Quantcast

Arte público y memoria

fperyuz

Memorial a una víctima – Sachsenhausen 2013

El arte público es una herramienta para tener en cuenta en todos los procesos de reconciliación social, ya que puede ayudar a sanar las relaciones entre las comunidades afectadas y las instituciones estatales.

¨La Humanidad se encuentra probablemente en la crisis más grave que tal vez haya conocido en toda su historia. El problema de la supervivencia sobrepasa el problema de la salud del hombre y concierne a la seguridad de todo el planeta. Se trata de un peligro planetario. A mi juicio, el arte ha llegado a un término, toca a su fin y ahora comienza un periodo en que asoma la necesidad de un arte social.” Joseph Beuys http://laberintosvsjardines.blogspot.com/2008/11/joseph-beuys-la-escultura-social.html

Un excelente ejemplo de arte público y memoria se ve en Berlín, con propuestas que intervienen el espacio público, trabajando con la historia colectiva de una sociedad que busca sanar las heridas del pasado.

Desde Federico II, ¨EL Grande¨ qué impulso el desarrollo industrial, cultural y bélico para ampliar el imperio de Prusia, hasta el tercer Reich se planeo un imperio centralizado desde Germania; Ambos mantuvieron sus intereses, con la colonización, con la esclavitud y con la toma del poder a consta del control social.

No podemos pretender que la sociedad acepte el silencio o la indiferencia de sus propios gobernantes, sabiendo que algunos de ellos son los directos responsables de  la opresión del pueblo.

La responsabilidad de toda la comunidad y el compromiso de sus administradores en rescatar la memoria  para hacer visible la verdad es la única salida para una reconciliación individual y social.

Texto completo >

4.687 consultas

11 Opiniones sobre Arte público y memoria

  1. Juan Fernando Toro 2013/10/12 at 12:02 am

    La Exposicion Erinerungsfelde (Campos de memoria) en Berlin no estuvo bien. No lo digo yo, si prefieren preguntenselo a los artistas que viven en Berlin (y no es solamente por que no se nos llamo a preguntar si de alguna manera participabamos, pues solamente eran artistas de bogota expuestos en un edificio de notaria y donde dan las Visas ! que manipulación tan berrionda, una cosa “oficial”, hay miles de aspectos que tocar ahi). El problema no es de los artistas participantes, pues los trabajos son interesantes relacionados con la realidad que avces se amana panfletaria, sino que es un problema cuando se manipulan los discursos politicos, se utiliza al arte y no quedan claras para nadie que implicaiones esteticas y politicas tiene la exposicion? La expocision “Errinerungfeld” (Campos de memoria en el Ratkeller del Rahthaus) de personas “artistas colombianos” que viven en Bogotá fue solamente para un grupito de personas que manejan un discurso “Rechtpositivist” como le llamamos aqui, o estudiantes sociologos de estidios latinos que buscan algo exotico que ver, dejando al arte que se hace en Colombia en un Ghetto que perjudica la visión de los Latinos en Alemania !! (esto quiere decir el problema del control de visas en realción con la imagen que los colombianos son violentos y no se les puede permitir venir a Alemania) NO hubo contacto entre artistas colombianos y artistas Berlineses o europeos, ni siquiera se hizo publicidad adecuada (yo me entere por pertuz que se quedo en mi casa) y por otro lado favorece un asunto politico del llamado “capitalismo cultural” del cual hacen gala muchos paises ahora mismo, al llamarse Erriinerungskultür” (cultura de la memoria) que es un problema muy grave en realcón con el odio y prejuicio racial y la guerra desde Libia hasta Rusia, en relación con falsificacón de archivos, utilización politica de “nuevos archivos” en los paises de la exunion Sovietica (desde dos anos hay nuevos documentos en rusia que muestran eventos en ucraina en un pais donde la tradicion de la falsificación de documentos es ya conocida. Que mucho fue cierto pero no se sabe que tanto) el problema es que “la memoria” esta siendo uitilzada como cebo para un nacionalismo y odio contra oras naciones de la antigua union sovietica y con el afan de pertenecer a la union europea el problema es el odio y las ganas de justificación de guerra contra paises, en defensa de su memoria “soberana”.

    • Wilson Díaz 2013/10/12 at 1:27 pm

      Yo no vivo en Bogota sino en Cali y estoy en la mencionada exposición.

