Quantcast
Home » Entries posted by Guillermo Vanegas

Universiteca

Por Guillermo Vanegas

Universiteca

La Escuela de Garaje, es un proyecto de tres etapas que parte de la alteración de la hipótesis principal del proyecto Salones Regionales. Como este plan de estímulo es centralista, el equipo curatorial decidió modificar la noción de “región” que lo circunscribe.

Casa

Por Guillermo Vanegas

Casa

Al comienzo de la película hay un guía turístico hablando desde la parte delantera de un bus. Es un arquitecto que ha creado un centro de estudios en la ciudad de Burdeos y pide a las personas que viajan hacia la casa de destino que cuando vayan a ingresar se quiten los zapatos. Ha llovido y podrían ensuciar el piso. La gente llega y, efectivamente, hace caso. Se retiran los zapatos, como cuando se entra a un lugar sagrado. Problema: entender edificios de arquitectura moderna como centros de culto premoderno.

Almas

Por Guillermo Vanegas

Almas

En las dos ocasiones que lo ha hecho en Colombia, el artista peruano Aldo Chaparro ha reiterado un procedimiento y modificado otro. Repitió la maniobra de poner láminas de acero inoxidable plegado en escenarios que han tratado de resolver su uso como edificios de congregación. Comenzó a examinar las sedes de sus intervenciones, pasando progresivamente hacia zonas cada vez más ruralizadas (primero lo hizo en un museo histórico del centro de Bogotá, luego en una mina de sal reconvertida en iglesia).

Videos

Por Guillermo Vanegas

Videos

Lalululatv es una iniciativa encabezada por Luciana Ponte, que se caracteriza por tomar internet como una fuente de creatividad en cambio permanente, enunciada en inglés y cuyo acceso depende en muchos casos de la competencia idiomática. Su motor, entonces, es la ecuación: contenido + traducción = difusión (copia/apropiación/re-creación por fuera de la academia universitaria)

Conversación

Por Guillermo Vanegas

Conversación

Hay una referencia a este libro en los sites locales de arte contemporáneo. Hace siete años, Ricardo Arcos comentaba el evento Prácticas artísticas y crítica cultural en un post y de paso saludaba la llegada de María Sáez como directora de Divulgación Cultural de la Universidad Nacional. A la bienvenida, Arcos añadía que en ese encuentro fue lanzada esta publicación en una charla sostenida por Santiago Rueda Fajardo y su autora. Además de esto y sin profundizar demasiado en su afirmación, consideraba que el documento era “bastante atrevido, por poner en un mismo espacio a teóricos tan disimiles como Danto y Foster”.

Intención

Por Guillermo Vanegas

Intención

Es de agradecer que existan modelos de gestión como el que ustedes aplican en el país. De hecho, su labor a lo largo de varios años ha terminado por convertirse en una metodología que, por desgracia, ninguna entidad cultural apoyada por recursos económicos significativos ha tratado de emular. Quiero decir, además de las instituciones que les son cercanas en espíritu (espacios alternativos, semifinanciados y/o autogestionados), los demás entes (museos mendicantes pseudo-administrados, Secretarías de cultura) ni se han enterado de su existencia. Mal por ellos.

Reconsiderado

Por Guillermo Vanegas

Reconsiderado

Barón y Ordoñez evitan dos riesgos frecuentes en nuestra historiografía: asimilar la muleta teórica de dos o tres autores extranjeros para manosear un grupo de obras como pretexto, o esconderse detrás de cartas, fotos y deleznables –o inútiles o intrusivas- revisiones de archivo, sin decir qué se piensa de una trayectoria.

Tutelaje

Por Guillermo Vanegas

Tutelaje

La intención de Nadia Moreno en este libro es la de resolver una pregunta que desde la anterior Gerencia de artes del Distrito Capital intentó darse y terminó –si terminó, trunca: ¿cómo comprender los efectos del patrocinio gubernamental a las iniciativas más dinámicas de producción visual en los sectores más jóvenes del campo artístico local? Para resolverla, su autora inició una indagación en 2005 reuniendo información sobre políticas estatales de estímulo a las artes, con la idea de reconocer la forma en que se comprendían los términos “joven” o “artista joven” por parte de gestores y funcionarios encargados de diseñar, ejecutar y perfilar la relación del Estado con este grupo.

Sub-texto

Por Guillermo Vanegas

Sub-texto

Como se aclara en varios de los dispositivos informativos del proyecto, éste hace parte de la investigación Desde el malestar (Érika Flórez-Juan Sebastián Ramírez, 14 Salones Regionales de artistas (zona Occidente)). Es decir, amplía un inventario de prácticas que comenzó hace dos años y se ha caracterizado por la reunión de propuestas –aun- no bastante explotadas por los promotores del arte-perpetuamente-emergente-del país. Y también parece la exposición de trabajos de un mismo artista.

“Pelos”

Por Guillermo Vanegas

“Pelos”

Pelos es la peluquería donde el protagonista del tercer relato de este libro -adorador de Satán de pelo largo-, llega para ser atendido por un peluquero que pregunta: “¿Lo de siempre?” Antes, el adorador había cortado el cuello de un gato para beber su sangre. Se deja lavar el pelo con champú Baby Johnson…

Por Guillermo Vanegas

Tú

Las obras presentadas por Cristina Figueroa, Ana María Millán, Santiago Leal y Elena Artigas en esta muestra tienen poco en común. No coinciden sus enfoques ni sus clubs de fans y de seguro nunca serán representadas por el mismo galerista (recordar: nadie menos dado a aceptar la experimentación temática que los fans de artistas contemporáner@s y los galeristas bogotanos promedio).

Éxito

Por Guillermo Vanegas

Éxito

El triunfo está garantizado. En otras palabras, esta Bienal de (la ciudad amurallada de) Cartagena se convertirá en LA bienal de Colombia. Si miramos el panorama, todo juega a su favor: no parte de la iniciativa de curadores conectados (y pobres), no depende de un museo de arte moderno dinámico (y mendicante), no teme a la inclusión de artistas internacionales o de obras con seguros impagables (y vigentes), no se acompleja –bueno, no tanto- con el rol de lugar turístico que cumple la ciudad anfitriona y lo mejor –bueno, no tanto- cuenta con el apoyo de la Fundación con el nombre de uno de los hombres más ricos del país y varias empresas cercanas a su oligopolio.

Afecto

Por Guillermo Vanegas

Afecto

El libro es la prolongada, rigurosa, comprometida, dedicada y necesaria muestra de afecto de un joven investigador por un pintor que desde los 32 años se dedicó a fracasar como artista. Una saga que no deja de parecer emocionante por momentos. Que alcanza cotas de sinceridad desternillantes que bien pueden ser leídas como evidencia sociológica o demostración de la ridiculez de que somos capaces los humanos cuando nos tomamos en serio. Como el pintor de marras: un hombre que jamás sonríe.

Prayer

Por Guillermo Vanegas

Prayer

Bajo una enorme roca falsa, donación de otro artista al lugar, nueve mesas recibían a un público ávido de estar cerca por primera vez -así fuera ante un breve fragmento-, de la aparición, sino del arte, de la artista. Ella nos brindó su fugaz presencia. Las obras, apretadísimas. Su misión, ser objeto de duelo. Su visión, terminar representándolo en alguna institución cultural y/o capaz de financiarlo.

Bienvenida

Por Guillermo Vanegas

Bienvenida

De hecho, me pregunté en las razones que llevaron al Estado local a negociar con los propietarios de Lia Lab. Quiero decir, si ese sitio ya ha demostrado con creces su versatilidad para recibir muestras de arte, proyectos de tesis y simulacros de ferias con una sola galería, ¿fueron esos los criterios de contratación que llevaron a decidir que allí habría de funcionar la viajera Galería Santa Fe?

Libro (II)

Por Guillermo Vanegas

Libro (II)

No soy como esas criaturas académicas humildes que me rodean. Suelo citarme mentalmente: “¿qué pasaría si no fuera nadie a una firmatón de grabados populares?… bla, bla, bla”. En esta ocasión para volver significativa mi inversión de tiempo aquel día que hice patria comprando y mandando firmar el catálogo de la exposición. De hecho, tras leerlo, me enteré que el costo de compra ($85.000) subirá dentro de un año por efecto del mandato especulativo autorial…

Fila (III)

Por Guillermo Vanegas

Fila (III)

Álvaro Barrios mientras firma uno de sus grabados populares (Biblioteca Luis Ángel Arango, Bogotá, enero 2014). Esperar. Fin de semana en la mañana. Saber que se lanzará/presentará/venderá el catálogo de una muy buena exposición de un muy buen artista que lo hace excelentemente cuando se olvida de sí mismo (problema: eso sucede más o menos […]

Balance

Por Guillermo Vanegas

Balance

Los campos artísticos de Occidente operan bajo la modalidad del ciclo y tratan de desentenderse de ello. Con lo primero: aceptan que sus artistas procedan de la academia, hagan obras que reflejan un profundo desprecio hacia la academia, sean patrocinados por intérpretes que inventen ritos de consagración en la academia y, si triunfan, terminen integrando pénsums en la academia -del futuro.

Bienal

Por Guillermo Vanegas

Bienal

Fui a Medellín a tragarme mis palabras. Una a una. Antes, sin haber visto este 43 Salón (Inter)Nacional de Artistas –y habiéndome burlado del complejo oculto tras la partícula “Inter”-, estaba de acuerdo con las críticas que se le hicieron a su modelo curatorial. Aunque no dejo de pensar que los cuestionamientos esgrimidos tienen la fuerza suficiente como para mejorar/incrementar/dignificar la presencia de los artistas regionales en eventos de este tipo, las obras estaban ahí para decir otras cosas.

