Quantcast

sobre esferapública

esferapública es un espacio de discusión creado con el objeto de propiciar el diálogo, la reflexión crítica, y resaltar los procesos artísticos contemporáneos de carácter independiente. Se inició en 1995 bajo el nombre de Red Alterna y después pasó a llamarse Momento Crítico.

Desde el año 2000 cambia su nombre a esferapública. Funciona como espacio de intercambio, archivo, documentación y difusión orientado a reflexionar y debatir en torno a prácticas artísticas e institucionales.

Desde sus inicios se ha propuesto como un espacio abierto que ha propiciado la participación de distintas voces, unas de ellas de forma habitual, como es el caso de Carlos Salazar, Lucas Ospina, Guillermo Vanegas, Pablo Batelli, Víctor Albarracín, Mauricio Cruz, Antonio Caro, Jorge Peñuela, Catalina Vaughan, Gina Panzarowsky, Camilo Atuesta, Andrés Matute, Gloria Posada, Antonio Díez y Gabriel Merchán. Otras de modo puntual en temas y/o debates específicos: Elkin Rubiano, Jorge Sarmiento, Fernando Pertuz, Lina Castañeda, Andrés Pardo, Claudia Díaz, Isabel Kristina, Julia Buenaventura y Gustavo Sánchez Velandia, entre otros.

También han intervenido personas que se encuentran vinculadas a otros proyectos de crítica on line, espacios e instituciones del medio artístico, como Jose Roca, Jose Luis Brea, Carlos Jiménez, Miguel López, Juan Luis Rodriguez, Mario Jursich, Armando Silva, Andrés Hoyos, Ricardo Arcos-Palma, Alejandro Martín, Tania Bruguera, Córdula Daus, Carolina Sanín, Pablo Helguera, Omar Rincón, Jairo Valenzuela, Manuel Kalmanovitz, Carlos Barreiro, Fran Illich, Pedro Pablo Gómez y Walter Mignolo.

A través de entrevistas realizadas por esferapública han participado Jaime Cerón, Daniel Castro, Javier Gil, Oscar Muñoz, Wilson Díaz, Rafael Ortíz, Raimond Cháves, Mariangela Méndez, Natalia Gutiérrez, Víctor Laignelet, Bernardo Ortíz, Nicolás Consuegra, Mónica Páez, Luisa Ungar, Margarita García, Fernando Uhía, Luis Hernando Giraldo, Humberto Junca, Edwin Sánchez, Federico Guzmán, Nadia Moreno y Bernardo Ortíz, entre otros.

esferapública es un espacio fundado y editado por el artista Jaime Iregui, quien como moderador de las discusiones y editor del portal, es responsable del curso que van tomando las discusiones, el criterio editorial de la plataforma web, su diseño y mantenimiento, la organización y cuidado del archivo de participaciones, así como las estrategias de divulgación de sus contenidos a través de las listas de correos en Yahoogroups y Mailchimp, grupos en Facebook y un perfil de Twitter.

En este portal se puede acceder a un archivo de más de 150 discusiones que han tenido lugar en Esfera Pública, los textos de los participantes que publican habitualmente y otros publicados por el editor para ponerlos en relación con las discusiones en curso.

Este espacio no propone ni determina los temas a tratar. Es decir, no es una revista de crítica de arte donde los temas son predeterminados por un editor o comité editorial, la idea es que se vayan definiendo a partir de los textos que proponen sus afiliados y colaboradores (artistas, críticos, curadores, gestores, docentes) quienes reflexionan sobre la actividad artística, las prácticas institucionales y eventos como salones de arte, bienales y curadurías independientes e institucionales.

esferapública cuenta con más de 9000 afiliados en diversos países de habla hispana y divulga las participaciones a través de una lista de correos de yahoogroups (2100 afiliados), un grupo y un perfil en Facebook (6200 afiliados) y un perfil en Twitter (3700 seguidores) de los que hacen parte artistas, estudiantes de arte, investigadores, docentes, gestores y un público interesado en las reflexiones sobre el arte contemporáneo.

Esfera y la crítica

A finales de la década de los ochentas y comienzos de los noventas la labor crítica estuvo a cargo de Carolina Ponce de León y José Hernán Aguilar, quienes desde las páginas de los periódicos emiten sus juicios en torno a un arte que se produce en el marco discursivo de la posmodernidad.

Ellos son los encargados de mediar para un público ya no tan amplio aquellas prácticas que se insertan en marcos teóricos que privilegian la pluralidad de medios, la discontinuidad estilística y los modos de operar basados en tácticas de apropiación y descontextualización propias del arte del momento –época en que también la misma noción de crítica entra en un periodo de crisis prolongada.

Es en este contexto en el que inicio un proceso de articulación de espacios de discusión de carácter colaborativo, que permitan el encuentro y la coexistencia de distintos puntos de vista sobre un tema determinado. Y no lo propongo como crítico, sino como artista que busca cuestionar los procesos de mediación de las prácticas artísticas que ejerce la figura del crítico convencional.

Por ello mi interés en que estos espacios[1] permitan una participación plural, donde la noción de lo crítico no se define como un juicio de valor en torno a obras y exposiciones, sino como espacio de relaciones discursivas en el que distintos puntos de vista se comunican y, eventualmente, se transforman en opinión pública.

En lo que se refiere a la práctica crítica, Esfera Pública se ha venido consolidando como espacio de discusión en el que la actitud crítica adquiere un formato participativo, con distintos grados de moderación y concepciones de lo editorial.