      • Juan Fernando Toro 2013/10/13 at 3:42 am

        Pues eso no deberia interesar de donde uno sea, si has trabajado en Bogota, no creo en los regionalismos, inclusoque debrieron invitar artistas de otras nacionalidades para que haya dialogo y no se quedara en un Ghetto. Ademas, yo esperaba verte a ti en la expo, porque siento que eres importante, todos lo sabemos, debieron ayudarte a diligenciar la visa con una carta de invitación especial o recomendación, tanto mas si la embajada seguro que ayudo e incluso que hubo un programa o conferencia en la propia embajada con el embajador y todo.

        • Wilson Díaz 2013/10/14 at 1:35 pm

          Hola Juan… digo: “yo no vivo en Bogota sino en Cali y estoy en la mencionada exposición”. digo esto Porque tu afirmas en tu intervención que todos los artistas colombianos en la exposición Campos de memoria provenían de Bogota, para mi es muy importante esta situación de vivir en Cali y hacer arte aca, independientemente de donde lo exponga, Bogota o Berlin, no es por regionalismo, ni por nacionalismo sino porque esta situación y condición exige ser comprendida según esa situación, y valga la redundancia, y eso implica saber en que contexto se produjo y bajo que condiciones. Y estos lo sabes muy bien pues estas hablando en las actuales coordenadas de poder, desde uno de los centros del arte actual como es Berlin, y hasta me atrevería a decir que desde las políticas y posiciones en boga allá. En relación al lugar de exposición escogido por el curador de Campos de memoria entiendo lo problemático que te parece, ninguno quisiera ser usado para hacer propaganda de este estado, pero en relación a mi caso especifico este espacio institucional del estado colombiano en Berlin, esta notaria como dices, me parece interesante, me gustan los espacios problemáticos, tóxicos de propaganda y vigilados (como el internet) seguramente por vivir en Colombia los últimos 50 años, y también por los problemas que tuve con la embajada de Colombia en Inglaterra por un trabajo similar, pero bueno esto no es algo que presupuesté,. Quiero señalar que pienso que es muy importante el esfuerzo de Oscar Ardila, por venir a Colombia desde Berlin a hacer la investigación sobre este asunto de su interés, y venir a hablar con los artistas, me gusto mucho la selección y lo que vi a través de las fotografías, desafortunadamente no se dieron las cosas para ir, pero gracias al encuentro previo con Oscar en Cali, a la entrevista que me realizo, planeamos muy bien todo lo concerniente a la exhibición del video Baño en el cañito, .
          Y a propósito de lo que dices, A mi me gusta el Salón Nacional de Artistas de Artistas, con ese nombre, con ironía y con humor y se que a los extranjeros también les gusta con ese nombre, porque lo comprobé en Cali en el 41SNA.

          • Juan Fernando Toro 2013/10/14 at 7:00 pm

            Entiendo que la Fundación Alzate Avendaño hace unas convocatorias con artistas de Bogotá para ser expuestas en el exterior y la exposición que hablamos es una de esas becas, por decirlo así. No sé si es así, no tengo problema por eso o si es de otra manera también.

            Si hablamos de tu trabajo, que es muy interesante, creo que es importante ver la realidad donde se vive.

            Tu punto desde tu perspectiva no es incorrecto, quizás tengo un prejuicio con el curador, por lo que dices, es una cosa interesante que la exposición esté fuera del contexto artístico de Berlin, por que se puede manipular a veces esos contextos, pero debes pensar que si tu trabajo estuviese expuesto en General Public tendría otra connotación, lo mejor sería ser consciente y bueno, en un Rathaus es muy interesante si uno viene de un lugar que no es el centro y tienes razón, que uno no se debe dejar cegar por estrategias de poder. En relación con localización, uno debe trabajar consiente de lo que hace, pero no importa que uno no sea cool o si otros lo consideran que no esta de moda.

            En parte a mi me importa un comino si la exposición es en el Ratkeller o en HKW, sino la presentación a nivel de nación que muchos hacen. Oscar pudo haber hecho una buena investigación en Colombia, y quizás Oscar no quería ese resultado, sino las cosas se dieron para que fuera solo así como se dieron, pero si no es así, habría que reflexionar en el resultado.

            Cada uno sabe que hay unas organizaciones en Berlin como Listros Galery que se dedica al arte de Africa, y que si alguien viene de otro pais es difícil hacer algo con el contexto ya que no lo conoce muy bien y solo le queda mostrar su propio contexto, asi es que en las metropolis se buscan unos setinngs donde es irrelevante de dónde se venga.

