Quantcast
Home » Archives by category » debates » crítica a la crítica

Afecto

Afecto

El libro es la prolongada, rigurosa, comprometida, dedicada y necesaria muestra de afecto de un joven investigador por un pintor que desde los 32 años se dedicó a fracasar como artista. Una saga que no deja de parecer emocionante por momentos. Que alcanza cotas de sinceridad desternillantes que bien pueden ser leídas como evidencia sociológica o demostración de la ridiculez de que somos capaces los humanos cuando nos tomamos en serio. Como el pintor de marras: un hombre que jamás sonríe.

Un conservador en una tacita de plata

Un conservador en una tacita de plata

El señor Juan Gómez Martínez se ha dispuesto y servido como un bocadito para el debate y la contra argumentación, pues metió sus vetustos pies y su seseada lengua en el pantanoso terreno del arte contemporáneo. ¡Imagínense! meter los dedos desnudos en la filosa boca del arte actual para ver si muerde. Pues sí, así lo hizo el día de hoy, el primero del mes de agosto en una corta y divertidísima columna de su periódico El colombiano. En esta corta apreciación dejó latente y clara sus consideraciones estéticas y sociales, así como nos dejó (en oposición Joyce) un “Retrato del conservador anciano”.

Terapia: Los diez más poderosos del arte nacional (Segunda sesión)

Terapia: Los diez más poderosos del arte nacional (Segunda sesión)

¿Qué pasó con la preponderancia de la Galería El Museo que en los años noventa tenía una edificio de cinco pisos en la Zona Rosa y el apoyo tácito de un poderoso mecenas? ¿Qué pasa con la Galería La Cometa que cuenta con una amplia sede propia y que, junto a El Museo, tienen un variado y valioso surtido en bodega? ¿Que le pasó al espacio de la Alonso Garcés Galería, con su espléndida escalera, su gran sala de techo alto, donde expusieron los más importantes artistas de los ochentas y noventas, y que llegó a representar a Doris Salcedo? ¿Qué pasa con Valenzuela y Klenner, una de las empresas precursoras y con más experiencia en esto del “arte contemporáneo”? ¿Por qué nadie se peleó por representar a los artistas que quedaron sueltos a raíz del cierre de Galería Al Cuadrado? ¿Qué pasó con la nómina inicial de ocho artistas a la que le apostó la Galería Nueveochenta en su fundación y que luego fueron saliendo uno a uno de este espacio?

El arte como obligación

El arte como obligación

Los médicos, los ingenieros y los matemáticos son los que efectivamente nos cambian y mejoran la vida (anestesia, vacunas, acueductos, computadores, aviones, barcos). Pero los famosos y los intocables son los teatreros y los escritores. Una secta de seres vanidosos, intocables, rencorosos, dañinos. Esta semana el gremio de los artistas no me produce sino asco. Y me incluyo.

Del “espectáculo de la revolución” a la “revolución del espectáculo”: La respuesta de Soho y la fama de Kony

Del “espectáculo de la revolución” a la “revolución del espectáculo”: La respuesta de Soho y la fama de Kony

La fotografía de la revista ¡Hola! revela la supervivencia de la mirada colonial. Pero aunque indignante hay que agradecer, de hecho, que una revista del espectáculo muestre de manera espontánea el modo en el que se representa el mundo. Casi que uno puede imaginarse cómo el fotógrafo inspeccionó con mirada artística el entorno para encontrar los elementos claves de su composición, y así, de manera natural, ordenó el mundo en toda su evidente simplicidad.

Criticar o Escribir Sobre Arte?

Criticar o Escribir Sobre Arte?

En Colombia hay cientos de críticos de arte, pero pocos historiadores. En el mismo portal de Esfera Pública se leen a diario docenas de críticas de todo tipo, pero pocas tesis planteadas sobre la obra de alguien en particular. Estamos atacando mucho, pero construyendo poco. No estamos generando historia ni documentando con bases sólidas qué es lo que está aconteciendo en el arte contemporáneo colombiano hoy día. Y eso nos afecta a todos…

Premio Nacional de Crítica: ¿Proletkult a la medida?

