Quantcast

advertencia a los artistas

Popayán, mayo 9 de 2010.

Recomiendo a los amables lectores de Esfera Pública leer la Ley de Derechos de Autor que cobija a los colombianos y además, los acuerdos internacionales sobre el mismo tema firmados por nuestro gobierno.

Allí, entre muchos artículos favorables a los autores se expresa de manera clara que:

Actos como la cesión, la donación, la venta, el traspaso, etc concernientes a todo lo relacionado con los Derechos Patrimoniales de Autor debe protocolizarse ante Notario y ante esta disposición, no valen subterfugios como “la letra menuda”.

Debo tambien advertir a los artistas que prestaron obras al Museo La Tertulia, sin documento alguno de por medio, que pueden verse abocados a perder sus obras, si ha transcurrido el termino de cinco (5) años desde su entrega y el Museo alega posesión sobre ellas, sin que los artistas puedan demostrar lo contrario.

Atentamente.

Antonio Caro

comentarios

2 Opiniones sobre advertencia a los artistas

  1. José Perez 2010/05/12 at 6:05 pm

    Antonio,

    Disculpeme el uso de “subterfugios”, pero, un contrato, por caso, de donación, es un Contrato. Debe estar regido por los parámetros legales necesarios para lograrse.
    En ese caso, en caso de que la obra no tenga un Contrato de donación, la “letra menuda” no debería servir de pretexto a institución alguna. Además, no es un problema sólo de Notario: por caso, para ese tipo de instancias más que Notario (quienes se declaran impotentes ante este tipo de procedimientos) hay que acudir a organismo nacionales (de estado) dedicados al amparamiento de las leyes de derecho de autor.

    Entonces, a los artistas que, efectivamente, no puedan demostrar la autoría de su obra (ya que al momento de hacer la obra, debió registrarla como de su propiedad intelectual, luego, para hacer el Contrato de donación, se debería anexar una carta solicitada ante la dirección nacional de derecho de autor, en la que el artista, en uso pleno del derecho de su obra, la dona ante tal o cual institución); no les quedará más que jurídicamente, poder demostrar a través de testigos y demás que efectivamente la obra es de su autoría. Es un proceso largo y complejo, pero, que puede servir como referencia a todos en un momento en el que las leyes internacionales de derecho de autor comienzan a regir en nuestro trópico.

    Acá se debe tramitar la propiedad de la obra, previo proceso de exhibición, promoción, venta, donación…..

    http://www.derechodeautor.gov.co/htm/HOME.ASP

    Saludos,

  2. Mauricio Gómez Jaramillo 2010/05/13 at 8:24 am

    Estimados amigos, foristas, artistas y lectores en general de Esfera Pública, para hacer claridad sobre algunos aspectos de la recomendación del maestro Antonio Caro, hago el siguiente comentario, el cual va dirigido a aclarar algunos apartes relacionados con el tema que se plantea:

    Debo en primer lugar indicar que tanto la donación como la venta son títulos traslaticio del dominio de los bienes, por lo tanto efectuados legalmente estos transfieren la propiedad del(os) bien(es) del tradente (donante o vendedor), al adquirente del(os) mismo(os), ahora bien en tratándose de bienes que la ley protege con derechos de autor (que envuelvan derechos de índole patrimonial), los aristas están protegidos legalmente, siempre y cuando en caso de conflicto se logre establecer por el creador que la obra (u obras) que están siendo explotadas comercialmente (por el o los adquirentes) son de su autoría y que no se ha renunciado o cedido en favor del adquirente los derechos patrimoniales de su explotación económica y por ende no han “cedido” derechos de autor.

    El ultimo párrafo de la recomendación del maestro Caro, trae una advertencia, que esta relacionada con el “préstamo” de obras de arte a una institución (en este caso al Museo La Tertulia), caso en el cual ya no se transfiere la propiedad de la(s) obra(s), si no que simplemente se entrega(n) a un título diferente (comodato) que es un préstamo de uso, lo cual implica que la(s) obra(s) de arte deberá(n) volver a las manos de quien la(s) haya prestado al museo, al termino del plazo establecido en el comodato. Sin embargo si quien tiene la obra se considera dueño de ella (poseedor), podrá alegar judicialmente la prescripción adquisitiva del dominio por el paso del tiempo (hoy en día dicho termino lo establece la Ley para bienes muebles en cinco -5- años). Así la recomendación para los diferentes creadores es que cuando presten sus obras a una institución, procedan a documentar el asunto, a fin de que en caso de discusión se tenga prueba documental de tal situación.