            En ese sentido nos avergonzamos por esa idea de una nación en donde hay gente de muchos países, no es por que uno quiera estar a la moda solamente sino otra cosa, que es que aquí casi todos somos extranjeros, las cosas tienen significado no solo en el origen organico de una persona sino en su contexto, y el contexto en ese caso es Berlin donde hay unos problemas que habría que tratar.

            La verdad me parece muy egoísta que muchos curadores intenten perfilarse como grandes curadores oficiales, pero no piensan bien, ni reflexionan qué hacen. No digo que lo hacen con maldad, pero si creo que se creen mucho, no ven el hecho ni hay autoreflexion critica respecto de la situacion del artista latinoamericano en Berlin o en europa o en otro país del mundo, que es una cosa que tu Wilson Diaz tambien la conoces.

            Por otro lado quizás has interpretado mal el lugar del Ratskeller, que es como una notaria digo yo, pero aquí significa no que es algo interesante -por que si tu trabajo es algo ilegal y está en un edificio oficial es interesante porque transgrede- pero a lo que me refiero es a otra cosa, que sencillamente en Berlin ese lugar para exponer es aburrido, habiendo tantos más, quizás te favorece a ti más que a otros artistas de la exposición, pero lo que mas me pareció raro es que no se hubiese dado dialogo con otros artistas de Berlin o internacionales, que se quede en un ghetto.

            Incluso en la Bienal de Venecia el representante de Alemania era de otro pais, entonces Berlin es un lugar muy intercultural. Pero si se presenta a los artistas de Colombia como si quisieran quedarse en la politica nacionalista y la oficialidad que es el problema para muchos en recibir una visa para entrar a estos paises, etonces se embarra la sensiblidad del arte que se hace en Colombia creyéndolo nacionalista o que se cree aparte de los demás procesos que llevan años, que colabora con la politica democratica de “migracion” que aqui tiene una connotacion de neonazismo, discriminacion y politicas de ultraderecha.

            Después se vuelve mas duro recibir una visa para venir a Alemania. El Salón Nacional no hablaba yo de el, no pude ir a verlo, me hubiera gustado.

            Por lo que dices Pertuz, es interesante como manejas el tema, yo la verdad en relación con el trabajo artistico no tengo ninguna critica. Disfruto siempre lo que se hace, es para mi un privilegio ver a colegas en Berlin, seguramente estamos para ayudarnos y en el futuro mas ayuda vendrá para Colombia en materia de arte.

            Cada contexto tiene sus problemas a veces separados unos de otros, pero estamos para crear diálogos entre contextos y que mejor hubiese sido si ustedes estuviesen conectados con otros artistas o expertos y hasta galeristas por que no? Y si se tiene la plata, “la institucionalidad” de la UDK, la Embajada y un Rathaus, por que no se abre un poco?

            Se quedan con una vision de que en Berlin no pasa nada interesante en materia de arte, es en verdad otra cosa, en Berlin hay mucha gente interesante y trabajos interesantísimos, si se quiere ver etnologicamente como se ha hecho con Colombia aqui vive gente que viene del ost europa, gente de China, la gente de Africa, etc.

            Los inmigrantes italianos hay mucho que ver, que deberia haber habido dialogo entre artistas generado en una exposición mas inter-nacional, en Berlin no hay solo ferias de arte, hay muchos lugares interesantes y temas interesantes, de aquí es Christofer Menke, hay teóricos muy relevantes, Benjamin Buchloch, gente que vivió en la ex-union sovietica, en la DDR, aquí viven la mayoría de artistas que estuvieron en la documenta de Kassel 13. Muchos son inmigrantes asilados etc que no tienen papeles fijos, que hacen performance, que viajan, hay una gama de cosas que ustedes se prohibieron.

            Pero sin mas crítica alabo la tenacidad que tuviste Pertuz de salir del país, lo que me da cosa es lo casi imposible que es salir del pais, que es un problema adquirir una visa y tan caro, por unos días y de regreso, qué injusticia para venir a hablarse solo con colombianos, bueno esos seguramente que los mejores artistas de Berlin, no se.