Melaza

Por Guillermo Vanegas

Melaza

Colectivo Re-Producciones (Lina Rodríguez-David Escobar), Bandera N-70, 2013. Exposición colectiva Alojamiento central, Punto Theca, 25 de octubre de 2013, Curaduría El Parche Artist Residency, Bogotá. Fotografía: Dufay Bustamante. Es verdad. Hubo cosas entre tanto evento periférico a esa feria que trajo tantos y tan temerarios coleccionistas ávidos de homogeneidad. En medio de rumores asociados a […]

Oportunidad

Por Guillermo Vanegas

Oportunidad

Estos trabajos de Edwin Sánchez admiten tres acercamientos de complejidad progresiva. El primero es el de la indignación moral: frente al video de un soldado mutilado que habla de su experiencia en el ejército colombiano y para descansar de ello fornica, quien mira podrá ver ofendidas sus más altas aspiraciones patrióticas.

Pequeña

Por Guillermo Vanegas

Pequeña

Guillermo Vanegas escribe sobre la exposición “El azote del culo (Recetario apócrifo/ Escritura sediciosa)” en la La Quincena. El texto de presentación de la muestra insistía en que hablar era causa de males. Parecía recomendar la mesura. Medir las consecuencias del decir y encaminar hacia el buen decir. Por su parte, la exposición mostraba los resultados de la voz decantada. Lo suyo era la materialidad. Incluía recomendaciones sobre la paciencia, el cuidado en la observación y el comentario en voz baja. Así mismo, iba de la literalidad a la recolección de las palabras finales de una película mítica. Recuperaba chistes y anotaciones escritas con detenimiento. Recorría, el camino que comienza en la prudencia y termina en la intoxicación. Trataba de parecer menos una exhibición-wanabí-de-espacio-expositivo-grande,-elegante,-de-sonrisa-fácil y más una colectiva articulada en torno a la siempre efectiva idea de organizar obras de arte alrededor de algo. En este caso, voz y texto como lados de un mismo problema: la necesidad de modificar el entorno circundante.

A.Q.U.Í.

Por Guillermo Vanegas

A.Q.U.Í.

Cabezote de presentación de un programa de formación curatorial a realizarse en una ciudad que promete. La imagen muestra una clara disposición logística (de seguro esa galería existe en Bogotá) y de mood (hay tanta gente así yendo seguido a exposiciones de arte contemporáneo en Bogotá), que da una idea clara de los auspiciosos vientos […]

Idoneidad

Por Guillermo Vanegas

Idoneidad

Hay graffiteros. Hay graffiteros asesinados. Hay calles inhóspitas. Hay buenas intenciones. Hay populismo. Obvio, hay paternalismo. Hay plagios. Hay retractaciones. Y hay premios pírricos. Martha Ennix lo comentó recientemente en este mismo medio: “Para un concurso de la imagen para un afiche, ¿esta bien que la selección y premiación lo hagan dos artistas plásticos y un arquitecto?” Entonces, si ya leíste ese post, sácale el cuerpo a éste. Continúo. ¿Cómo entender, entonces, que una iniciativa que se muestra como de apertura e inclusión de una expresión tradicionalmente marginalizada –o atacada-, termine siendo regulada por miembros de un gremio que le resulta ajeno?

Piso

Por Guillermo Vanegas

Piso

Es bastante sencillo reconocer las aspiraciones del modo de vida de un ciudadano colombiano promedio. Mejor dicho, era. De hecho, antes de la crisis del modelo de financiación de vivienda que creó el gobierno de Misael Pastrana Borrero bajo el acrónimo UPAC, la idea era que toda familia fuera depositaria de tres tipos de bienes: casa, carro y beca. Y, como siempre que la publicidad establece alianzas con las entidades bancarias, este modelo de triunfo social se convirtió en un rentable slogan.

Im-per-fec-to

Por Guillermo Vanegas

Im-per-fec-to

A primera vista, Amalgama(s) parecería ser una exposición anclada en el primer renglón del esquema anterior, donde la concentración de sus participantes se hubiera decantado por el análisis del comportamiento físico de los elementos que constituyen cada una de sus obras. En ese sentido, Dirección única y Confinamiento de Santiago Reyes o Certeza indeterminada de Laura Trujillo, podrían verse como destacables cabezas de playa, a cuya saga irían otros trabajos de la muestra…

Viscoso

Por Guillermo Vanegas

Viscoso

on familiaridad, Eduardo Serrano, el gestor artístico más brillante de Zapatoca (Santander, Colombia), recordaba así la participación de uno de los artistas más interesantes de su generación en uno de los eventos culturales más inflados del momento: “Adelante, colocados horizontalmente sobre el piso del Museo de Arte Moderno (entonces Planetario Distrital) y unificando el espacio asignado a su trabajo, se intercalaban dibujos y fotografías a escala 1:1, de las baldosas mencionadas, cuyo diseño –más tarde se sabría- correspondía con el del piso del estudio del artista.

Arriba

Por Guillermo Vanegas

Arriba

La obra consistía en sostener una serie de reiteraciones de corta duración. “Falsos fuegos […] danzando sobre la arquitectura de la burguesía” = breve loop de voladores explotando en un lugar donde la pólvora en manos civiles no está prohibida aun; cada vez el mismo haz de fuegos artificiales = memoria de contraste con el derroche pirotécnico que se asocia a esa fecha; un poste alumbrando en medio de la grabación = semicírculo luminoso parecido a una medialuna pobre; el aullido de un lobo = la explicación de que se trataba de un niño (que miedo ese niño).

Ocultar

Por Guillermo Vanegas

Ocultar

La obsesión de (Jose Alejandro) Restrepo por revelar las implicaciones asociadas al acto de representar partes del cuerpo humano. ¿Recuerdan el énfasis que puso al comienzo de la charla como apoyo a la exposición Habeas Corpus? Destacaba la importancia del subtítulo de la muestra. Para él, la frase “que tengas [un] cuerpo [para exponer]”, hablaba de aquellas “manifestaciones extrañas que hacen que tener un cuerpo, lejos de ser una condición natural, lo que hace es encerrar una profunda extrañeza […] que se potencia al mostrar el cuerpo fragmentado y al enfatizar ese carácter alegórico que pueden tener cada una de sus partes.” Entonces, ofrecer pedazos de cuerpos. Las caras, esta vez. Con una intención…

Motivo

Por Guillermo Vanegas

Motivo

La primera etapa del trabajo de Paulo Licona involucraba su colaboración con el también artista Camilo Turbay. Juntos conformaron el colectivo Todopipas. Bajo esa membrecía comenzaron a insertarse en el panorama de la producción visual del terruño. Por una parte empezaron a hacer presencia en inauguraciones de exposiciones portando prendas que consideraban relacionadas con el contenido de las muestras. Entre éstas se recuerda su performance en la apertura de Traslaciones (Nicolás Consuegra.

Antenas

Por Guillermo Vanegas

Antenas

La artista Ana Catalina Díaz se refiere a las piezas que integran esta exposición como objetos que “no son la acción en sí misma, no son el lugar, no están cumpliendo una función”. Para ella actúan como aquello “que inútilmente busca captar una utopía.” Antenas.

IV

Por Guillermo Vanegas

IV

El 1er Reporte Decenal de Actividades, exposición de Esteban Rivera en MIAMI se formula en términos tan gruesos como el parágrafo 4 de la fundación de la OMC: ¿cómo hace uso el arte del repertorio visual que se produce por-la/en-la sociedad corporativizada? En breve: ¿cómo se articula el par conceptual arte y mercadotecnia? Más en breve, ¿qué es lo único que nos pertenece.

Mural

Por Guillermo Vanegas

Mural

El proyecto Pintura abierta utilizó lo que servía de ese sitio y prescindió de los gestores. Usó El Parqueadero como laboratorio para la presentación de buenos y variadísimos trabajos y se quitó de encima la confusión de curadores limitados al exhibicionismo de sus buenas relaciones públicas. Planteado como investigación encabezada por dos mujeres formadas como artistas en centros de educación superior de Bogotá, conformó la que hasta ahora podría identificarse como la mejor curaduría que se ha hecho este año en Bogotá…

L l a a r r a a

Por Guillermo Vanegas

L l a a r r a a

Como la novela de Stevenson, en su prueba piloto LARA Latin American Roaming Art, tuvo dos caras. Por una parte, los comunicados dispersos en la página web y los folletos de sala ofrecían un repertorio de buenas intenciones con la idea de dejar en claro que se trataba de una residencia artística con todas las comodidades “para leer, escribir e investigar” en un lugar turístico lleno de historia. Entre el inventario de lugares por visitar se ofrecían excelentes oportunidades para entrar en contacto con los nativos: “Visitar la plaza de mercado es una excelente forma de conocer a los habitantes de Honda, y probar los productos regionales. Es también un sitio excelente para comprar materiales e insumos para cierto tipo de obras.”

Conmemoración

Por Guillermo Vanegas

Conmemoración

No podía dormir. Intuía por qué era. Entonces miré la red de redes y me encontré con esto: “El jueves 9 de mayo se inaugura en la nueva sala de exhibiciones de Lugar a Dudas la exposición colectiva “Para no salir del laberinto”. Proyecto de producción e investigación, tanto artística como curatorial, que explora a través del trabajo de seis artistas casos concretos de la arquitectura y del urbanismo.” Un evento con curaduría de Julios García Murillo y Luis Mosquera.