Premio Nacional de Crítica: ¿Proletkult a la medida?

Dicho de ésta manera, estamos asistiendo a una “demostración” falsa, basada en un hecho histórico inventado para “legitimar” histórica y sobre todo “éticamente” un proceso que sucede en la contemporaneidad. El autor, quien a propósito sentencia en su ensayo la inconsistencia teórica del debate que lo llevó a escribir (3) no tiene problema aparentemente en, él mismo, ser inconsistente y correr para atrás unos pasitos y sin que nadie se dé cuenta, la existencia del Proletkult bolchevique para “demostrar” – con un hecho causal inexistente y ficticio cual es la ayuda del “arte del culto proletario” en la gestación de la Revolución bolchevique – la validez “ética” y sobre todo genealógica y de prestigio histórico del Arte Político contemporáneo con el que simpatiza tan fervientemente…

Diagrama de relaciones de la crítica en el Sistema de Arte

Diagrama de relaciones de la crítica en el Sistema de Arte

Entre el seis y ocho de julio de 2011, fue publicado el Diagrama de relaciones de la crítica en el Sistema del arte Argentino con autoría de Ilze Petroni (investigadora ) y Jorge Sepúlveda T. (curador independiente). Para el domingo 10, se tenía programada una presentación de este diagrama en un espacio dedicado al arte contemporáneo en Argentina, llamado Casa Trece. “Vamos a poner a prueba el diagrama”, decía en el grupo que tienen Petroni y Sepúlveda en una conocida red social.
Ante este documento, las voces en mi cabeza comenzaron a acosarme cual Coordinador de Maestría enardecido y me pusieron contra la pared, obligándome a entrevistar a Sepúlveda. Obedecí…

Entrevista A Carolina Ponce De León

Entrevista A Carolina Ponce De León

A comienzos de la década pasada, la crítica de arte tiene en Carolina Ponce de León y José Hernán Aguilar a dos de sus representantes más activos y reconocidos. Para su programa Correo especial Gloria Valencia de Castaño entrevista a Carolina Ponce de León, directora de la Sección de Artes de la Biblioteca Luís Angel Arango

Crítica De Arte: Dos Críticos De Generaciones Distintas

Crítica De Arte: Dos Críticos De Generaciones Distintas

Serrano añadé con nostalgia que “La cosa ha cambiado muchísimo, ya no ha generado tanta credibilidad la crítica después de ella (de Marta Traba)¿Acaso extraña la infalibilidad interpretativa (demagógica)y el poder de convicción de antaño del que hacía gala Traba? ¿Criticar significa impugnar? “No es sólo ensalzar y promoover..” ¡Obvio que no, Serrano!, la actividad crítica no está inscrita en la polarización entre el halágo y el insulto taimado;es la reflexión en torno a algo, a la obra, a la interpretación de esta.

Avatar

Avatar

Un impostor anda suelto. Eduardo Serrano, “tal vez la voz más autorizada para hablar de artes plásticas en Colombia”, está siendo suplantado por alguien que usa su mismo nombre y tiene con él un asombroso parecido. Este avatar no duda en dar declaraciones a los medios que incluso contradicen y critican lo dicho por Serrano. […]

El Devenir On Line Para El Premio Nacional De Crítica De Arte

El Devenir On Line Para El Premio Nacional De Crítica De Arte

¿Debemos conformarnos con un estímulo otorgado a quienes sólo les interesa la crítica para navidad y como aguinaldo estatal? No lo creo. Al contrario. Debemos repensar cómo debe circular la crítica de arte en Colombia, o considerar si, simplemente, no debe circular como acontece con los productos –algunas veces monumentales, en otras minimalistas– que se han premiado en esta fase pedagógica. En verdad se ha abusado con esta pedagogía, en algunos casos se ha sido muy generoso, en otros, dadivoso. No viene al caso mirar estas pequeñas cosas con el telescopio de la crítica. Basta señalar que la toga con que se inviste ya no le queda.

