Quantcast

Academia.edu, la red social para universidades

Uno de los fenómenos recientes más notables del desarrollo del ciberespacio ha sido la aparición y explosiva popularidad de las redes sociales, como las muy populares hi5, myspace o facebook, con una infinidad de sistemas similares alcanzar una parte de la que procuran establecerse  (como orkut, de google, que sólo ha tenido un éxito regional) o bien ocupar “nichos” especializados por temática, afición o profesión. A esta última variante pertenece Academia.edu, que desde septiembre de 2009 procura crear un directorio/red social para académicos.

La idea tiene una utilidad inmediata (saber, cómo es el lema de este servicio, “quien está investigando qué”) y otra menos obvia pero que seguramente no escapa a quienes crearon este servicio: en la academia, como en cualquier otro grupo, las redes personales de amistad y colaboración son de cierta importancia para promover el desarrollo profesional.

La estructura de Academia.edu aprovecha y adapta astutamente diversas posibilidades: un directorio tradicional (con un registro personal, que se convierte en una “sub página” del sitio, con nombre, lugar de trabajo o de estudio,  intereses, libros publicados), institucional  (es posible agregar o dar de alta la universidad y departamento/facultad a la que se pertenece, lo cual vendrá a reflejarse en los datos personales) y elementos comunes de las redes sociales. En esta vertiente, es afortunadamente posible distinguir  entre “contactos” (esto es, amigos y relaciones profesionales cercanas, lo cual requiere mutua confirmación) de “personas que sigo” (es decir, colegas cuyo trabajo me interesa, y de cuyas conferencias o publicaciones quiero estar al tanto).*(ver nota al final)

Una opción interesante es la publicación en este sitio de artículos (“papers”), ya sea trasladándolos desde otros sitios o bien “cargándolos” directamente desde la propia computadora. Es un recurso  que puede tener futuro, vinculado con la crecientemente aceptada idea de que toda la ciencia debe estar disponible para todos, sin restricciones.

En la página general o de ingreso a este servicio pueden verse notas sobre actualizaciones de otros miembros y, una vez registrado, el usuario puede ver una versión “personalizada”, con las novedades registradas de otros contactos, o de personas con intereses afines. Dispone asimismo de dos “buscadores” , uno general y otro específico (un “friend finder”, que realiza búsquedas a partir del directorio personal en GMail, Yahoo, AOL o Hotmail).

Academia.edu ofrece distintas posibilidades de alerta o aviso mediante correo electrónico (por ejemplo, cuando alguien comenta mis actualizaciones personales, me da de alta como “contacto” o comienza a “seguirme”, o incluso cuando me remite un mensaje privado mediante esta red). El único idioma disponible es el inglés, lo cual presenta inevitables problemas con los acentos, diéresis y otros signos fonéticos presentes en diversos idiomas.

La idea de redes sociales académicas no es nueva, pero Academia.edu ofrece aspectos prometedores. Otras alternativas  están básicamente dedicadas a biología, medicina y farmacéutica, como Nature Network y Epernicus. Y siempre está Linkedin (desde 2003), que es una red “profesional” (academia + gobierno + iniciativa privada), que aunque parece ser la más nutrida en membresía,  no ha conseguido atraer de manera importante a  los académicos de las humanidades, ni ha logrado superar en buena forma la barrera lingüística/cultural.

publicado por Cliotropos

comentarios