Balada

Por Guillermo Vanegas

Balada

En Lugar a Dudas, la artista reunió La balada de Carlos Lehder y Moby Dick y el Buque Gloria, ambas de 2012. La primera es un trabajo de dos partes: tres videos concentrados en la isla que arrendó Lehder y una grabación de músicos que viven en Londres reinterpretando una canción que se compuso en su honor. La segunda, es una grabación audiovisual donde tres cadetes recluidos en entrenamiento dentro de la nave insignia de este país leen el apartado de la novela de Melville que narra la debacle de los proyectos del capitán Ahab.

Volcamiento

Por Guillermo Vanegas

Volcamiento

La beligerancia de la abstracción moderna fue más el producto de una rabieta crítica que un axioma rigurosamente perfilado por los productores. Por eso, creo, personas de proveniencias regionales, no de clase, disímiles, hicieron su respectivo Monumento al estudiante muerto: Alejandro Obregón, Edgar Negret, Julio Abril. El asunto parecía más el de utilizar el arte para representar un hecho terrible (siempre que muere una persona jóven, los viejos tenemos más oportunidades de hacer las cosas mal e impunemente), que establecer declaraciones de principios estéticos…

Viaje

Por Guillermo Vanegas

Viaje

Pongámonos serios: tenemos Mágister en hacernos zancadilla. Por ejemplo, al pensar en la postergadísima internacionalización del arte contemporáneo local, si el proyecto es iniciativa de un curador nativo, seguramente obtendrá proyección limitada. Al contrario, cuando un investigador extranjero mira hacia acá, suceden los milagros. Es algo que dicta la tradición: para que sepamos cómo somos y qué hacemos, nada mejor que ver qué dicen los especialistas provenientes de fuera…

Oro

Por Guillermo Vanegas

Oro

Durante el recorrido muchos entendimos que estábamos en medio de una enorme trivia de arte. Rodeados de tantas obras sin identificación, determinar qué era de quién y cómo podría llamarse una obra fue un juego que deleitó a muchos. Jóvenes y viejos apostaban por saber quién sabía más. Casi nadie acertaba. Ver personas que reconocían avergonzadas su ignorancia visual. Museografía de vanguardia. Arte e interactividad: dar información incompleta para despertar el interés de la audiencia. Para que complete -en este caso, identifique-, una obra. Performatividad del silencio…

Olleta

Por Guillermo Vanegas

Olleta

Dentro de un casa azul pintada en su interior con líneas negras y azules hay un dibujo de una batidora azul con un cuenco gris. De su marco cuelgan una cuchara de palo color palo y una pala -creo que así se llama esa cosa-, de dos colores. Un mueble con platos soportado sobre una olleta, creo. El recuerdo del artista a quien se atribuye todo el arte contemporáneo de este mundo y más, que al tener que dar un regalo a su hermano pintó un molino de chocolate…

Nevera

Por Guillermo Vanegas

Nevera

Alejandro Salas Matiz, Habitáculo para la memoria. Instalación. A Seis Manos, Bogotá, hasta el 14 de marzo de 2013  Uno no deja de sorprenderse con los aires de cambio que estimulan al arte joven bogotano. Por ejemplo, los que soplan desde las academias de la ciudad para exhibir sus tesis de pregrado. Mientras la Escuela […]

Fiesta

Por Guillermo Vanegas

Fiesta

Comenzó un año donde parece que la ya bautizada Franquicia del arte contemporáneo colombiano va a resultar altamente valorizada y, lo mejor, sus réditos supremamente reñidos. Habrá que ver dentro de once meses, quiénes sacaron partido de esta cresta de visibilización internacional. Han llegado los Thyssen y Obrists (o sus representantes). ¡Salud! Se anuncian exposiciones de artistas colombianas que poco han mostrado aquí. Esta semana se inaugurarán presentaciones de trabajos de grado y muchos espacios alternativos que funcionaban en Bogotá han modificado su trayectoria

Edilicia

Por Guillermo Vanegas

Edilicia

Albert Speer era un hijo de la élite alemana. Estudió arquitectura bajo la inspiración de teorías cuyo impacto aun se percibe. Trataba de vivir su vida en medio de las convulsiones políticas de su país cuando conoció al patrocinador de sus proyectos más ambiciosos. Ambos coincidieron en que su país debía cambiar y en la velocidad de su ascenso -y colapso. El primero no pudo ver el final de su sueño (básicamente porque se dio muerte)…

Tierra

Por Guillermo Vanegas

Tierra

Escuchar W Radio en las mañanas, además de servir como refrendación de arribismo, es algo que no deja de brindar pequeñas alegrías. Por ejemplo, las que da el personaje más admirado de ese equipo de periodistas. Se trata de un intelectual que, obviamente, habla sobre “cultura” (o mejor, sobre lo que eso significa en los medios de comunicación de Colombia: arte, exposiciones, presentaciones de teatro, todo tratado a la ligera) y a veces se encarniza en la defensa de políticas o actuaciones…

Economía

Por Guillermo Vanegas

Economía

“¡Mire!”, pareciera reclamar el alemán. Y nos ofrece de todo: fotografías que se presentan como fotografías (impresiones sobre papel no enmarcadas), fotografías que se presentan como pintura tipo Vitamin P (papeles encerrados en cajas de acrílico), fotografías que hablan de asesinatos rituales (recortes de noticias de prensa), fotografías de naturalezas muertas, fotografías que aspiran a ser pintura abstracta. Variedad. Pero virtual. Cuando salgamos de la muestra no poseeremos nada, apenas unos recuerdos que perderemos con las neuronas que ahogemos en nuestra siguiente borrachera. Terrible. (Amiguitos, no beban).

Jaula

Por Guillermo Vanegas

Jaula

En el site donde promocionaban su presentación, los integrantes de Latienda Medellín reclamaban en mayúscula sostenida: “ESTO NO ES ESTETICA RELACIONAL. ESTO ES COMERCIO. ESTO ES ESPECTACULO. CURADORES MURIENDO.” Y su presentación se dio en medio de la feria organizada por la fundación Teatro Odeón.

Pasto

Por Guillermo Vanegas

Pasto

Esta presentación también marcaba otro regreso. El de María Margarita Jiménez a una sección del campo artístico tras haber anunciado su retiro hace diez años en el primer piso del mismo edificio, regalando ropa. Y tal como lo prometía aquella vez, volvió sin nunca haberse ido (salir del universo de las exposiciones para sumergirse en el de la docencia es diferir la pulsión de mostrar a través del trabajo de quienes reciben clase con uno), ni haber dejado de trabajar. De hecho, A ras de tierra es el resultado de la articulación de imágenes reunidas durante dos años de grabación, que resultó más poderosa con la ayuda de tres colaboradores: ellos aportaron las animaciones en 3D, las líneas blancas y el sonido. Jiménez & Co.

Gafas

Por Guillermo Vanegas

Gafas

El diálogo entre ‘El Camino corto’ y ‘Urgencias’ se plantea al nivel de una materia primordial que aparece para recordar que la prevalencia de una imagen depende de su decantación. Que siempre se ve mejor cuando el polvo cae. O cuando se usan unas gafas de protección (Lacan -no sus exégetas-, dijo alguna vez que la posibilidad de la mirada sólo se daba observando a través de una pantalla, nunca directamente.) A pesar de que cada muestra ponga en juego su propia versión pretensiosa de la pedagogía del enojo (fastidio moralista por las consecuencias del consumo de cocaína, rememoración fatalista del despojo a la salud), protegen la percepción y dan argumentos para ver mejor.

Pandora

Por Guillermo Vanegas

Pandora

En lo que antes era la enorme capilla del colegio donde dicen que estudió el hijo de un señor que muchos parecemos no querer olvidar (es decir, viéndolo no como la leyenda urbana de los ochentas, que ahora parece ser), Anna María Guasch examinó la trayectoria artística de John Cage. Advirtiendo que esta indagación partía de una base documental apuntalada en la lectura de “ensayos, conferencias convertidas en ensayos o (…) múltiples entrevistas”

Nota

Por Guillermo Vanegas

Nota

Siempre se ha pensado que una semana del sonido debe contar con una exposición que la acompañe. Y que no se puede reciclar la museografía de una pésima exposición anterior para solucionar una muestra de mecanismos construidos con la idea de hacer ruido. Mientras en una sección de la sala de exposiciones estaban en silencio, montados sobre módulos o en mesas, desconectados, dispuestos para el momento en que habrán de funcionar. En la otra, pasarían por lo menos dos veces a un lugar bastante parecido a como nos han dicho que son los escenarios interiores de las ferias ambulantes del Dust Bowl: luz cenital, cortinas negras y un telón rojo al fondo. Contra este escenario, por horas, sonaban.

Familia

Por Guillermo Vanegas

Familia

Hola hija. Mira, dos de las categorías que se destacan en lo que va del Salón Regional de Artistas llamado Las Edades son: 1.- Gran parte de los artistas se ubican en un estrato social semejante, y 2.- Hay muchos vínculos familiares…

Palomas

Por Guillermo Vanegas

Palomas

Una de las especies que más ha proliferado en las ciudades contemporáneas es la de los críticos desempleados. Pero a ella no está dedicada esta nota, sino a las Columbas. Una de las pilatunas del Proyecto Mayhem en una película de los noventa consistía en darles bastante comida en la noche para que cagaran carros de alta gama (que no podían comprar los críticos ni en los noventa ni ahora). En algunas ciudades está prohibido alimentarlas (como a los críticos).

Reflejo

Por Guillermo Vanegas

Reflejo

Sueñe con que Colombia tiene un “pintor vivo más importante de Colombia”. En serio, trate de soñar con un pintor vivo realmente importante, de Colombia, que pinte de verdad. De pronto, en su sueño, usted se confunde con el que da entrevistas y regala gatos. Ese no.