            • Juana Marín 2013/10/18 at 2:31 pm

              Me parece interesante el asunto que usted pone en cuestión, desconozco la exposición ala que se refiere, no conozco Berlin, pero si vivi varios años en Buenos Aires, y frecuentemente hacían exposiciones de diferentes nacionalidades, panameños, bolivianos , incluso artistas desterrados, algunas buenas otras no tanto, pero en si la calidad de las obras no es lo que esta en cuestión aquí, mas bien la pertinencia, de la exposición y su desconexión con el contexto. En estas exposiciones que comento el resultado era un grupo de paisanos segun la nacionalidad, pero no se presentaba ningun espacio para plantear la distancia o la proximidad, entonces termina en un algo tan por fuera de lugar, que no tiene a donde asirse, mas que a una muestra nacionalista, ademas en un lugar que habría que cuestionar si un artista quiere exponer y por que quiere hacerlo, aun que esto en realidad, tendría el artista que preguntárselo con todos los espacio: quiero mostrar esta obra en un museo? tiene alguna relación mi trabajo con el museo? que tiene que ver mi obra con la embajada de Colombia en Angola? la pregunta debiera hacérsela el curador, y los artistas, y al parece (repito no he visto la exposición) que relación hay con ese espacio? que relación con ese contexto, no recuerdo ver muchas exposiciones de artistas alemanes en Bogota, bajo esas condiciones, mas bien lugares como el Centro Cultural España, por ejemplo busca un dialogo con lo local, establecer nexos y deferencias, con la historia de los Argentinos.

              No creo que la vía de escape sea decir: “no queremos contestar o complacer o dejar contentos a todos o si se esta haciendo algo” el asunto es era pertinente, la manera en que se realizó lo fue, los artistas eran los pertinentes? deja serias dudas (aun sin verla y precisamente en esta distancia en la que no puedo comprender ese contexto, habría que construir metodologías de trabajo y de producción de una exposición diferentes, quizás los grupos y las conexiones debieron hacerlas hace varios meses. Esto es importante por que también permite preguntarnos cuanta distancia hay entre las decisiones que se toman en Bogota y en el resto del país, por que en esta exposición la mayoría de artistas son de la capital, y solo uno es de Cali y por que ese artista de Cali, nade de eso es comprensible cuando se habla de cultura y memoria, y se hace una exposición en un lugar gubernamental en un país extranjero.

              Pienso que la principal dificultad radica en que por lo general se tiene una idea a priori de lo que se va a mostrar, en vez de hacer una investigación exhaustiva para detectar, que están diciendo los artistas y por que lo están diciendo y no ubicar “los buenos e interesantes artistas” que ya conozco, para completar el discurso curatorial. Ante lo cual los artistas también deberían decidir si aceptan o no participar en una exposición, bajo otras perspectivas: Los parámetros modernistas de expongo en los buenos lugares donde me llamen a exponer deberían reevaluarse, la pregunta es: mi obra es pertinente en este lugar, a este lugar le es pertinente mi obra? las exposiciones no son burbujas (no debieran serlo) que ocurren al interior de los lugares, ni si quiera si es el espacio publico, sino se tejen conexiones entre los contextos, no pasa nada con lo que se esta diciendo mas que congraciarse con la bonita exposición que se ha hecho y mira que interesante. No hay museo en su ciudad, no lo invitan a Alemania,? hay muchos andenes en el mundo que quizás esperan que algo pertinente se presente alli. O seguiremos haciendo exposiciones de esas que pueden llevarse a cualquier parte, por que son tan indiferentes al entorno como aquellas famosas (algunas maravillosas) que se hacían como ANTEAMERICA y todas estas itinerantes, seguirán los artistas jugándole el juego a las instituciones, a los curadores? Como dicen por ahi el show debe continuar

    • Oscar Ardila 2013/10/13 at 12:06 am

      Estimado Juan, recibo con agrado tu comentario, sobretodo porque hace las preguntas sobre la memoria que fundamentan la exposición y sobre el rol que iniciativas similares deben tener.

      Entiendo a Erinnerungsfelder como un primer intento por hacer preguntas por la dupla: cultura de la memoria – espacio público desde el campo teórico del arte en Colombia. El primer paso no quiere decir tener que contestar todas las inquietudes y que se aborden a todos los artistas interesados en estas problemáticas. Una investigación se concentra en ejemplos y argumentos específicos (ese es el riesgo que cada investigador debe asumir) pero además se cuenta con la suerte de nutrirse con comentarios como el tuyo que permite afinar el campo de trabajo y los objetivos que se puedan tener. Por ahora me concentraré en presentar un poco lo que ha ocurrido a lo largo de la exposición.

