80-gentrificado-con-arte.
       Leer

Deli

Siempre que un crítico de los medios se concentra en el cubrimiento periodístico de la pobreza y/o la guerra, rescata la equívoca noción del “mínimo-de-respeto” para enmarcar la relación entre entrevistado(s) y entrevistador(a). A pesar de que el cubrimiento sea sesgado, paternalista, hiperventilado o dramático; usar la ración necesaria de mínimo-de-respeto, aporta carta blanca para cebarse en la cotidianidad de los desposeídos de turno. En arte, esta actitud es clásica.
       Leer