Ira

Por Guillermo Vanegas

Ira

La selección de imágenes que presenta la revista Anti-oquia recupera lo mejor de la bilis que González y otros polemistas insignes han vertido en honor de la abyección local. Un acto que inicialmente no tiene nada de malo, ni resulta edificante, ni incomoda. ¿Esfuerzo inútil? Por supuesto. Esos temas no son sexis, son fácilmente instrumentalizables como retórica de oposición y a los cuatro años habremos de volver sobre ellos para retractarnos (yo, por lo menos).

Subordinación

Por Guillermo Vanegas

Subordinación

Las obras de Reyes aquí son fruto de una serie de decisiones calculadas para controlar el impresionante caos que debió significar la realización de cada objeto. Mugre, polvo, falta de control del material, esfuerzo físico, probable intoxicación pulmonar por exposición reiterada ante partículas anisótropas, probable síndrome del túnel carpiano. Caos. Pero, en la sala, hay silencio y quietud. Antes que nada debemos asumir que no vemos nada. Que, tendremos que ponernos en juego con cada objeto y hacerle preguntas…

Sueños

Por Guillermo Vanegas

Sueños

El crítico de diseño David Bierut se preguntaba en abril de 2012, si “aun importa el diseño gráfico político en la era de las redes sociales” indicando enfáticamente que sí. Luego, veía que las cosas no estaban saliendo bien. Lamentaba que durante 2012 la proyección visual del movimiento Ocuppy de Nueva York, cayera en la reiteración de un “diseño gráfico convencional”, con lo que se terminó construyendo una “vía ineficaz para señalar cualquier punto, ni qué decir para crear o alimentar algún tipo de movilización”. Mal. Muy. Puesto que por ese camino la cooptación terminaría por ser la única salida. Mal, en serio. Aunque…

Inventario

Por Guillermo Vanegas

Inventario

Imagen tomada antes del 17 de junio. Centro de Bogotá. Hola. Lo difícil de esta historia es que conozcas a Alan Moore. Pero, supongamos que le conoces. Y que él se porta bien contigo. Y que logran superar el “hola-cómo-estas,-qué-bueno-que-existas,-sí-yo-también-pienso-que-Watchmen-es-FUNDAMENTAL”, y que logras saber cuántos errores comete antes de fumar su primer cigarrillo en las […]

Arco

Por Guillermo Vanegas

Arco

Lo mismo nos pasaba con las curadurías. Cuando empezamos a ir a exposiciones, nos enfrentamos al planteamiento constante de relaciones infrecuentes, producidas sin la intención de crear continuidad. O había chistes. O había One Hit Wonders (aunque no el de esta foto, sino el de la Galería Santa Fe). O había destellos. Y cuando nos encontrábamos con proyectos ambiciosos, que de cierta manera pudieran percibirse como una forma de reducir la incertidumbre entre muestras, estos no concluían. ¿Recuerdan el Proyecto Pentágono? Vuelvan a su catálogo. Algo de eso hubo ahí. De ambición e incompletud.

Ficticio

Por Guillermo Vanegas

Ficticio

Las piezas de Dedicación en la Producción, podrían encauzarse en la obra del libro sobre el que se dice que Santillán retiró la tinta interior para hacer con ella una esfera de pocos milímetros de diámetro. Si se la toma como un método, allí se ven reflejadas algunas pautas de trabajo que exigen seguimiento riguroso y pueden interpretarse en dos registros. Uno, el de recopilarlas en una serie de acciones consecutivas (conseguir un especialista que ayude con el procedimiento y preguntarle por la posibilidad real de efectuarlo; decidir cuál edición de qué libro se intervendrá; desentintar y recoger la tinta; hacer la esfera con la tinta; no dejarla perder)….

Estafa

Por Guillermo Vanegas

Estafa

Prólogo del libro Ojotravieso, lanzado el sábado 19 de mayo en la ciudad de Cali. Ojotravieso fue un proyecto crítico independiente en la red, con base en la ciudad de Cali, que se mantuvo activo entre 1999 y el año 2000.

Mail

Por Guillermo Vanegas

Mail

Hace ya tiempo que vengo observando una la pulsión de archivo que ha intentado privilegiar la revisión de pilas enormes de documentos o la realización de miles de horas de entrevistas. Es algo que percibo como una actitud investigativa que intenta cerrar ciertos vacíos (y abrir otros) respecto a los relatos predominantes en la historia del arte colombiano que se presenta como oficial. En general, considero que esa clase de acercamientos son supremamente saludables. Pero estas lecturas son reflexiones claramente diseñadas para circular en contexto rigurosamente predefinido, donde señalamientos, suspicacias, desaprobaciones y demás elementos que sabemos producir tan bien los humanos cuando juzgamos las acciones de nuestros semejantes, están ausentes.

Calle

Por Guillermo Vanegas

Calle

El curador de la exposición, Alex Rodríguez, señalaba que las obras presentes en la sala giraban en torno a la calle como tema (… ah, la calle uno de los más queridos leitmotiv de los productores jóvenes -antes de su inserción comercial, luego cada vez menos… aunque, cuando el mercado lo exige, y son un poco maduros vuelven a ella con mayor interés-).

Puño

Por Guillermo Vanegas

Puño

El Puño invisible vale la pena porque si uno olvida que el hombre parece estar redactando la introducción del ultimo libro de aquel a quien seleccionó y prologó en el pasado, el nivel de información que brinda en esa enorme parte inicial es tremendo. Sobre todo porque intenta reunir cada una de las variantes del arte contemporáneo desde la primera década del siglo XX, y permite que nos hagamos cierta idea respecto a la complejidad de aquel sangriento periodo.

Fuego

Por Guillermo Vanegas

Fuego

En uno de los múltiples manifiestos suscritos por la Internacional Situacionista, se sugería a los luchadores revolucionarios: (i) construir barricadas; (ii) tomar de los museos las obras más significativas; (iii) ponerlas delante de los parapetos. Así, cuando el ejército planeara un ataque lo pensaría dos veces. Se imaginaba que exponiendo las obras a un cañonazo, cualquier comandante o soldado dudarían en disparar, al verse sujetos a un dilema que para algunos es irrenunciable: el arte prevalece incluso sobre la vida humana.

Cabezas

Por Guillermo Vanegas

Cabezas

Es muy difícil discutir que el dinero es la clave y que no es sabio patrocinar artistas. Siempre es bueno hacerlo y hacerse publicidad por ello. Cuando son jóvenes, las personas sacan jugo de la imprudencia, los viejos, en cambio, tratamos de comportarnos para que no nos manden al carajo tan seguido (ni nuestros hijos, ni nuestras parejas, ni nuestros colegas). Perdemos emoción, pero ganamos oportunidades.

Escarlata

Por Guillermo Vanegas

Escarlata

Al iniciar mi camino por la izquierda, encontré una serie de obras construidas en torno a la creación de valor en torno a la firma del artista, su presencia dentro de la realización de un objeto y la posibilidad de pensar en una distribución de beneficios. Recordé aquella relación entre la venta de acciones y la distribución de objetos de arte que le leí al mismo Camnitzer en el catálogo de esta exposición, creo. Imaginé el valor de cada objeto y lo relacioné con la prohibición de tocar. Miré hacia el proto-iconoclasta que había hablado antes e imaginé que tocaba las obras múltiples, mientras hablaba. Espanté esa idea de mi mente. Era una doble profanación…

Carta

Por Guillermo Vanegas

Carta

Estimado Maestro Luis Camnitzer, ¡Reciba un cordial saludo¡ Me alegra sobremanera la llegada del tour de su exposición a la Sala Alterna de la colección Daros en Bogotá, y le ofrezco esta misiva con la idea de de “desestresarlo” –como suele decirse en este territorio-, de las vicisitudes del montaje…

Permanente

Por Guillermo Vanegas

Permanente

–Aun no existe consenso. Los que la atacan aducen que se trata de una muestra –como ha sido y siempre será en los museos nacionales–, donde hay una distinción campo-ciudad representada con objetos que probablemente primero fueron usados por familias ricas del país, en una época donde este territorio era más o menos misérrimo, más o menos analfabeto, más o menos aislado, pero, eso sí, con artistas modernos…

Rendición (2)

Por Guillermo Vanegas

Rendición (2)

Horas antes de la presentación de IDARTES. Además de proponer convocatorias anuales a las cuales siempre deberemos aplicar, ¿qué mas hace esa entidad?…. Que se va a continuar apoyando “a las grandes instituciones culturales, tan necesarias en una ciudad como Bogotá” a la vez que se aumentará la inversión hacia las “pequeñas y nuevas instituciones”. Que se implementará el modelo de Casas de la Cultura en cada localidad, junto a la creación de un “gran corredor cultural por donde giren artistas de trayectoria y grupos barriales, creando un dialogo intercultural que genere procesos de identidad y cualificación en nuestros artistas”….

Colaboración

Por Guillermo Vanegas

Colaboración

Siempre es reconfortante comprobar que la vida es dialéctica: un artista bebe sangre, la escupe, camina. Hace un camino en la plaza principal de una ciudad con el rastro de cada bocanada saboreada. Su objetivo es subir hasta la escultura ubicada en el centro del lugar. Lo logra. Para su fortuna, “un fotógrafo” plasma casualmente esta acción. Su gesto no queda en el olvido -o en la idealización superlativa del recuerdo o del maximalismo de la historia del arte. El documento se realizó y almacenó. Para fortuna de la crítica de arte existe ese conjunto de imágenes. Para fortuna de la Galería Casas Riegner, el material de esa acción está a la venta. La vida es dialéctica. Por fortuna.