      La exposición si ha propiciado un intercambio entre los artistas. Alrededor de esta muestra he conocido distintos proyectos de artistas colombianos residentes en Alemania que giran en torno a la memoria colectiva. Proyectos como el de Edgar Guzmán “Mythos Germania” y el de Carolina Pinzón “Unbequemes Denkmal – Der Schwerbelastungskörper” se vincularon a la exposición y pudimos contar con las visitas guiadas y discusiones con los artistas participantes y organizadores de estas exposiciones. Artistas colombianos residentes en Alemania (Weimar, Colonia, Berlín) participaron en las visitas (lo mejor: las discusiones al final. A esto se debe sumar la muy interesante discusión que se desarrolló en la embajada). Además cada semana se han hecho las visitas guiadas y charlas con artistas participantes en la exposición o artistas residentes en Berlín que han abordado temáticas similares, como forma de poner en diálogo distintas perspectivas.

      Las representaciones de memoria en Alemania en el espacio público evocan un campo tan vasto, que sólo llegué a conocer tu museo móvil de la memoria a través de Pertuz, y esto no implica ni mala difusión, ni mal enfoque. Solo se que la red de trabajo se está armando.

      Erinnerungsfelder se presenta en el contexto de la “antigua” escena artística de Berlín, es decir, el de las galerías comunales fundadas en los 70s – 80s y del arte que se ha ocupado desde entonces de la representación de la memoria colectiva en el espacio público. Erinnerungsfelder se pone a propósito al margen de la escena cool, comercial y espectacular berlinesa en la que, a mi modo de ver, las iniciativas serias de propiciar una cultura de la memoria no tienen cabida. La Galería Ratskeller es una galería comunal cuyo objetivo desde hace años es el de difundir el arte contemporáneo y político a nivel local sin un interés comercial (de ahí que esté al borde del cierre este año y que yo valore aun más el riesgo que han asumido al presentar una muestra de este tipo, que le pide al espectador tiempo y ocuparse de temas “pesados”, cuando la solución sería complacer a las instancias políticas que quieren su cierre). Esa historia hay que tenerla en cuenta y representa la historia de un Berlín que se preocupó por la forma de cómo poner en “escena” su propia memoria de forma responsable. Una historia que se desconoce cuando presentas a la galería como el edificio de las visas o la notaria.

      En relación a las implicaciones para la cultura de la memoria y en el campo estético que tiene esta exposición creo es temprano decirlo. Pero el efecto ya se está viendo y ya estamos discutiendo. En todo caso no creo que haya un ghetto… o mejor dicho me pregunto: por qué un ghetto? Porque no se incluyeron a todas las iniciativas? Porque se presentó en un edificio público? El diálogo está abierto y entre más “scharf” mejor. La exposición estará abierta una semana más y quedan dos presentaciones este martes y este miércoles a las 19:30. Pásate por la galería, participa, pregunta, discute, para eso se han organizado. Si no nos vemos, al menos ya nos conocemos para hacer entonces algo en conjunto.

      Y lo mejor viene cuando la exposición pase por Bogotá.

      Saludo!

      Oscar Ardila
      Curador

  2. Juan Fernando Toro 2013/10/14 at 7:48 am

    Hola Oscar, Con mucho respeto con lo que aquí dices. Cuando hacía esta breve crítica no estaba pensando en ti, perdona no lo tomes a mal, no te conozco mas que una vez en la exposición, mas pensé en las politicas escondidas del arte, pensé como quien hace parte de ello, en las implicaciones estéticas que tiene esta muestra en Berlin y en el mundo del arte. No estoy interesado en la politica oficial del arte.

    Creo que exposiciones que tengan rótulos “patrióticos” como nacional o regional son perjudiciales y no solo para el arte en general, hay unos antecedentes históricos suficientemente claros de socialismo nacionalista que mató a mas de 10 millones de inocentes, y su tradición que aun esta presente en la cultura del odio al extranjero y los neo-nazis, etc. Creo que una exposición debería ser abierta a diferentes nacionalidades, para que haya un diálogo un intercambio estimulante y no se quede en un grupito que maneja todo. Es el problema del Ghetto en que se queda la exposición cuando solamente son colombianos los que exponen y solo colombianos van a una exposición. No tiene que ver como tu dices con “la escena Cool” sino que los artistas tienen derecho a entrar en dialogo con otros locales. Y si me hablas de investigación, para nadie es un secreto que las investigaciones a veces quedan manipuladas por los estados que dicen que es lo que se tiene o lo que no se tiene que exponer en “su” pais. Si la exposición se inaugura el mismo día que hay una feria de arte, el Art Week y todas las galerias tienen inauguraciones, entonces queda en un ghetto por que solamente vinieron los familiares y amigos de los artistas todos colombianos, y no vi a ningún artista de Berlin o de otro país, quizás uno.

