Quantcast

Plantilla Para Hacer Textos De índole Decolonial Y/o Altermoderno

Estimados colegas, la complejidad de los estudios realizados en el contexto histórico, geográfico y cultural garantiza la preparación de un grupo importante, de alta calidad en la formación, que propicia la intermedialidad y el discernimiento de las diferencias de esta actitud anticolonial –la cual es una de las características centrales del giro decolonial— y que es compartida por la crítica altermoderna de la estandarización. Pero pecaríamos de insinceros si soslayásemos que el Giro decolonial no es una filosofía postmoderna porque se ha formado en contra del carácter eurocéntrico del pensamiento postmoderno, sin embargo, la superación de las experiencias periclitadas implica el proceso de reestructuración y de actualización, además hace razonable ver también la viga en el ojo autóctono de la identificación del logos con lo universal, uno de estos mitos modernos que el pensamiento “transmoderno” (como lo llama Dussel) intenta abandonar.

La altermodernidad que emerge hoy se nutre de la fluidez de los cuerpos y de los signos, de nuestro vagar cultural y prueba que este nuevo universalismo se base en traducciones, subtitulaciones y doblajes generalizados y esto garantiza la preparación de un grupo importante, de alta calidad en la formación, que propicia la intermedialidad y el discernimiento de las diferencias de las premisas básicas donde Altermodernidad no contradice Modernidad, al contrario, recupera el eje fundamental del discurso, una instancia de juicio que nos permita recuperar objetividad para nuestros juicios.

Félix Guattari decía que el postmodernismo es una “moda cínica que inmoviliza y hace el juego a los poderes actuales” y Jurgen Habermas afirmaba que “los postmodernos son rebeldes de salón”, luego resulta obvio señalar que la lógica de la “contradicción no superable” es dominante en el inicio de formación de pensamiento analítico, crítico y creativo lo que ofrece un ensayo interesante de verificación que no quiere un proceso de globalización en una sola dirección —de arriba hacia abajo, o desde el centro a la periferia— sino en ambas direcciones del espíritu emancipatorio y la crítica al capitalismo como fenómenos mundiales que animan al marxismo.

Así mismo, yo me paro en esos argumentos, desde una tradición marxista, por supuesto, lo digo sin tapujos, la estética no tiene que ver exclusivamente con las formas del arte —como diría Susan Buck-Morss—, la estética tiene que ver con la Realidad y esto lejos de imitar los signos del modernismo de ayer, trata hoy en día de negociar y deliberar, en lugar de emular los gestos de la radicalidad e invita a que lo que corresponde a nuestra época exija de la problematización de las formas de acción pues se trata de un ejercicio de de-colonización del pensamiento y lo que sí es cierto es que el diálogo apenas comienza.

—Lucas Ospina

Plantilla para hacer textos de índole decolonial y/o altermodernos: empiece con la primera casilla de la primera columna, pase después a cualquier otra casilla de la columna ii, de ahí a otra en la iii y después a la iv, las que prefiera. Siga luego por cualquier otra casilla de la primera columna y continúe así, de columna en columna, sin que importe el orden, obtendrá un discurso fluido.

:

para leer la plantilla, pulse la opción Fullscreen

comentarios

5 Opiniones sobre Plantilla Para Hacer Textos De índole Decolonial Y/o Altermoderno

  1. Pablo Batelli 2010/12/02 at 1:26 am

    Aunque poses de marxista, no eres mas que un estalinista…

  2. Guillermo Vanegas 2010/12/02 at 5:31 am

    Menos mal los filósofos no están escuchando; eso me parece muy bueno. Ya venía yo diciendo desde hace un buen tiempo, que la discusión teórica en el campo artístico se ha convertido en una puja sin amarre con aquello que, parece –pero quizá sea una impresión-, debería justificarla –o debilitarla: los artistas (y sus obras) han ido desapareciendo poco a poco de la escena de la reflexión académica local. Y, lo peor, de esa plaga no se salva ese nuevo demonio oportunista: el curador como figura hegemónica de poder.

  3. Orlando Contreras 2010/12/02 at 6:47 pm

    Debo admitir que por primera vez no entiendo nada de lo que escribe el señor Ospina, sin embargo el respaldo en las ideas de viejos conocidos como Dussel me tranquiliza y demuestra un trabajo de esteta juicioso y responsable.
    A esto me referìa precisamente con escribir grande, particularidad que yo tambièn le reconocerìa a Jorge Peñuela anteriormente.

  4. Elkin Rubiano 2010/12/03 at 10:15 am

    Jajajaja la plantilla parece efectiva, pues ya aparecieron algunos creyentes: “el respaldo en las ideas de viejos conocidos como Dussel me tranquiliza y demuestra un trabajo de esteta juicioso y responsable”. Sin duda, la jerga inflada y sin sentido todavía COLONIZA almitas que se juran decoloniales.

  5. Jose Manuel Barreto 2010/12/08 at 4:19 pm

    He leido varios articulos de Lucas Ospina en La Silla Vacia y me han parecido muy buenos – aunque no estoy seguro si el autor de este texto es la misma persona. La plantilla es un chiste que se ha hecho en muchos contextos: en politica, en filosofia, en critica del arte, cuando se dicen cosas simplemente por decir y llenar el tiempo; o cuando se usa una jerga abstrusa que nadie puede entender. Pero el chiste es malo en este caso porque no es aplicable al dialogo o a la discusion a la que se refiere. Los argumentos ofrecidos de lado y lado tienen mucho sentido -asi muchas veces sean opuestos. Una lectura mas detenida del debate hubiera sido mas productiva.