Rendición (1)

Por Guillermo Vanegas

Rendición (1)

Pregúntese algo, por favor: ¿qué ha hecho Mariana Garcés por, dentro de, en beneficio de, con la intención de mejorar la representatividad de, con la idea de cualificar el apoyo hacia, las artes en el país? Si resolver pronto el acertijo no busque en la página web del Ministerio de Cultura (no hoy, está caída)…

Serie

Por Guillermo Vanegas

Serie

Hay 69 pinturas en una galería comercial, una crítica denuncia estar frente a una estafa diciendo que las pinturas le “resultan mecánicas, cuando es evidente que se repiten los efectos; un gesto aprendido con un golpe de muñeca específico”, al entender que está en medio de un espectáculo con poca intervención manual. En ese escenario se encuentran X y Y, quienes entran a asumir su papel de Tola y Maruja: X: “¿Fue a la charla de la semana pasada?”, Y: Sí., X: ¿Qué tal estuvo?, Y: Bien… El conferencista releyó las fichas técnicas, X: Excelente administración de la labor profesional. Si le gastó tiempo a un texto, lo relee cada vez que pueda ¿Y ya fue a esa exposición?…

Intercambio

Por Guillermo Vanegas

Intercambio

Dos amigos sostienen una charla virtual donde tratan de convencerse que en este país sí vale la pena, o no, estudiar un postgrado en teoría de arte (historia del arte) o con efectos en el campo artístico (filosofía, estética, estudios culturales). Sin comentar las profundas desviaciones ontológicas que sufren aquel o aquella que se dedican con exclusividad a una esfera del universo intelectual, hay algunos temas que estos dos amigos discutieron y que quizá sirva mencionar. Mientras uno decía que el conocimiento que se produce/consume aquí es “de mentiras”, derivacionista e irrelevante; el otro se basaba en la misma afirmación para indicar que habría entonces bastante por hacer. Mientras uno comentaba lo difícil que era endeudarse estudiando afuera para volver a trabajar en funciones-basura, pues debía pagar el favor –en algo que dio en llamar “servicio militar académico”-; el otro destacaba las virtudes de aquellos (pocos) países donde la educación ultrasuperior es subsidiada…

Sangre

Por Guillermo Vanegas

Sangre

Según los organizadores de esta gira, su intensión era la de “unir la sangre derramada en nuestro país, a la del beato Juan Pablo como ofrenda de reparación espiritual por las víctimas de la violencia”; y bueno, insistir también en su santificación. Algunos dijeron que el fluido “ya había obrado milagros” (pero no en Bogotá, y a la gente, creo, hay que creerle)…

Víbora

Por Guillermo Vanegas

Víbora

Pin distribuido por representantes de la firma Colombia es pasión entre funcionarios de algunas entidades del estado colombiano durante la realización de eventos recreativos que quitaban tiempo para trabajar y hacer país, antes del presente régimen democrático. Sí, si, algunos pensarán que se trata de algún relato autobiográfico postvacacional, pero no. Hoy no será. Uno de los trasantepenúltimos […]

Una suerte de gabinete

Por Guillermo Vanegas

Una suerte de gabinete

Con el auge exponencial del concretismo Artecamariano (mariano, por María Iovinno) , el minimalismo de la Escuela de Los Andes (curado en una ocasión casi sin intención) y los punticos galerísticos (…), una obra como esta simplemente no existiría. Y no por obvia, sino porque se trata del resultado de una falta de cálculo: silla forrada con un paño sintético al que le salen motas (ah, las motas, ese atributo de la industria nacional) bajo una mesa de trabajo cubierta con fórmica blanca, en cuyo borde se pega con cinta de enmascarar un tubito de ensayo lleno de, adivinen… sangre…

Arrimada en una esquina

Por Guillermo Vanegas

Arrimada en una esquina

En una esquina de los pasillos que rodean el patio principal de una casa en Popayán está la réplica de uno de los proyectos para espacio público más importantes que se han planteado en el país. Muchas de sus aristas están redondeadas, hace tiempo que merece una mano de pintura y la base sobre la que está montada se pudre lentamente. Veintiún años atras, ese objeto representó uno de los debates más encendidos sobre las relaciones arte-Estado, hoy es una ruina bonita, de colores terribles…

Carta abierta a Gustavo Petro

Por Guillermo Vanegas

Carta abierta a Gustavo Petro

Estimado alcalde electo, ¿conoce la propuesta de apoyo a las artes visuales de director, subdirectora y gerente? Si lo sabe, muy bien. Si no, creo que debería preguntarles antes de que termine el año. De pronto vea que se debe hacer uno que otro ajuste, pues más que ponerle dry-wall a una casita de un antiguo barrio de gente ultrabien, quizá existan otras situaciones que le resulten de interés.

Lo chévere es la colección

Por Guillermo Vanegas

<em> Lo chévere es la colección</em>

No hay nadie en casa, colección de Juan Mejía. Curaduría de Mariángela Méndez. Sala de exposiciones edificio Santo Domingo, Universidad de los Andes. 26 de octubre-16 de noviembre. Bogotá. Fotografía: Diana Camacho. Luis Fernández-Galiano nos cuenta que había un arquitecto hoy bastante exitoso, de hecho exitosísimo, que siempre quería proponer algo novedoso en los concursos […]

Encuesta

Por Guillermo Vanegas

Encuesta

¿Qué entiende usted por «estética»?, ¿es indispensable el estudio de la estética para la formación integral de los estudiantes de educación superior?, ¿en qué sentido puede la estética acentuar las diferencias de status social? ¿Puede ella operar, al contrario, cambios o revoluciones que afecten al conjunto de una sociedad?, ¿en qué consiste el aspecto estético de las artes? ¿Cómo se relaciona este aspecto con la dimensión estética de todo lo que no es estimado como obra de arte?, Plantee someramente un problema o un conjunto de problemas de carácter estético, que remita al papel de los medios de comunicación masiva y al rol de las TIC en la civilización contemporánea…

8

Por Guillermo Vanegas

8

La última vez que fui al Museo de Arte Moderno de Bogotá vi una hermosa paradoja tridimensional: para proteger la escultura de un eximio autor de fotocopias de hierro patinado, se la cubría por completo. Qué alegría. Parecía que alguien pensó en el viejo Lacan, y recordó aquella creencia en que las cosas miran.

Cierto-tipo-de-kitsch

Por Guillermo Vanegas

Cierto-tipo-de-kitsch

En el barrio donde se realiza esta exposición hay una iglesia que congrega personas de clase media dispuestas a rezar y a obstaculizar el paso con sus carros parqueados. Entre el amplio y variado repertorio de demostraciones de fervor religioso pueden encontrarse botellas de cinco litros de agua bendita, filtrada y pasteurizada, con calcomanía de Señor de Los Milagros y fecha de vencimiento.

Vil Metal

Por Guillermo Vanegas

Vil Metal

Todo se presentaba con tono de regaño. Alguien sabía que tenía la razón y, disgustado pero con buena técnica pictórica y videística, recriminaba por la estupidez de gastar dinero en un sistema bancario, por pagar la cuota de manejo de una tarjeta débito, por usar monedas y aspirar a tener un crédito. Ése alguien no dejaba de recordarnos nuestro analfabetismo económico. Y lo hacía como un banco. A la omisión de rostros humanos dentro de las representaciones le contraponía una abundancia de manos en plena actividad, pero sin uso de herramientas. Su fórmula era clara: Despersonalización + División intelectual del trabajo = Plusvalía

Zapatitos rosados

Por Guillermo Vanegas

Zapatitos rosados

Y para rematar esa desastrosa glorificación no hay que descuidar la pulsión de ciertos personajillos de la gestión en el campo artístico local para avalar cualquier actuación apelando a su influencia postmortem: “Marta comenzó con…”; “Lo que hizo Marta es muy difícil de …”; “Marta nos enseñó que no se puede…”; “Creo que lo único que hice fue continuar la labor que Marta…”; “Conduzco este Museo hacia su ruina absoluta haciéndolo desaparecer de la manera más humillante porque cuando era una joven jacarandosa Marta me puso a escribir en una revistica…”, etc.

Amigo secreto

Por Guillermo Vanegas

Amigo secreto

La imagen lo dice todo: portada fea de libro barato, gordo y espeluznante. Invitación perfecta a la lectura sin malabarismos de diseñador gráfico. Como trabajo con personas que creen firmemente en los valores de la amistad –y no tengo un criterio muy sólido que digamos-, terminé metido en la cuestión de dar un regalo a […]

Educar

Por Guillermo Vanegas

Educar

“… informo que desmonté hoy la exposición. Por decisiones tomadas por gentes que no conozco, la pieza fue cambiada de lugar a un segundo piso y no la puedo mostrar allí ya que el audio se adaptó para el auditorio que había sido asignado en un principio. La decisión del cambio de lugar me fue informada hoy y hoy retiré mi trabajo. Lamento mucho lo sucedido.”

Un Día Marcos Timbró En Mi Casa, Como Siempre, Se Estaba Riendo Y Me Dijo: Si Nadie Lo Escucha, Cállese

Por Guillermo Vanegas

Un Día Marcos Timbró En Mi Casa, Como Siempre, Se Estaba Riendo Y Me Dijo: Si Nadie Lo Escucha, Cállese

Jardín Publicaciones presentó sendos libros de Gabriel Mejía Abad y Andrés Uribe Cárdenas en la sede del proyecto –que ojala no se convierta en una institucioncita- Miami. Los dos se entregaban en una bolsa de papel junto a un lápiz negro con el nombre de la editorial y el dibujo de una matera mirando de lado…

Notas sobre la disneylandización

Por Guillermo Vanegas

Notas sobre la disneylandización

¿Hasta dónde llevar la apertura de las salas de un museo? ¿Cómo articular la orientación de sus estatutos con los cambios culturales que sufre todo entorno social? ¿Cómo asumir que no podrá jamás ser una institución completamente dispuesta para satisfacer las necesidades de todo tipo de público? ¿Cómo entendería ese público que un museo reconociese su instauración de un tipo de hegemonía? ¿Qué tipo de profesional debe asumir ese tema? ¿Un relacionista público o un académico? ¿Un administrador de empresas o un sociólogo? ¿Hasta dónde debe llegar una curaduría y hasta dónde la dirección de un museo?

