Quantcast

Los finalistas del premio Turner salen a escena y vuelve la polémica

La galería Tate Britain de Londres inaugura mañana la exposición que se corona con el premio el 7 de diciembre y que alguna vez coronó a figuras como Damien Hirst. Compiten cuatro artistas con obras tan discutidas como el encuentro.

AnteriorSiguiente1 de 1

El cráneo de un cachalote, un montón de polvo y los sesos de una vaca, entre otros, se disputarán este año el premio Turner, que vuelve a desatar la polémica en vísperas del inicio de esta exposición, que abrirá sus puertas mañana en la galería Tate Britain, en Londres.

¿Qué es realmente el arte? La pregunta, eterna, vuelve con fuerza cada año cuando está a punto de inaugurarse la exposición. Y los cuatro finalistas al prestigioso premio británico, se convierten en el blanco de todas las miradas.

Pero no solo ellos. También los organizadores son criticados. Agrupaciones como los stuckistas llevan desde el 2000 protestando contra lo que califican de “abuso” del nombre del pintor británico para un premio que “margina el arte figurativo” en beneficio de los “nuevos medios”, algo de lo que culpan concretamente al director de la Tate, Nicholas Serota.

En esta edición compiten el británico Roger Hiorns; Enrico David, nacido en Italia, y dos artistas de Glasgow: Lucy Skaer y Richard Wright.  La propuesta de Hiorns es una barra gigante de metal en la que se presentan los restos pulverizados del motor de un avión. La obra dará “una nueva vida a los objetos”, explicó la curadora asistente Helen Little. En su opinión, “posee extrañamente belleza e interés”. Además, Hiorn mostrará esculturas de un cerebro de res, plástico y acero.

David, por su parte, presenta unas extrañas muñecas de papel maché que recuerdan a un enorme huevo y se sostienen con patas similares a las de una mecedora. Skaer, con su “Leviathan Edge 2009″, ofrece el monstruoso cráneo de un cachalote y pequeñas esculturas de polvo de carbón. Algo más tradicional es la apuesta de Wright: un enorme cuadro de hojas doradas que cubre toda una pared.

El premio Turner está dotado con 25.000 libras (27.000 euros/39.000 dólares) y debe su nombre al paisajista británico William Turner (1775-1851). El galardón se entrega anualmente a un artista residente en el Reino Unido y que no supere los 50 años.

Entre los premiados en ediciones anteriores figuran Gilbert y George, Damien Hirst o el alemán Wolfgang Tillmans. Sin embargo, en los últimos tiempos el galardón ha sido sometido a críticas cada vez más duras, pues muchas obras resultan incomprensibles. El ganador de este año se anunciará el 7 de diciembre y la exposición podrá verse hasta el 3 de enero.

http://www.revistaenie.clarin.com/notas/2009/10/05/_-02012835.htm