En buena fe (Carolina Ponce de León, Beatriz Gonzalez, Eduardo Serrano)

Yo sí estaba cerca de Beatriz, pero jamás he sido una vocera de sus posiciones y opiniones. Créanme, no es algo que ella necesite. Siempre la he respetado. He admirado su pasión intelectual por el arte y la historia, su mente inquisitiva y brillante, su humor, su radicalidad política, su idealismo por querer profesionalizar las instituciones con las que se ha involucrado, la generosidad con la que compartió su conocimiento para formar sucesivas generaciones de artistas, curadores, o historiadores del arte, el atrevimiento lúcido de sus teorías culturales, en fin. Tanto! Ella es una mujer y una artista compleja y excepcional. Punto. Tiene razón Eduardo: nunca se me ocurrió disentir de sus opiniones. ¿Que es apasionante? Sí. Intransigente? A veces. Y? Es preferible tener peso en la cola que rabo de paja…

El pasado en presente (II)

El pasado en presente (II)

Mirando retrospectivamente me parece que se trató de una lucha por el poder en el museo. Porque la verdad es que, como curador, el poder decisorio era mío y para Beatriz González era difícil aceptar esa situación. Ella no soportaba que yo no escogiera para trabajar conmigo a la gente que ella me señalaba. Yo quería las cosas de una manera y Beatriz las quería de otra. Ella vivía en función de no dejarme hacer porque quería que todas las exposiciones que se organizaban giraran alrededor de ella, de su obra, ser la única gran artista, y sobre todo, no aceptaba que yo estuviera haciendo señalamientos hacia el performance, las instalaciones, el vídeo y demás prácticas neovanguardistas que a ella no le interesaban ni poquito. Fíjese que después de unas incursiones suyas en un arte menos tradicional las cuales se dieron precisamente en el momento en que trabajaba en el museo y se presentaban los primeros performances, instalaciones, etc., su obra regresa a la pintura de caballete…

Cuarta parte: proyecto sobre crítica de la arquitectura en Colombia

Cuarta parte: proyecto sobre crítica de la arquitectura en Colombia

A partir de las tres entregas sobre el Debate España, propongo trascender el debate de la biblioteca con un proyecto de libro o revista sobre crítica en Colombia, que se llame Cuarta parte. Las primeras tres partes habrían sido las ya publicadas. El proyecto consistiría en escribir nuevos textos, o reescribir algunos de los presentados, y debatirlos y afinarlos a través del debate en Esfera Pública. Más adelante, con el debido academicismo editorial, habría que convertirlos en artículos para una publicación sobre crítica de arquitectura en Colombia.

Debate sobre el premio de la Bienal Iberoamericana a la Bilblioteca España

Debate sobre el premio de la Bienal Iberoamericana a la Bilblioteca España

El Debate España fue una discusión entre arquitectos que se que se dio inicialmente a través de correos electrónicos, con motivo del premio de la Bienal Iberoamericana de Arquitectura al Parque biblioteca España en Medellín, obra de Giancarlo Mazzanti. Me interesé en el debate como complemento del tema de los fallos del jurado en los premios anuales y bianuales en Colombia, desde el primero en 1962, hasta el presente. En relación con este interés, creo que el fallo de la bienal iberoamericana es de especial importancia porque señala positivamente un edificio en Colombia, y porque asumo que este señalamiento deberá repercutir de alguna manera en el juzgamiento de la próxima bienal colombiana.

