Quantcast

Megaescultura de Anish Kapoor para los olímpicos de Londres 2012

La torre Orbit, una estructura de 115 metros de altura diseñada por el escultor anglo-indio Anish Kapoor, presidirá la Villa Olímpica de los Juegos de Londres en 2012, según anunció el miércoles el alcalde de la capital británica. El ambicioso proyecto que destronaría a la Torre Eiffel, hasta ahora la más alta del mundo.

La torre Orbit, que se ubicará en el complejo deportivo de 100 hectáreas, entre el Centro Acuático y el Estadio Olímpico, “aspira a convertirse en una visita obligada para los turistas y un motivo más para viajar a Londres incluso después de los Juegos Olímpicos”, afirmó Johnson.

El alcalde alabó el trabajo de Kapoor y de él subrayó que “posee una imaginación capaz de crear objetos considerados unánimemente bellos”.

Además, el primer edil expresó su “plena confianza” en que el Orbit se convierta en un “icono” de Londres porque representa “el dinamismo de una ciudad que lucha por salir de la recesión y que es una de las capitales mundiales del arte y el diseño”.

Según Johnson, la comisión que seleccionó esta estructura entre todas las que se presentaron a concurso buscaba una escultura que pudiera perdurar tras el evento para el que fue encargada, como lo hicieron la Torre Eiffel, tras la Exposición Universal de París de 1889, y el Atomium, construido para la Exposición General de primera categoría de Bruselas de 1958.

La estructura diseñada por Kapoor, premio Turner en 1991 y objeto de una retrospectiva que se expone estos días en el Guggenheim de Bilbao, consiste en una torre construida en forma de órbita gracias a unos “tirabuzones” de entramados de acero rojo que la circundan y consiguen unir los puntos que conformarían esa órbita imaginaria.

Aunque nació en Calcuta en 1954, a principios de los años 70 Kapoor se trasladó a Londres para completar sus estudios y, con obras monumentales como “Marsyas”, que se exhibió en 2002 en la Sala de Turbinas de la Tate Modern, o con la llamada “Cloud Gate” de Chicago, es considerado uno de los escultores más interesantes de su generación.

“Es el encargo de una vida”, afirmó Kapoor después de mostrar a los medios la maqueta de la torre Orbit.

De ella indicó: “Desde cada perspectiva se ve una estructura diferente y desde cada plataforma de la torre se observa el horizonte de la ciudad de una manera distinta: el público se debe comprometer con la visita, que es un auténtico viaje. Esto es lo que más me gusta del proyecto”.

La compañía ArcelorMittal, propiedad del magnate del acero Laksmi Mittal, aportará 16 millones de libras (17,9 millones de euros) del total de 19,1 millones (unos 21,4 millones de euros) que costará el proyecto, mientras que la Agencia para el Desarrollo de Londres financiará los 3 millones de libras restantes (unos 3,6 millones de euros).

Para Mittal es un “honor” participar en la construcción de este monumento que simboliza los Juegos Olímpicos, “uno de los pocos eventos que son globales de verdad”, pero que, según matizó, “perdurará más allá para mostrar la versatilidad del acero”.
En la elaboración del proyecto, Kapoor contó con la colaboración del ingeniero de Sri Lanka Cecil Balmond, con quien ya trabajó en el diseño de “Marsyas” y que ha firmado numerosos pabellones para la Serpentine Gallery londinense y para el edificio de la CCTV de Pekín.

La estructura, con un peso de casi 1.000 toneladas, dispondrá en su interior de dos plataformas para que los visitantes disfruten del paisaje urbano londinense y puedan ver el conglomerado olímpico.

Para subir a las plataformas, los diseñadores han dispuesto una serie de ascensores de alta velocidad capaces de transportar a 700 personas por hora, mientras que para bajar los visitantes pueden optar por la órbita que rodea al eje central de la estructura.

La Arcelor Mittal Orbit competirá en altura con otras atracciones turísticas de Londres como la Columna de Nelson de Trafalgar Square (51 metros), el estadio olímpico (60 metros), el Big Ben (96 metros) y el London Eye (135 metros), mientras que apenas mide la mitad que la Torre Eiffel de París (324 metros).

Una opinión sobre Megaescultura de Anish Kapoor para los olímpicos de Londres 2012

  1. José Perez 2010/04/06 at 9:43 am

    Kapoor es una interesantísima opción. Los juegos olímpicos terminan por ser la exhibición del poderío de una nación, la cual es responsable de, ciertamente, un evento de carácter mundial -tal vez el único en su especie. Además, ciertamente, esa exhibición de poderío se materializa cada vez en el tipo de tecnología que se emplea para sus inauguraciones: cabe señalar las constantes protestas realizadas en Vancouver y Beijing por la cantidad de dinero dispuesto para los actos inaugurales y de clausura (pensando en Londres, una ciudad que atraviesa por uno de sus peores momentos financieros). Ciertamente es una megaescultura, que curiosamente, no supera en costos las obras de Hirst. No obstante, siendo sólo un maqueta, abría que esperar la reacción general ante la megaescultura, la que pretende ser una manifestación del momento para la eternidad. Aunque, esa manifestación no sea precisamente “bella”.