El mundo vuelve a ser nuestro

elmundonuestro.jpg

El arte y la cultura han sido siempre las mitografías mediante las que se convocaban mecanismos de poder y memoria: servían para aglutinar, para amalgamar realidades dificilmente fusionables. [...] El arte y la cultura dan paso al fútbol como estandartes del sueño de una España sin aristas, aconflictiva, -”moderna” en el lenguaje de los medios-. Para estos, el sueño de la cultura nacional finalmente se ha cumplido. Ya no hay fatalismos, ya no hay miedos, sólo la plena modernidad que otorgan las victorias y que borran todos los parches y boquetes del camino.

Una reflexión del curador e historiador Jorge Luis Marzo sobre como “los sentimientos de ilusión y de alegría por conseguir una gran victoria futbolística han derivado pronto en un volcán de patrioterismo y de abyección ideológica sin parangón en toda Europa”

La memoria administrada (post final)

Bueno, España ha llegado a la final de la Copa del Mundo de fútbol 2010. Los sentimientos de ilusión y de alegría por conseguir una gran victoria futbolística han derivado pronto en un volcán de patrioterismo y de abyección ideológica sin parangón en toda Europa.

La coincidencia del hito deportivo de la selección española con el dictámen del Tribunal Constitucional en contra del Estatuto de Autonomía de Catalunya ha llevado a un paroxismo casticista y reaccionario sólo comparable durante la época franquista.

En el primer partido del Mundial, España perdió contra la selección suiza. El diagnóstico de un periodista del diario El País era el siguiente:

imagen-1.png

A partir de ahí, todo fueron victorias, hasta llegar a la final. Los diarios comunicaron así la noticia y sus efectos:

imagen-1d.jpg

imagen-1ff.png

imagen-1t.jpg

imagen-1we.jpg

imagen-2t.jpg

imagen-2wg.png

imagen-2wrg.jpg

imagen-3egh.png

imagen-3wg.jpg

imagen-3wrg.jpg

imagen-4wg.jpg

portada1.jpg

we.jpg

wg.jpg

wgw.jpg

Llegados hasta aquí, creo que clausuro este blog, ya que la idea original que guió su creación fue intentar explicar cómo la cultura oficial española (y en general la hispana) adquiere su sentido en tanto en cuanto se dedica a administrar otras cuestiones. El arte y la cultura han sido siempre las mitografías mediante las que se convocaban mecanismos de poder y memoria: servían para aglutinar, para amalgamar realidades dificilmente fusionables. Ahora, como dice el entrenador de la selección, Vicente del Bosque, “la selección es un símbolo de lo que debería ser España”. O como lo dice el diario ABC, “la selección es una metáfora de lo que España puede llegar a ser”. El arte y la cultura dan paso al fútbol como estandartes del sueño de una España sin aristas, aconflictiva, -”moderna” en el lenguaje de los medios-. Para estos, el sueño de la cultura nacional finalmente se ha cumplido. Ya no hay fatalismos, ya no hay miedos, sólo la plena modernidad que otorgan las victorias y que borran todos los parches y boquetes del camino.

hoy-1.jpg

hoy-2.jpg

hoy-3.jpg

hoy-4.jpg

hoy-5.jpg

hoy-6.jpg

hoy-7.jpg

hoy-8.jpg

hoy-9.jpg

11.jpg

2.jpg

3.jpg

4.jpg

Jorge Luis  Marzo

Publicado por Contraindicaciones. Originalmente en El D_efecto Barroco

comentarios

Una opinión sobre El mundo vuelve a ser nuestro

  1. David Heras 2010/07/13 at 1:18 pm

    Para un no aficionado al fútbol ni al nacionalismo, como el que escribe, es decir yo, se percibe en esta entrada cierta estupidez nacionalista antiespañola con cierto tufo a soyunmodernoymecagoenla banderaespañolayencualquieraquenombreaespañaesunpatrioteristanocomoeneuropasonmoderadosconelfutbol…

    En fin, que si este es el discurso que tienes este planeta lo lleva claro…