Quantcast

Guillermo Vargas “habacuc” Desaparece De La Bienal De Pontevedra

habacuc.jpg

El artista costarricense Guillermo Vargas, conocido como Habacuc, iba a participar en la Bienal de Pontevedra, finalmente por “ajustes de última hora” se han excluido unos videos que iban a ser mostrados. Habacuc despertó una gran controversia por una obra en la que dejo a un perro morir de hambre en una galeria, cuestión de la cual dimos cumplida cobertura en su momento, recordemos el artículo La muerte del arte y la muerte en el arte

Buscando en la prensa hemos encontrado las posibles razones de su exclusión…

Un artículo de La Voz de Galicia sobre la inauguración de la bienal comenta lo siguiente:

“El único lunar, el del arte de la provocación, lo puso el polémico creador costarricense Guillermo Vargas, Habacuc (sobre el que circuló en la Red la noticia de que había dejado morir a un perro en una exposición), que acudió al acto con una prenda con el lema camisETA, intentó por activa y por pasiva dejarse ver, y aseguró desconocer lo que estas siglas significan. Su gesto provocó un «reajuste» en la exposición de la Bienal, que acoge la Facultad de Bellas Artes, donde al parecer iban a exhibirse dos vídeos suyos. La muestra se inauguró sin ellos”.

(artículo completo)

Bueno esto es lo que se llama habitualmente “censura” y no “reajuste”. Nos dicen que ante el revuelo despertado y ante la incomodidad que producia su indumentaria, decidió vestir la camiseta al reves para ocultar el lema, una vez que la prensa ya había cubierto el acto. Parece ser que no fue suficiente para suavizar el malestar generado.

Santiago Olmo, comisario de la bienal, que fue preguntado por este hecho en el Xornal, dijo que le parecía una manera poco fina de llamar la atención; y que por supuesto esta “acción” estaba fuera de la programación de la bienal.

Habacuc no es el primer artista extranjero que en España intenta crear controversia utilizando la palabra ETA, recordemos la obra del japonés Makoto Aida en ARCO 2006, titulada ETA vs GAL

En cualquier caso y sin entrar en valorar artísticamenta la acción de la camiseta nos tendríamos que preguntar si es lícito haber censurado la participación del artista en la Bienal de Pontevedra. Aunque ya sabemos, y este artículo es muestra fehaciente de ello, que no hay mejor publicidad que la censura.

publicado por Contraindicaciones