Volumen de obra

Por Guillermo Vanegas

Volumen de obra

Qué cosa tan difícil ser, o trabajar como, artista y qué frutos tan mediocres aporta. ¿Sirve una misa cuando se trabaja produciendo imágenes? De pronto sí, para otras cosas, como cuando uno conduce un vehículo de transporte público y las vidas de muchos dependen de la responsabilidad individual (y de la ayuda divina), pero, en serio, ¿para hacer un pintura o una instalación (así sea sufrida como las de Doris Salcedo), en realidad funciona una misa? ¿y, más si se le dedica a los artistas?

Máquinas que entienden

Por Guillermo Vanegas

Máquinas que <em>entienden</em>

Para no empezar en el vacío: 1.- Esta exposición es patrocinada, entre otros, por Hyundai Card (una empresa que administra deudas ajenas) y trata con tecnología; 2.- La curadora Paola Antonelli y su asistente parten de una idea inquietante: todo avance tecnológico termina por integrarse en el inconsciente de todo primate superior, configurando una ficción […]

Hay Hambre

Por Guillermo Vanegas

Hay Hambre

Quien suponga un afán sanitario en ésta exhibición, verá confirmadas todas sus sospechas: Hay Hambre es un ejercicio pedagógico que busca formar el criterio de detractores hambrientos, enseñándoles qué pueden y qué no pueden zamparse al momento de entrar a atacar algún tipo de producción artística contemporánea. No obstante, de más está decir que este propósito no verá sus resultados, pues esta clase de editores no gusta de las analogías y cuando de arte se trata, prefiere los frutos rancios de lo ya probado por otros.

Paquetes

Por Guillermo Vanegas

Paquetes

Es bonito –por facilón-, ese paralelismo que algunas curadurías establecen entre la producción de artistas nacidos en un territorio durante una misma época. Para nadie es un secreto que una exposición colectiva, por ejemplo un Salón Regional de Artistas, que reúna la iconografía producida en torno a los símbolos patrios colombianos o que gire alrededor de un político amado por todos los ciudadanos inteligentes de este país será un éxito..

Diagrama de relaciones de la crítica en el Sistema de Arte

Por Guillermo Vanegas

Diagrama de relaciones de la crítica en el Sistema de Arte

Entre el seis y ocho de julio de 2011, fue publicado el Diagrama de relaciones de la crítica en el Sistema del arte Argentino con autoría de Ilze Petroni (investigadora ) y Jorge Sepúlveda T. (curador independiente). Para el domingo 10, se tenía programada una presentación de este diagrama en un espacio dedicado al arte contemporáneo en Argentina, llamado Casa Trece. “Vamos a poner a prueba el diagrama”, decía en el grupo que tienen Petroni y Sepúlveda en una conocida red social.
Ante este documento, las voces en mi cabeza comenzaron a acosarme cual Coordinador de Maestría enardecido y me pusieron contra la pared, obligándome a entrevistar a Sepúlveda. Obedecí…

Uno De Joven Es Muy Loco, Y Le Gusta Hacer Lo Que Sea Pero A Veces No Lo Dejan

Por Guillermo Vanegas

Uno De Joven Es Muy Loco, Y Le Gusta Hacer Lo Que Sea</em> Pero A Veces No Lo Dejan

Vista exterior de la ventana que oculta la exposición con nombre igual al texto blanco sobre negro, bajo los colores de la bandera de la nación francesa. Edwin Sánchez, “Los Héroes en Colombia sí existen”, Bogotá, julio 2011. A mediados de 2009, el ejército de Colombia lanzó la campaña publicitaria que da título a esta […]

Congruencia

Por Guillermo Vanegas

Congruencia

Nadie que pertenezca al campo de las artes en Bogotá revisa la actuación de un mandato local mostrando imágenes que ilustren la degradación que provocó. Nadie construye un relato curatorial en torno al fracaso de una minialternativa política de pseudo-oposición. Nadie ilustra el desastre de las políticas de estímulo cultural. Pareciera que aquí nadie que haga parte del campo artístico se da cuenta de nada. No hay una sola institución mayor del arte sabanero que muestre algo que represente el infierno que vivimos a diario. Y como van las cosas quizá nunca la habrá. Así, de lo primero y lo segundo hay que salir a buscar en blogs de noticias y programas radiales; de lo tercero hay que oír en conversaciones privadas y de lo último hay que oír en conversaciones privadas plagadas de intereses creados.

Cinismo laboral

Por Guillermo Vanegas

Cinismo laboral

¿Ves como se convierte una galería en un laboratorio de premisas sobre el trabajo? ¿No? Intentaré ser menos torpe en mi explicación: ese procedimiento artístico –usar soportes para aplicarles pigmento o para convertirlos en objetos son ninguna función- implica un gasto de tiempo. El artista usó su vigilia para inutilizar cosas que, de hecho, seguramente ya no tendrían utilidad…

El libro mide casi lo mismo que un iPad

Por Guillermo Vanegas

El libro mide casi lo mismo que un iPad

Qué bueno comentar un libro que mide casi lo mismo que un iPad, que a la vez sirve para confirmar que este año sí habrá Encuentro Internacional MDE (su publicación es el primer acto de ese evento) y que corrobore también el apego de nuestros gestores culturales por la absurda costumbre que impone que un catálogo de arte colombiano deba ser lanzado con varios años de retraso (para el caso de este libro, tres décadas), o nunca. Se sabe que el mundo, todo el mundo, está emocionado por su publicación y por la exquisitez de haber mandado hacer recortes redondeados en las esquinas de la edición física. Es más, si un espíritu sensible llegara a dormirse acunado por la delicadeza de la tibia sensación de la pulpa suavemente tajada –y por un texto teórico de baja calidad- podría soñar que allí reside una paradoja de diseño editorial: algo que estimula el goce táctil puede disminuir la apreciación intelectual.

Cansón

Por Guillermo Vanegas

Cansón

Entre quienes hemos decidido hacer vida social en las galerías de arte hablando mal de los demás para luego saludarlos y preguntarles por su trabajo, desde hace casi nueve años este artista viene mostrándonos un amplio grupo de piezas que se basan primordialmente en la manipulación de imágenes de obras y personajes del arte contemporáneo local, la reinterpretación de íconos religiosos, el amor por el barroquismo Made in China y la relectura del legado de sangre del gobierno anterior…

Minuto 1,55

Por Guillermo Vanegas

Minuto 1,55

Frente a la posibilidad de reseñar algunas de las muy buenas exposiciones que se presentan actualmente en Bogotá, decidí perder mi tiempo escribiendo sobre otro tema que amo (además de la vida y obra de quien hoy se proyecta como el peor Director de Maestría alguna en Colombia). Sonrojándome por acoger tan rústicas aficiones decidí autoconvencerme haciendo la siguiente pregunta: ¿funcionarios –aun ejerciendo- que hablan sobre la gestión institucional en artes de esta ordenada ciudad?..

“La idea no es encontrar una versión latinoamericana de Joseph Beuys”

Por Guillermo Vanegas

“La idea no es encontrar una versión latinoamericana de Joseph Beuys”

El montaje de las obras presentes en este espacio ameritaba haber rebajado el tono triunfalista de la publicidad que rodeó esta exposición, diciendo en todo lado que Beuys llegaba a Bogotá, para limitarse a hacer lo que esa sala mostraba: exhibir una selección de trabajos de artistas que enseñan, que hacen obra y que ponen en relación su trabajo profesoral con los proyectos que adelantan.

Lenguaje de algo

Por Guillermo Vanegas

Lenguaje de algo

Hay que reconocerlo, las prácticas visuales van por un lado y la teoría de la historia del arte por otro; y más si se trata de una teoría de inspiración marxista. Así, por ejemplo, en las fotos que registra Google Earth del lugar donde nació el entrañable griego que escribió el libro que motiva este post, se ven cosas: monumentos viejos, casas viejas, iglesias feas y viejas, pero, y, antes que nada, casi ninguna persona.

Una película de alguien que parece no querer mentir (tanto)

Por Guillermo Vanegas

Una película de alguien que parece no querer mentir (tanto)

  Escena de Exit Through the Gift Shop, de Banksy, tomada de Disco Roboto Hija, esos graffitis que te asustan cuando caminamos por la calle, los de las personas con cara triste y animales con dientes enormes, los hacen personas que quieren dar a entender que algo no les gusta en el mundo donde vivimos. […]

Plata perdida (“De manera incesante”, parte 2)

Por Guillermo Vanegas

Plata perdida (“De manera incesante”, parte 2)

No sobraría revisar la producción de tesis en la Maestría de Historia y Teoría, y ver si tanta presión profesoral, tanto esfuerzo de revisión bibliográfica, tanta repetición de autores, tanta necrofilia con Walter Benjamin, sirvieron de algo; si se podría medir el éxito de algunas de esas investigaciones en el mundo real; si más allá de la cualificación para caer bien en un convocatoria docente, alguno de sus egresados fue capaz de llegar al mundo real sin la expectativa de terminar atendiendo un restaurante o abriendo un café Internet; si alguno dejó de repetir lo que piensan otros y empezó a pensar por sí mismo –o lo hizo sin que el campus universitario sintiera pena ajena por su temeridad mal escrita.

