La bienalización: del espectador ilustrado al internauta

La bienalización debe ser incluida de pleno derecho en el ámbito de la globalización, aunque solo sea por el hecho de que las bienales de arte disparan su número justamente en la década de los 80 del siglo pasado, coincidiendo con el inicio de una globalización cuyo envolvente despliegue han acompañado desde entonces. Podría elegirse como fecha de inicio de la bienalización el año de 1984 que -aparte de ser el título de la más célebre alegoría del totalitarismo (George Orwell,1947)- fue el de la celebración de la primera edición de la Bienal de La Habana.
       Leer
       Leer

Bienal de Venecia. Una vez más no estamos

La bienal de Venecia cumple 120 años de existencia, celebra su 56 edición, reúne pabellones de 89 países bajo el lema de All the World´s Futures, y Colombia, una vez más no está. Tanto cacarear que somos una potencia emergente, impulsada vertiginosamente hacia el futuro por la locomotora minera y al final de cuentas no hay por parte del Gobierno nacional el dinero ni ganas de participar como se debe en la bienal de las bienales, en la bienal que ha sido y sigue siendo una cita imprescindible del arte internacional desde los años ya muy remotos de su primera edición.
       Leer
       Leer

Arquear

Las fortalezas de ARCO Colombia fueron tres: la primera una exposición colectiva y las dos restantes individuales. La primera, curada por Santiago Rueda Fajardo, estaba o está dedicada a la fotografía colombiana de los años 70 y ostenta la virtud de ser fruto de una investigación duradera que ha recuperado artistas desaparecidos de la escena – como Camilo Lleras, Inginio Caro o el primer Manolo Vellojín. Su título debe a su nombre al de una de las obras de Lleras: Autorretrato disfrazado de artista, al que se suma la aclaración: Arte conceptual y fotografía en Colombia en los años 70…

       Leer

La fábula de la Feria de Arte de Madrid

Erase una vez una feria de arte contemporáneo que, después de los años del glamour y el exceso, se encontraba al borde de la ruina. La crisis económica mundial, desencadenada en el verano de 2006, había alejado de sus espaciosos pabellones al grueso de los coleccionistas privados, que no tenían muchas ganas de dejarse ver haciendo ostentación de riqueza en medio de una sociedad que veía esfumarse de golpe el sueño de una ilimitada prosperidad para todos.
       Leer

La imaginación política radical

La exposición se titula escuetamente Playgrounds y es de una heterogeneidad fascinante porque junta Goya con Oliver Rossler y Archigram con Reclaim the Streets, para citar solo dos de sus múltiples extremos. Cada obra expuesta vale entonces por sí misma y cada una invoca su propia constelación de obras simpáticas o simplemente afines.
       Leer
       Leer

Mierda y catástrofe. Síndromes culturales del arte contemporáneo

Creo que antes de presentar debo presentarme. Yo soy quien está abrumado por la tarea de presentar un libro que prueba hasta la saciedad – y nunca mejor dicho – que su autor es un glotón. El propio Fernando se retrata sin quererlo, cuando en su relación de los innumerables síndromes culturales del arte contemporáneo – que es esta enésima obra suya – detecta el siguiente: ¨ En última instancia, la estrategia de la obscenidad no solo ha convertido lo banal en monumento, sino que la pulsión fetichista, el mal de archivo, ha llevado, valga la paradoja, a la obesidad y la anorexia…
       Leer
       Leer

Santiago Sierra, los encargados, lo cerdos y los tiburones

Santiago Sierra ataca de nuevo. Con la contundencia que es habitual en él y con la oportunidad con la que rodó una película como NO. Global Tour en el umbral de una crisis cuyo despiadado manejo por quienes nos gobiernan ha desencadenado un aluvión de encendidas protestas callejeras en medio mundo que han elegido el NO como el medio más simple y expedito de expresar su rechazo global a unas políticas que están condenando a la mayoría a la miseria…
       Leer
       Leer

Negri, lo común y la crisis

Toni Negri defendió su tesis de la necesaria superación de la oposición Público/Privado acudiendo al ejemplo del exitoso referéndum sobre el agua realizado hace poco en Italia. El referéndum – convocado por una coalición de colectivos y organizaciones sociales y no por los partidos del arco parlamentario – arrojó una significativa mayoría de ciudadanos partidarios de rechazar la privatización del agua y de defender su carácter público.
       Leer

(d)OCUMENTA o la redención del objeto

La Documenta, por muy importante que sea el programa de actividades de todo tipo que invariablemente la acompaña, es una gran exposición de arte, ese es su origen histórico, su núcleo, su razón de ser y quienes desde hace tanto tiempo somos sus visitantes asiduos agradecemos mucho que quién se hace cargo de diseñarla y realizarla nos ofrezca una experiencia artística de primer orden.
       Leer
       Leer

Monumento a la desobediencia civil

Si hay algún héroe en esta crisis del capitalismo mundial ese es muy probablemente el pueblo islandés. Ese que parecía el primer beneficiario de la transformación de su país en el paraíso desde siempre soñado para los inversores internacionales y que un día se despertó con la noticia de que todo no había sido mas que un espejismo…
       Leer
       Leer

El agua o el oro

Esta historia, tan aleccionadora, se me ha venido a la cabeza viendo en ARCO – la feria de arte contemporáneo de Madrid – la obra más reciente de Miguel Ángel Rojas, titulada El nuevo Eldorado. Se trata de un gran cuadro de 2×6 metros, pintado con polvo de hojas de coca y láminas de oro y que está hecho a partir de la fotografía satelital de un largo tramo del río Amazonas. El artista explica que le movió a hacer esta obra la noticia de que el actual código forestal brasileño permite que se talen diariamente 400 hectáreas de la selva amazónica…
       Leer
       Leer

La polémica sin fin del Guernica

La presentación a la prensa del proyecto de micro fotografiar sistemáticamente al Guernica de Picasso dio lugar a una ronda de preguntas muy viva, en la que no faltaron las que inquirían por la opinión de Manolo Borja sobre petición reiterada hace poco públicamente por Miguel Zugaza de que el Guernica vuelva al Prado, el museo que él actualmente dirige. Como era de esperar Borja dio por definitivamente zanjado un asunto que – tal como recordó – se resolvió por ley a finales de los años 80, cuando el gobierno español de entonces decidió que el célebre cuadro se trasladara el Museo del Prado al Reina Sofía, contrariando la voluntad expresa de su autor…
       Leer

La bienal de Venecia: plataforma de los happy few

El más llamativo de estos deslizamientos telúricos lo protagoniza sin duda la élite de los coleccionistas de arte de élite que, en esta edición, han decidido imponer como el más exquisito e inalcanzable criterio de distinción el disponer de un palazzo sobre el Gran Canal donde mostrar la propia colección de arte contemporáneo.
       Leer