Devenir “online” (encuentre las semejanzas)

Devenir “online”  (encuentre las semejanzas)

Nuestro amigo Adolfo Vásquez Rocca, Doctor en Filosofía y Teoría del Arte, que ni es español ni cretense, está libre de todos ellos, y ni mentira ni verdad le conciernen. Te confieso entre nosotros que la primera vez que vi incrustados los 7 párrafos de mi artículo (el artículo en su integridad) en uno suyo, pues lejos de escandalizarme me pareció un honor (otro de tantos) y simplemente pensé que a nuestro doctor se le había olvidado la cortesía de las comillas: al fin y al cabo, incluía la referencia a mi artículo “apropiado” en la bibliografía. Así que todo estupendo, normal y nada que objetar por mi parte, hasta ahí. Luego, cuando tu denuncia, vi que optaba por cambiar la pura cita literal (eso sí, sin comillas) por una reescritura sampleada de cada párrafo. Y si bien esto me pareció al principio un poquito peor (por que me daba la impresión de que quería tapar lo originalmente hecho, como si se avergonzara un poquito de ello), ahora veo que no se avergüenza de nada, sino todo lo contrario, que lo que él hace con nuestro textos es el resultado de una cierta política del discurso –y hasta incluso una consecuencia de lo que precisamente era objeto de “nuestra” reflexión allí, sobre lo del devenir online de la crítica.

Endogamia discursiva en la crítica de arte actual

Endogamia discursiva en la crítica de arte actual

Actualmente se está realizando la mejor crítica de arte que ha tenido el país luego del desafortunado autoexilio de Carolina Ponce de León. El número de debates sobre arte contemporáneo local que se dan en la red se repite a cada momento; la tensión que despiertan en la opinión pública se incrementa periódicamente, inclusive funcionarios que niegan en público leer las opiniones que se formulan en esos espacios, tiempo después conceden entrevistas para esos mismos sites; el MDE07 posee una “columna del encuentro”, donde se puede dar la difusión de alguna variante de pensamiento crítico en el periódico El Colombiano y en el magazín La Hoja; el número de participaciones al Premio Nacional de Crítica que organiza el Ministerio de Cultura se multiplicó este año casi en un trescientos por ciento y en la actualidad se encuentra abierto el concurso de ensayo histórico o crítico del Instituto Distrital de Cultura y Turismo. Por otra parte, algunos artistas desarrollan la actividad crítica en medio de su ejercicio profesional: publicando irregularmente fanzines como NQS, de Fernando Uhía o Erguida, del autor de esta ponencia; escribiendo con periodicidad sobre eventos de arte, como Jorge Peñuela en sus numerosos reportes sobre el Premio Luis Caballero, Humberto Junca en su columna mensual en la revista Arcadia o Carlos Salazar en sus profundísimos comentarios sobre filosofía, arte y políticas culturales en esferapublica u organizando espacios para exhibir arte contemporáneo y haciendo escritos sobre las exposiciones que allí se muestran, a la manera de Víctor Albarracín en El Bodegón.

Asuntos internos

Asuntos internos

Otra de las maneras en que se promueve esta especial forma de regulación pseudodemocrática entre los participantes de esferapublica puede encontrarse en los debates propiamente dichos, donde el intercambio de opiniones, las referencias hacia su contenido y el procedimiento abundantemente utilizado de descalificar a un ponente en razón de su visibilidad dentro del campo, funcionan como las rutas hacia las que suelen apuntar las polémicas. Sin embargo, esta lógica no se da de forma automática, siempre depende de un mecanismo de construcción de interés sobre un asunto específico. Sobre este aspecto es importante señalar la constante aparición de personajes como Pablo Batelli, Lucas Ospina, William López, el martirizado José Roca y los seudónimos Mery Boom, Catalina Vaughan o la desaparecida Paquita la del Barrio, al intervenir como ponentes iniciales de la mayoría de los debates ventilados en este foro. Generalmente, sus opiniones se basan en una sólida argumentación, enriquecida la mayor parte de las veces por una molestia repentina, causada por algún lapsus institucional.

