El museo tiene el reto de dialogar con el público

Clic para ampliarMiguel Fernández Félix dirige el Museo Nacional de Arte que depende del Instituto Nacional de Bellas Artes de México. Este 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos.Entre las actividades programadas, que se extenderán durante todo el mes, está el Encuentro Nacional de Museos, del 27 al 29 de mayo en Bogotá.

El evento, que es organizado por la Red Nacional de Museos del Ministerio de Cultura, se realizará en la Universidad de La Salle (sede de La Candelaria). El tema de ‘Museos y turismo’ es el que escogió este año el Consejo Internacional de Museos de la Unesco, entidad que define las políticas de trabajo de los museos en el mundo, para celebrar su día.

Precisamente, el filósofo mexicano y experto en museología Miguel Fernández Félix, director del Museo Nacional de Arte de ese país y organizador del pasado Coloquio Internacional Museos de México y del Mundo, en Bogotá, le contó a EL TIEMPO los retos que esas entidades hoy.

¿Qué papel juegan los museos en la sociedad?

El museo es una de las pocas instituciones en el mundo que tienen el reto y la virtud de poder establecer un diálogo con el público a partir de uno de los temas que nosotros guardamos: la memoria. Me parece que ese es el papel más importante.

¿Qué tanto han evolucionado los museos?

Recordemos que las colecciones reales en principio eran sólo para ciertas personas. Con el tiempo se tomó la decisión de abrirlas a todo el mundo porque se dieron cuenta de que, al final, el arte debe estar abierto a todos, pues los museos cumplen también con la función de lo público.

¿Cómo conectarse mejor con las audiencias?

Ese es el gran reto. Cuando uno dice, como directivo, que lo más importante es la conservación, voy a parecer incendiario, pero no lo es. Porque si estuvieran destinados para la conservación, pues entonces serían colecciones cerradas. Por eso yo he querido trascender más a la idea de apropiación de la memoria.

¿Qué estrategias se están planeando para atraer al público?

Hace unos años, cuando los museos entraron en crisis, estábamos más centrados en el objeto. Ahora los museos están más centrados en el sujeto. Finalmente abrimos porque el ser humano tiene que interactuar con el arte y la memoria. En ese sentido lo más importante del museo es el antes y el después de la visita. Porque la experiencia es un asunto que se transmite a través del deleite y del goce. Nuestro reto es cómo hacer que la experiencia del niño sea de tal envergadura, que al final quede con el deseo de regresar.

¿Es decir que hay que incrementar los públicos?

Yo soy enemigo de esa idea de traer más público a los museos. Creo que lo principal es conocer primero el público. En ese sentido, más que contar el público que nos visita, hay que contar el público que regresa. Porque ahí se está manejando un punto muy importante en el imaginario, que ya habíamos comentado, que es la idea de diálogo, de enlace, de reciprocidad. El gran reto es cómo aterrizar esto en una política institucional clara.

¿Cómo lograrlo?

A través de un trabajo interdisciplinario. Es decir, no darle más importancia a ciertas áreas de la entidad sino a todas en conjunto. Y cómo lograr eso, a través de la retroalimentación del visitante. Por ejemplo, en el Museo Nacional de Arte nosotros invitamos a los niños y los grabamos para saber si están entendiendo el lenguaje que estamos queriéndoles dar. Pero además, su participación fue fundamental para el diseño de una guía infantil, en la que los niños escogieron las piezas que les gustaría encontrar en la visita.

MUSEOLOGÍA Y MUSEOGRAFÍA

Miguel Fernández recomienda diferenciar dos conceptos: museología (teoría) y museografía (práctica). La primera es la disciplina que se encarga de la reflexión de las actividades que se realizan en el interior del museo: la conservación, la información, la educación, la colección. “Entonces la museología se encarga de teorizar todo ese saber y darle marcos conceptuales. La museografía es la que, a partir de esos conceptos, baja la práctica con herramientas que uno puede utilizar para atraer a las audiencias”.

LOS MUSESOS SON SU VIDA

Miguel Fernández Félix estudió filosofía, pero se ha especializado en el tema de museos, área en la que trabaja desde hace 22 años. Ha realizado estudios de Historia del Arte en la escuela de Louvre (París) y de producción audiovisual en la Escuela Superior de Realización Audiovisual de París. Se inició trabajando en el Museo Nacional del Virreinato (uno de los cinco museos nacionales que tiene el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México). Luego pasó a dirigir el Museo Dolores Olmedo, que tiene la colección más importante de Diego Rivera y Frida Kahlo. Desde el 2007, dirige el Museo Nacional de Arte que depende del Instituto Nacional de Bellas Artes de México. Así mismo, edita la revista ‘M’ (Museos de México y del Mundo).

Carlos Restrepo
Cultura y entretenimiento / El Tiempo

comentarios