    Respecto a temas mas teóricos sobre el problema de la memoría, no voy a tratar aquí, pero si te diría que ese tema tiene diferentes usos en la mal llamada “democracia” y en “el capitalismo cultural”, que el asunto de memoria es un tema suficientemente politizado en Colombia y todo el mundo lo sabe, pero que tiene su relación con lo que pasa en el mundo en este momento. Acabamos de venir de Ucrania y allí se ve como el nacionalismo a ultranza es un instrumento de poder que quiere doblegar a una cultura a disolverse (la cultura Rusa) y genera odios raciales y antisemitismo que se notan en el ambiente, cada extremo de la ciudad de Kiev tiene banderas, es también el problema de una muestra con el acento en un país, por que proyecta al nacionalista y antisemita en su juego de barreras, desprecio y guerra de unos con los otros por quien es el mejor pais o algo asi, se dice, eso son “ellos”, nosotros somos diferentes, cuando la calidad del arte que se hace en latinoamerica es tan buena como en Europa o Africa y el mundo.

    Si intentas anteponer la Galeria del Ratshaus, una galería que pertenece al estado con la escena que llamas Cool y espectacular, estas siendo sencillamente injusto y despreciando a la escena del arte que se hace en Berlin que en su mayoría es muy internacional. Incluso que en la misma Bienal de Venecia la representación del Pabellón Alemán fue de una persona que no era alemana, es decir un artista perseguido por sus ideas políticas que esta asilado en Alemania, Ai Weiwei.

    En general esa escena que tu llamas “Cool” es my intercultural y si haces una exposición con tinte nacionalista estas embarrando la escena colombiana contraponiéndola al trabajo que se esta tratando de hacer entre muchos artistas aquí en Alemania, Francia, Polonia, Rusia, etc. Paises donde hay muchos extranjeros de muchos paises diferentes y todos son amigos, no hay banderas!!.

    Otra cosa, dime ¿cómo haces una discusión con colombianos sobre asuntos de Colombia en la propia embajada de Colombia en Alemania? ¿estás tratando de producir a las personas? estás loco viejo. A cualquiera le daría miedo que lo estuviesen grabando y las discusiones serían condonadas inmediatamente por el derechista violento colombiano, me parece muy fascista eso, eso si que es “pesado”. Por mi parte no tengo problema con la discusión, cada segundo hay discusión en la internet por si no lo sabes, por que en general en la trampa del lenguaje o en lo “obligatorio en el lenguaje” lo único que queda es un socialismo lógico.

    En pocas palabras, no necesitamos ir a la embajada a discutir sobre Colombia, si está la internet y ya todos hablamos con todos en cuestión de segundos palabras van y vienen, criticas. Las galerías comunales que llamas tu en Alemania en los 70 y 80 es como hablar de Cali y los barrios en los 60s, pero cuidado hoy en día también funcionan como tinte antisemitas y nacionalistas, por que casi siempre te juzgan por donde vives, de qué barrio eres, si eres de neokölln o si eres del moabit.

    Por otro lado, de los artistas que después fueron “integrados” (palabra rechtpositivist) no sé de que manera, tampoco voy a hablar de las obras de los artistas invitados que solamente estuvieron cinco dias, pero te diría que no hay una explicación en idioma alemán de las obras de los artistas en las fichas técnicas de tu exposición que expliquen de que se trata cada obra, así no hay acceso me parece a mí.

  3. Fernando Pertuz 2013/10/14 at 9:09 am

    Nunca ha sido fácil tener a todos contentos, siempre los espacios estatales para el arte están cargados para muchos de actitudes q estos han tenido en el pasado. Yo pienso que lo importante es transmitir un mensaje y sea el sitio que sea debemos hablar desde nuestros intereses ya que lo importante y lo que compete son los mensajes que ponemos en esos muros… creo que es de vital importancia referirse a obras, artistas, temáticas, necesidades o problemáticas que se ven en la muestra y que muchas personas en Alemania no conocían… las visitas guiadas y las charlas también han dado la posibilidad para ese dialogo entre Colombia y Alemania. Precisamente este texto habla es de esas posibles relaciones que existen entre los hechos violentos en la historia de ambos países, y como el arte ha sido un medio para visibilizar, señalar pero no para juzgar.

