machete antihéroe

Sobre los resultados del III concurso de artes plásticas de la embajada de Francia 2007

i. Guardián, necio y ley (a partir de un texto de Kafka enviado por Lucas Ospina).

Luego de un cambio intempestivo de sede sin la menor explicación (lo cual damnificó a las piezas pensadas para sitio especifico) y ahora en un salón comunal del Las Torres del Parque en Bogotá, descansa taciturna una muestra confinada entre vidrios y paredes. Acalladas al lado interno del amplio ventanal del recinto, veinte piezas esperan inmunemente a un desprevenido transeúnte, cuyo impulso será presto destajado por una puerta transparente con llave y ningún aviso sobre dónde buscar al guardián. Al traste con esa dulce curiosidad mañanera de colombiano paseante, entre olor a pan y mierda y entre ladrillos, arbustos y hemiciclos, el arte hoy no será para ti hombre de a pie, sino para el docto, advertido y necio, buscador siempre paciente de una ley, de un guardián y de unas llaves.

El terco, que no es jerarca y se somete a pedir que le abran la puerta, será favorecido en una oficina con una orden indiferente de la ley de turno, enunciada detrás de un escritorio en una galería llamada Mundo, a cargo del lugar de exposición. Alguno en pantalones o falda, caminará dos cuadras con el terco, desde dicha oficina hasta el salón de la muestra y con tres vueltas en dos cerraduras permitirá al viento y a la mirada del necio rozar de cerca a las piezas tristes.

La galería en mención, la guardiana de las llaves, produce una revista sobre arte y mundo, la cual dedica cada número a perfilar a innegables y acreditados señores del campo artístico nacional, como Enrique Grau, Carlos Jacanamijoy, el maestro Giangrandi y Andrés (el de carne de res), entre otros. Caro tipo de ley de turno…

para seguir leyendo, pulse aquí

comentarios