“De manera incesante” (Parte 1)

Por Guillermo Vanegas

“De manera incesante” (Parte 1)

Resulta interesante ver este documento como el promocional de una Maestría de estudios en artes que a lo largo de 140 páginas decae poco a poco en la reflexión teórica: inicia con textos que comentan algunas ideas de investigadores, filósofos, dramaturgos, etc. y termina con una presentación de su pensum…

“¡Vamos a pintar el Museo!… ¡No, no pinten el Museo!”

Por Guillermo Vanegas

“¡Vamos a pintar el Museo!… ¡No, no pinten el Museo!”

Imagine que, como siempre, hay un gobierno que quiere distanciarse de su predecesor inmediato, busca parecer incluyente y sabe que una parte de su estructura burocrática está destrozada por la corrupción, el desmadre y la anomia. Ahora piense que para trabajar mejor (y cumplir con varias promesas de campaña –sobre todo las hechas a distintos grupos políticos y económicos-), este gobierno debe implementar varias reformas.

“y si lo logra, definitivamente estaremos frente a una gran obra de Arte”

Por Guillermo Vanegas

“y si lo logra, definitivamente estaremos frente a una gran obra de Arte”

En principio, la exposición sonaba bien: un título con reminiscencias de instalación en una sala de turbinas de un país muy, muy lejano, y un artista que pocas veces defrauda a sus seguidores.

Comunicado a la opinión pública

Por Guillermo Vanegas

Comunicado a la opinión pública

Que intentando comprender el valor de esos best wishes, la coordinación curatorial del proyecto Reemplaz0 indagó por el ranking del proyecto de investigación curatorial Homenage y, al fatigarse por no encontrarlo en los primeros doscientos lugares, utilizó la herramienta Ctrl+F para abreviar la búsqueda.

Punticos

Por Guillermo Vanegas

Punticos

Hay algo extraño con la obra de este artista caleño: provoca la divagación impune sin intentarlo. Al contario de lo que sus dibujos parecen buscar (un observador atento, la ansiedad por que se detecte el apunte inteligente), lo que suelen encontrar entre quienes han escrito sobre ellos es –cuando les va bien-, poesía barata.

Un premio de arte de un banco dentro de un banco, dentro de un banco, dentro de un banco

Por Guillermo Vanegas

Un premio de arte de un banco dentro de un banco, dentro de un banco, dentro de un banco

Cuando salimos de la Biblioteca y lo oía hablar con sus amigos sobre la exposición, él mostraba su satisfacción por ver algo tan bien hecho, pero luego decía “squee… mmm no creo, me gusta que se hagan esas cosas, pero ¿qué pasó con los demás premios que antes daban? ¿No se trata, pues, del Banco de la República? ¿de la Luís Ángel?”

Responsabilidad con la cadena de la inspiración: un cuadro horrible con burros y banderas

Por Guillermo Vanegas

Responsabilidad con la cadena de la inspiración: un cuadro horrible con burros y banderas

Por desgracia, Preámbulo en Cartagena no era una vitrina de cosas bellas, su montaje y la factura de algunos de los trabajos presentes no fueron precisamente un dechado de uso de normas de calidad. En cierta medida, porque la precariedad de algunas de las obras participantes hacía referencia a la crítica que el artista hacía de un estado de cosas en el país cuando hizo su trabajo…

Dona una curaduría

Por Guillermo Vanegas

Dona una curaduría

Colombia sufrió una (otra) crisis invernal el año anterior. Como a todos los Ministerios, al de Cultura le tocó proponer algo. Y aunque el Asesor del Área de Artes Visuales no lo sepa (bueno sería que se enterara), desde esa cartera se lanzó la propuesta de invitar “escritores, narradores, académicos, artistas, gestores y organizaciones culturales del país” a donar “tiempo para desarrollar actividades con los niños, jóvenes y adultos que se encuentran en los albergues, previa coordinación con el Ministerio de Cultura o la institucionalidad responsable de cultura de su Departamento”. La razón de ser de esta convocatoria –además de la tragedia-, se explicaba más o menos en los siguientes términos…

La falsa cuestión del Salón [Nacional] de Curadores

Por Guillermo Vanegas

La falsa cuestión del Salón [Nacional] de Curadores

¿Por qué no hay nadie que haya intervenido en la configuración de ese modelo de Salón hablando aquí? ¿Quién de los que lo hizo quiere hablar sobre el actual modelo de los Salones Regionales de Artistas? O, si probablemente tuviera algo que decir ¿Por qué el Asesor del Área de Artes del Ministerio de Cultura aparece como moderador y no como ponente?

“No bastará con enumerar los esfuerzos que se ven impuestos sobre cualquier sociedad”

Por Guillermo Vanegas

“No bastará con enumerar los esfuerzos que se ven impuestos sobre cualquier sociedad”

El día de la inauguración de la muestra se configuró un amplio consenso entre los asistentes sobre la manera en que usted produjo las fotografías. Muchos de quienes asistimos nos preguntábamos cómo las hizo. Sin embargo, creo que la mirada no iba tanto hacia las condiciones de producción de esos objetos como al cálculo de horas-hombre que implicó ese trabajo.

Lástima tener dos pies

Por Guillermo Vanegas

Lástima tener dos pies

Pareciera que la curaduría deja sin examinar la manera en que los artistas presentes asimilaron las lógicas industriales de producción visual. Si la idea era dar un relato admirativo sobre algunas personas que se acercaron a la publicidad, bien. Si se buscaba algo más, no aparece: respecto al conjunto de obras expuestas, la cuestión no es el binomio multiplicidad u originalidad, sino más bien la producción de formas de persuasión.

High Performance Elemental

Por Guillermo Vanegas

High Performance Elemental

Felipe González, Nicolás Gómez, Julián Serna, Elemental. Vida y obra de María Teresa Hincapié, Laguna libros, Bogotá, 2010. Imagen tomada de tersitesexcathedra blog Para Jenni Sorkin, uno de los puntos culminantes en la tendencia a reelaborar performances ya presentados en el pasado se hizo evidente en la retrospectiva dedicada a la artista Marina Abramovic en […]

4213 Colillas

Por Guillermo Vanegas

4213 Colillas

4213 colillas: “Haciendo uso de toda mi fuerza de voluntad pensé que debía deshacerme de aquella cama, de aquella habitación, de todos aquellos objetos que crepitaban por sí solos con una agradable veteranía y olían a perfume de amor feliz. Pero lo que me apetecía era justo lo contrario, abrazarlos.” Orhan Pamuk, El Museo de […]

Reinterpretaciones De La Obra De Caro (Convocatoria Abierta)

Por Guillermo Vanegas

Reinterpretaciones De La Obra De Caro (Convocatoria Abierta)

Se convoca a artistas colombianos que hayan realizado una obra relacionada directamente (como apropiación, reelaboración o reinterpretación) con la pieza Colombia CocaCola del ciudadano colombiano Antonio Caro, antes de 2011. Si usted es uno de estos artistas, por favor escriba a cadavezpeor@gmail.com, indicando autor, título de la obra, año de realización, técnica, medidas. Por favor, […]

Preámbulo Aterriza En La Increíble Ciudad De Cartagena

Por Guillermo Vanegas

Preámbulo Aterriza En La Increíble Ciudad De Cartagena

A un año y un mes de haber sido presentada en la ciudad Tunja, la exposición final de trabajos que conforman el resultado de la investigación curatorial…

Carta Abierta A La Persona Que Asuma El Cargo De Javier Gil, Ex–asesor De Artes Visuales Del Ministerio De Cultura

Por Guillermo Vanegas

Desconozco su nombramiento oficial, de ahí que asuma ignorar públicamente de quién se trata…

“ Una de las satisfacciones de un genio es su energía y su obstinación ”

Por Guillermo Vanegas

“ Una de las satisfacciones de un genio es su energía y su obstinación ”

Algo que no se puede dejar de agradecer por el montaje de la exposición dedicada al estadounidense Man Ray en el tercer piso del Museo de Arte del Banco de la República es la oportunidad que se nos brinda de conocer sus pésimas pinturas. Lo demás es la consolidación de un modelo expositivo que se ha venido imponiendo en algunas instituciones de apoyo a las artes de Bogotá: descuadernar libros (o archivos) y exponer las fotos que se verían mejor en otro formato…

Muchas revistas (3)

Por Guillermo Vanegas

Muchas revistas (3)

La revista Asterisco 9 es una apuesta editorial ganadora no sólo por estar montada en Internet. Hay otras razones. Su formato: tres volúmenes articulados en torno a un gran eje de reflexión. Su contenedor: una hoja de papel periódico que funciona como índice y anuncia el tono general del proyecto. Y unas tarjetas que caen apenas se abre el paquete: dos postales de fotografías apropiadas por el artista Ricardo León para mostrar cómo se escenifica el buen gusto en algunos hogares colombianos de elite: elegancia y distinción…

Crecer Sin Esplendor (justicia Poética)

Por Guillermo Vanegas

Crecer Sin Esplendor (justicia Poética)

Luis Hernández Mellizo, Algunas cosas crecen sin esplendor, Centro Empresarial Kennedy Cámara de Comercio de Bogotá, 21 de agosto-24 de septiembre de 2010. Ted Naos diseñó unas tarjetas recortadas con base en los horizontes de ciudades que salen mucho en cine. Luis Hernández Mellizo compró una dedicada a Nueva York. Tiempo después, en el centro […]

Muchas revistas (2)

Por Guillermo Vanegas

Muchas revistas (2)

No sé cómo explicar el siguiente lapsus: pensé escribir sobre una revista que había estado leyendo recientemente, pero no la encontré por ningún lado. En cambio, sí encontré un librito –muy similar en su formato y el tono de sus escritos a la revista que me interesaba- que me gustó mucho desde la primera vez. Era Happy Days, proyecto del artista Juan Mejía con diseño de La Silueta, que se le ofrecía a los asistentes a la exposición del mismo nombre en la galería Valenzuela Klenner en abril. Creo que en esa oportunidad, la gente que quería una copia debía meter una moneda en un tarro de vidrio de boca ancha. Creo que era así, aunque ahora mismo no estoy muy seguro.

