Quantcast

el pez muere por la boca

El lugar menos propicio para encontrar la obra de algunos autores es en sus declaraciones. Los exabruptos de opinión de un autor son a veces el peor enemigo de una obra (de ahí tal vez la frase de “Bruto como un pintor”).

El último texto enviado por un asiduo participante de Esfera Pública es prueba de ello —pero, ¿quién aquí, en este foro de debate o en una discusión que se da “en caliente”, no ha sufrido calores, temblores, delirios y alucinaciones? La obra crítica de Pablo Batelli existe pero se ha expresado mejor en otros textos y exageraciones. Antes de que nos arrebatemos con el autor y tratemos también de tumbarle el tablero porque no nos gusta su jetabulario insufrible, es importante restarle atención a la opinadera, centrarse en el juego y discernir cuales piezas tienen un rol realmente activo.

Por ejemplo, en la última entrada de teatrocritico.blospot hay una jugada que me impide bajar la palanca del retrete y mandar a la mierda todo lo hecho por Pablo Batelli. Mediante una tarea de trascripción, Batelli le dio forma de texto a una entrevista oral hecha a un grupo llamado “Excusa2″. El grupo de “creativos” dice, con desparpajo, que ellos hacen “diseño de autor”. Puro teatro o teatro puro, las escenas de esta obra podrían ser clasificadas bajo “Ornamento y delito” o “Diseño y crimen” para rendir homenaje a los géneros teatrales que un par de críticos de juicio severo precisaron en dos textos canónicos.

¿Que hay detrás de estas oleadas evangelizadoras que buscan a toda costa la comunión entre arte y diseño? ¿es el diseño, bajo una promesa de gusto y progreso, la panacea que une arte y vida? y, parafraseando una pregunta del prólogo de Teatro Crítico, ¿qué pasa cuando se “museifica” la calle? (recordar “Equusarte”)…

http://teatrocritico.blogspot.com/2007/09/libertad-de-expresin-o-la-ciudad-como.html

http://www.excusado.lasilueta.com/lanzamiento.htm http://www.excusa2.tk/

“Ornamento y delito”
de Adolph Loos > http://legislaciones.iespana.es/ornamentodelito.htm
“Diseño y crimen” de Hal Foster

—Lucas Ospina

comentarios