La reflexión crítica en los formatos electrónicos así como el intercambio de información y opinión, permiten procesos dinámicos y espontáneos de interlocución y con ello, la articulación de distintas miradas independientes ante un hecho del mundo del arte, una situación o propuesta artística.

Un aspecto fundamental de Esfera Pública es el que tiene que ver con la auto-organización de los temas a discutir. La propuesta ha sido que se vayan definiendo a partir de textos que van publicando distintos miembros del medio artístico: temas como el de la curaduría, el papel de la institución, el mercado y la crítica son los que revisten un mayor interés para los miembros de esta comunidad.

Es decir, el cambio de foco es que hay un desplazamiento desde una crítica de especialistas en torno a la producción artística, hacia una un proceso de interlocución crítica realizada por artistas, curadores y público en general en torno a instituciones y políticas culturales, proyectos curatoriales, e incidencia de las lógicas del mercado en el medio artístico y cultural.

Mientras en un comienzo cada debate estaba precedido por una toma de posición que casi siempre tomaba el formato de denuncia de una arbitrariedad institucional (censura, malos manejos administrativos, esquemas expositivos inoperantes, ausencia de crítica, etc) con el paso del tiempo –y los debates- algunos miembros de esta comunidad han comenzado a reflexionar sobre sus dinámicas y a preguntarse si sus debates deben proveer soluciones para los casos que critica, si debe llegar a un público más amplio y ejercer una labor didáctica y formativa.

Es por ello que a finales del 2006 se da inicio a la publicación de una serie de artículos críticos en torno a exposiciones que tienen lugar en espacios institucionales (Premio Luis Caballero, Museo de Arte del Banco de la República, Salon Nacional) como de orden privado e independiente. De los aspectos más valiosos a destacar de este seguimiento a las exposiciones, está el que se concretan luego de muchos años de que este tipo mirada se hubiese dado en el medio local, como sucedió desde finales de los ochenta hasta mediados de los noventa con las críticas de Jose Hernán Aguilar y Carolina Ponce de León que cada semana se publicaban en las páginas de la sección de cultura de El Tiempo.

Tenemos entonces que además de la reflexión sobre las dinámicas curatoriales y de gestión de los eventos institucionales e independientes, se abre el espacio para la crítica de la obra con una serie de diferencias con aquella crítica que regularmente se planteaba desde los medios masivos: por una parte los artículos sobre las exposiciones generan una serie de discusiones que permite, tanto una réplica del artista implicado, como de otros lectores y colaboradores de Esfera Pública. De este modo se neutraliza la crítica como mirada unívoca, valorativa e incuestionable, y se replantea como detonadora de discusión que moviliza distintos puntos de vista sobre la obra y el contexto teórico y conceptual en que se inscribe.

Por otra parte, está el hecho de que la crítica no se ejerce únicamente sobre la obra, sino relacionada con estrategias curatoriales e institucionales, tal y como se ha venido reflexionando en Esfera Pública. Es decir, además del objeto artístico, se visibiliza el entramado institucional, curatorial e, inclusive, se hace referencia a temas y discusiones sostenidos en Esfera Pública.



[1] De 1993 a 1995 las discusiones se recogieron en publicaciones impresas con el nombre de Tándem. Como espacio de discusión en Internet se inició en 1995 bajo el nombre de Red Alterna y después pasó a llamarse Momento Crítico. Desde el año 2000 cambia su nombre a [esferapública]. Funciona como espacio de intercambio, archivo, documentación y difusión orientado a señalar prácticas, recorridos y procesos de artistas que suceden tanto en espacios no convencionales como institucionales.

***

Aviso Legal

Esfera Pública no se hace responsable por las opiniones que sus afiliados emitan por este espacio. Así mismo, al publicar una opinión no implica que el editor de esferapública está de acuerdo necesariamente con las ideas y posiciones expresadas en ella, ni con la información y los contenidos de los espacios web que remiten a esferapublica.org

Al participar en esferapública cada participante acepta las siguientes reglas  y condiciones de participación:

  1. La participación en esferapública se regirá por el carácter reflexivo y crítico de sus aportes. Por ello, aquellas participaciones que, a criterio del editor, no aporten a la discusión, no serán publicadas.
  2. Aquellas participaciones que consignen ataques personales, insultos, amenazasgritos (todo en mayúscula) acusaciones sin fundamentos, serán borradas de la plataforma a criterio del Editor.
  3. El nombre real del usuario será visible para el moderador, o en su defecto, los datos incluidos en el registro deben ser verificables, al menos en cuanto al correo de contacto.
  4. esferapública se compromete a guardar reserva sobre la identidad de sus afiliados. Por razones de seguridad, no entregará información de su base de datos a terceros, salvo que haya  una orden judicial.
  5. Sólo circularán por la lista de correos las participaciones publicadas en esta plataforma.
  6. esferapública es un espacio de discusión en el que cada participante es responsable ante los demás participantes, ante  terceros,  y ante la ley por todo el contenido de la opinión que publica.
  7. Al publicarse una participación esto no implica que esferapública comparta o esté de acuerdo necesariamente con las ideas y posiciones expresadas en ella.
  8. Cada participante asume total responsabilidad en caso de que sus opiniones o comentarios generen una demanda, denuncia, rectificación o acción de cualquier índole incluyendo la de Tutela.
  9. Este espacio web y todos sus contenidos, incluyendo los textos, imágenes, sonido y cualquier otro material publicado son parte y propiedad del Proyecto esferapública.
  10. El contenido de esferapública se encuentra  bajo la protección, términos y condiciones de la licencia Creative Commons License Attribution-NoDerivs-NonCommercial 2.0.

 

Creative Commons License

 

antecedentes de esferapública