    Si estoy convencido que sería mucho más enriquecedor si estas muestras se realizan también con artistas de los países a dónde va la muestra. Conocer a esos pares y sus modos de producción y difusión podría darnos una mirada de las problemáticas o aciertos que tenemos en común. Igualmente poner en dialogo al arte producido en Colombia y el de otra latitud permite darnos cuenta de que existen diferencias o similitudes pero que sobre todo estamos hablando en el mismo idioma y sobre intereses muy cercanos. Aquí y allá estamos preocupados por cosas que afectan a todos los países y es más al ser humano.

    Como sabemos los resultados no son inmediatos, y mucho de lo que se ve del arte en Berlín son galerías comerciales que se mueven entre la galería marquetería o espacios de diseño que venden arte, de más de cien espacios que cuelgan cosas, poco se ve arte y mucho menos memoria. La semana del arte en Berlín no fue otra cosa más que una copia de las ferias, Bienales,y fiestas que hace el arte comercial. Habría que ver que tan larga es la lista de sitios independientes que investigan en un arte real que abre sus puertas a personas interesadas en hablar de la vida, desde la vida, sin representar o maquillar esas realidades.

    Incluso para que no se dejen distraer… este texto no estaba hablando de la exposición campos de memoria, no estaba hablando ni siquiera del arte público y la memoria, estamos hablando de problemáticas sociales, estamos hablando de como la violencia destruye nuestro territorio, dejando huellas y es allí donde todos tenemos la responsabilidad de hablar, donde el arte, los artistas o cualquier ser humano debe tener conciencia de su responsabilidad en este aquí y este ahora.

    la reseña de la muestra campos de memoria que estoy escribiendo podrá ser otra mirada, que esperemos amplíe el debate que Juan Toro ve… él sabe perfectamente de la importancia que es tener memoria y como el arte ha utilizado este camino para dar a conocer situaciones pasadas que afectan el presente.

    Como dice Juan hubiera sido muy valioso que todos los artistas participantes estuvieran presentes en Berlín, ya que estos proyectos deben contemplar llevarlos a todos… las charlas y visitas guiadas permitieron a los artistas que fueron hablar de su trabajo y confrontarlo con el pensamiento aleman, con el arte aleman y sobre todo con la vida en Berlín.

    Recordemos que esas obras y esos artistas son representantes o embajadores de un país que no solo le debe preocupar internacionalizar obras u objetos, pues estamos en un tiempo donde tenemos que internacionalizar también a los artistas, los teóricos, los críticos, pero sobre todo al ser humano…

    Existe un documento audiovisual sobre la muestra campos de memoria, este video que realice a cambio de la beca de circulación internacional que gane con el ministerio de cultura, deja ver también esa ausencia de los otros artistas, pues es el resultado de las palabras e imágenes que compartieron los creadores en las charlas y visitas guiadas dadas en Berlín. lamentablemente no se pudo colocar el pensamiento de todos, por que no todos tenían el tiempo, o el dinero para visas, tiquetes, estadía, alimentación y demás, responsabilidades que no solo deben ser del artista sino de todas las instituciones implicadas.

    http://www.youtube.com/watch?v=h7irxtnEJj8

  4. Exiliado 2013/10/17 at 7:00 am

    Una experiencia de arte y memoria en el Valle: En Restauracion

  5. Salomé Rodríguez González 2013/10/19 at 11:00 am

    Buen día, no he leído todo el asunto, pero por lo comentado y lo realizado en Alemania, sólo sé que de lo que aquí se trata no es del Arte en Colombia, ni de los artistas, ni del curador, DE LO QUE SE TRATA ES DE GESTIÓN, SI LAS OBRAS SE COLOCAN EN DONDE SE COLOCAN ES POR LA GESTIÓN DE TAL EXPOSICIÓN Y LA VISIÓN DE ÉSTA ES EL RESULTADO DE UNA ANDAMIAJE PREVIO A LA MISMA Y SUS INCIDENCIAS EN LOS CONTEXTOS SI NO LO HUBO PUES ALLÍ FALLA LA GESTIÓN.