Sueños panamericanos

Sueños panamericanos

Querido Pablo, Lo que recibiste fue el regalo de una especialidad santafereña, tan típica del altiplano cundiboyacense como lo es la hormiga culona para los santandereanos: la sátira. Me dirás que ese género literario de la colonia también existió en México, pero en esta región las cosas se dan distinto, del mismo modo que hay papa sabanera, que se come con guasca, también hay sátira sabanera que no se pasa casi con nada. La primera mordida sorprende por dos factores, porque no es el visitante el que muerde la especialidad sino la especialidad la que muerde al visitante. Con la hormiga culona, gracias a Dios no es así. Lo segundo, lo que para mí que vengo del valle del Champús de Lola fue aún más importante como aprendizaje, es que la cosa no la pruebas (o debería decir “la cosa no te prueba”) en presencia de tu huésped sino que te llega en una encomienda, a veces sin remitente. Y lo más increíble, cuando sí tiene remitente bien puede ser un buen amigo que, aprendida la lección no debe dejar de serlo por ello…

Ruido crítico

Ruido crítico

Recibí un correo donde se anuncia de manera discreta que mañana sábado de 5 de agosto es el último día de la exposición “Masa crítica” de Fernando Uhía en la Galería Santa Fe del Planetario de Bogotá. He ido dos veces a la exposición y las dos veces he pensado en el ruido. El suelo de la Galería esta invadido por más de treinta grabadoras con sus cables de conexión sepenteando y que emiten cada una grabaciones diferentes de audio de programas de televisión que han sido doblados al español (…) Las dos veces que he ido a la exposición he pensado en el foro de internet Esfera Pública y en el ruido: al correo, o a la página de Esfera Pública, llegan mensajes y cada texto tiene una voz, hace un sonido; a veces las voces hablan entre ellas (se citan) y generan más ruido; a veces el ruido es excesivo y en un mismo día se oyen muchas voces -alguien, en una intervención en el foro, comparaba el ruido al de un café donde se dan muchas discusiones al tiempo-.

Jornada de reflexión sobre lo pictórico

El día miércoles 15 de febrero de 2006, en el Auditorio del Museo de Arte de la Biblioteca Luis Angel Arango (BLAA) de la calle 11 # 4-21 (Bogotá, Colombia) se realizó una “Jornada de reflexión sobre lo pictórico”. Esta jornada se extendió por 4 horas; se presentaron tres conferencias de tres artistas reconocidos por su trayectoria pictórica: Jaime Franco, Luis Luna y Carlos Salazar. En el momento del montaje de esta transcripción, solo estaba disponible el texto completo de la conferencia de Carlos Salazar. Se dijo durante la jornada de reflexión que todos los textos de las conferencias estarían disponible en la Biblioteca Virtual del Banco de la República a partir de algún momento de la semana comprendida entre los días 20 y 26 de febrero de 2006. Sin embargo, se invita a los otros conferencistas a enviar sus textos para ser montados como entrada en este blog, si lo desean. La transcripción a continuación corresponde a la sesión de preguntas que tuvo lugar al final de la jornada de reflexión…

La crítica de arte en Colombia: amnesias de una tradición

Los nombres de nuevos críticos, curadores y artistas empezaron a desplazar de la escena del arte a los protagonistas indiscutibles de momentos anteriores; quienes nunca han dejado de concentrar poder, por cuanto se instalaron en los cargos y funciones más fuertemente institucionalizados del campo —piénsese, por ejemplo, en la curaduría del Museo Nacional de Colombia, en la del Museo de Antioquia o en la jefatura del servicio cultural del Ministerio de Relaciones Exteriores—y siguen manteniendo una relación indirecta con la administración del arte contemporáneo a través de su pertenencia a las juntas de adquisiciones de los bancos y fundaciones coleccionistas.[17] Así, los nombres de María Iovino, José Ignacio Roca, Jaime Cerón, Carmen María Jaramillo, Ana María Lozano, Mauricio Cruz, Jaime Iregui, y más recientemente, Fernando Uhía, Andrés Gaitán, Catalina Vaughan, Fernando Escobar, Gabriel Merchán, Lucas Ospina, Pablo Batelli, Pedro Falguer y Ricardo Arcos-Palma, entre otros, empezaron a dominar la escena crítica, y ya para el comienzo del nuevo siglo estaban absolutamente consolidados dentro de los procesos de construcción pública del sentido del arte…