Muchas Revistas (1)

Por Guillermo Vanegas

Muchas Revistas (1)

El esfuerzo de la Gerencia de Artes de la Secretaría de Cultura de Bogotá por plantear una iniciativa editorial de crítica puede entenderse como la obvia intensión de promover un espacio de reflexión más entre la masa que constituiría su grupo de lectores. De ahí que, si todo aquel que funda un revista espera eso de su audiencia el problema que tiene este planteamiento es que en el caso de Errata # 0, dicha reflexión se promueve hacia fuera de la entidad que impulsa esa iniciativa. Esto, por lo demás, es lógico pues nadie hace una revista para quejarse de lo mal que le van las cosas y más bien intenta trazar un camino por el que otros puedan seguir sin atender demasiado hacia la autocrítica.

Sobre una línea de polvo

Por Guillermo Vanegas

Sobre una línea de polvo

Mucho más tranquilo y eficaz en su análisis de un peculiar fenómeno artístico local, vuelve Santiago Rueda con Una línea de polvo, Arte y drogas en Colombia, texto ganador del concurso distrital de ensayo histórico o crítico sobre el campo del arte en Colombia de 2008. Tranquilo, porque a diferencia de lo que sucedía en su libro anterior, el tema de investigación, parece resultarle menos apremiante en términos profesionales (1). Eficaz, porque propone –y sabe que lo está haciendo-, un examen preliminar sobre la manera en que algunos artistas colombianos han tratado el asunto de la droga ilegalizada en sus obras (2). Sobre esto último, es de agradecer que la investigación de Rueda no se sobreactúe haciendo sugerencias de tipo pedagógico-terapéutico (3), conformando inventarios preocupados (4) o justificando absurdas declaraciones de dominio territorial (5).

Narrativa En La Vida De Un Santo*

Por Guillermo Vanegas

Narrativa En La Vida De Un Santo*

El óleo sobre tela Narrativa en la vida de un santo, fue pintado por Fernando Botero hacia 1959, en un formato bastante inusual dentro de la producción global del pintor antioqueño – 30 cms de alto por 150 de ancho aproximadamente-, y presenta a un sacerdote ubicado hacia la parte derecha de la pintura que mira hacia el centro del cuadro y extiende sus brazos en actitud de plegaria. Delante de él, un ángel armado con una espada lucha con un demonio, quien intenta agarrarla por su hoja. Tras el demonio, una bestia muestra sus comillos, quieta. En la esquina superior del cuadro aparece la firma de su autor y el fondo general de la pintura es de color rojo…

Predicciones

Por Guillermo Vanegas

Posiblemente, muchos artistas bogotanos jóvenes presentarán sus propuestas para la convocatoria pública de un Lugar de promoción de arte contemporáneo en Cali. Allí se sorprenden por la acogida recibida desde el centro del país y, en algunas conversaciones, se preguntan: “¿qué es lo que sucede en Bogotá con las instituciones que patrocinan ese tipo de arte?”

Hacia Benedicto 16 (con disculpas)

Por Guillermo Vanegas

Hacia Benedicto 16 (con disculpas)

Muy respetuosamente me dirijo a usted para recibir orientación sobre la recomendación que, según me enteré hoy, hizo usted a los artistas para que transmitieran “la verdadera belleza del arte”. La razón de esta solicitud radica en el hecho de que me siento un poco confundido ante esto por cuanto, aunque no soy artista, trabajo muy cerca de algunos artistas bogotanos  y quisiera saber qué decir cuando discutamos sobre ello. En realidad, fui bautizado en la fe católica y, aunque hace mucho tiempo no soy practicante, estoy un poco trastornado por el efecto que sus declaraciones tengan entre quienes sí se consideran integrantes de la comunidad católica, ejercen su fe y hacen arte. Creo poco, pero ello no obsta en que otros (le) crean…

X y Y van a una excelente curaduría

Por Guillermo Vanegas

La organización periódica de muestras, eventos, etc, conforma en la opinión pública de esos lugares la idea de que existe un espacio particular donde cierto tipo de expresión artística obtiene legitimidad. Con base en dicha interpretación, adicionalmente se configura la idea de que existe “un sitio” hacia el que los integrantes de esta opinión pública van a “ver qué es lo que se debe ver” o a “recordar qué es lo que se debe recordar”. En muchos casos, estas estrategias triunfan y quienes acuden a una exposición de arte logran creer la ficción que allí se les relata…

carta

Por Guillermo Vanegas

La última vez que te vi estabas con tu mamá en la inauguración de una exposición de arte en el Planetario Distrital. Fui sin esperar encontrarte, pero  ahí estabas. Cuando me viste nos saludamos, me diste tu mano y fuimos a ver qué había. Creo que sabes quién la hizo ¿no? Si no es así, […]

Riesgo moral

Por Guillermo Vanegas

A lo largo de este mes los medios periodísticos, las organizaciones académicas de diagnóstico y evaluación de la evolución económica mundial y, por supuesto, las instituciones de administración económica han venido observando con preocupación la crisis del sistema financiero, luego de la declaración de bancarrota y la (solapada) nacionalización de algunos bancos estadounidenses. El pesimismo […]

Branding Criollo

Por Guillermo Vanegas

Luego del bombardeo impuesto por noticieros radiales y televisivos, periódicos, programas de formación de opinión, de crítica deportiva, de asesoría a padres jóvenes, religiosos y de orientación a inversionistas locales, para convencer a las pocas personas que dudaran de las virtudes (reales pero, más que todo, imaginarias), que tendría el hecho de salir a caminar […]

Branding Criollo

Por Guillermo Vanegas

Branding Criollo

Luego del bombardeo impuesto por noticieros radiales y televisivos, periódicos, programas de formación de opinión, de crítica deportiva, de asesoría a padres jóvenes, religiosos y de orientación a inversionistas locales, para convencer a las pocas personas que dudaran de las virtudes (reales pero, más que todo, imaginarias), que tendría el hecho de salir a caminar […]

De adversidad [ ] ¡Vivimos!: Hacia una performatividad clientelista de la administración cultural

Por Guillermo Vanegas

De adversidad [ ] ¡Vivimos!: Hacia una performatividad clientelista de la administración cultural

Copia del derecho de petición que la Directora de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño le cursó a Guillermo Vanegas en 2008, en respuesta a una serie de preguntas sobre la formación profesional de la Coordinadora de la Galería Santa Fe. A partir de 2008, el cargo de coordinación de esa importante galería bogotana empezó a servir como plataforma para la promoción de funcionarios sin estudios universitarios (este gesto de apertura, que por su implementación intentaba ir más allá de la pequeña comunidad de mandarines e intelectuales que gastaban su vida en incontables estudios de pregrado y postgrado, fue recibido con innumerables muestras de alegría en la ciudad de Bogotá)…

una perla

Por Guillermo Vanegas

Querido diario (contrato de prestación de servicios): Anoche estaba leyendo un apasionante libro sobre la Viena de finales del siglo XIX, escrito por un señor brillantísimo. En uno de sus apartes el autor, Carl Schorske, indica algo que, no sé por qué, me llamó la atención: “En otros puntos de Europa, el arte por el […]

Querido diario (una posible solución)

Por Guillermo Vanegas

Querido diario (una posible solución)

Soy feliz por tres cosas: 1. Me enteré de que la Galería Santa Fe recuperó su status de espacio público de libre acceso. Que bueno. 2. Me fue entregada la respuesta a un derecho de petición que dirigí a la dirección de la Fundación que ahora administra los recursos que el gobierno de la ciudad gira para el estímulo a las artes plásticas. Luego de leer esa respuesta pensé que recibí lo que me merecía: recibí exactamente la información que solicité, nada más ni nada menos. Eso está bien, creo. Porque la decisión que se tomó en esa Fundación para contratar a una persona que yo suponía vinculada (de forma lejana, pero al fin de cuentas vinculada) con la familia Alzate, es algo que ha sido desmentido por esa misma entidad…

anzuelos sin corte, pesca poco abundante (mala subienda)

Por Guillermo Vanegas

Alguna vez circuló el rumor de que Aby Warburg al final de sus días estaba escribiendo un libro sobre artistas que buscaron construir bajo cualquier circunstancia una autonomía para su práctica profesional. Sin contemplar la paradoja evidente de hablar de un cuerpo gremial sin dependencia de patrones, se decía que el conocido historiador del arte […]

querido diario (sobre la “toma” de la alzate)

Por Guillermo Vanegas

“Querido diario: Ayer habían programado una toma en una entidad cultural. Yo lo entendí todo mal desde el principio: pensé que era una marcha y no una toma; pensé que era en una institución cultural y no en otra; pensé que era algo que valí la pena hacer. Bueno. no tanto. De hecho, aun a […]

X Y Y Hablan Sobre Z (misterio En La Biblioteca)

Por Guillermo Vanegas

Contando con que ya bastantes personas han tocado el tema y mucho se habló de él durante las dos semanas siguientes a su presentación en público, aun es posible pensar que no se han explorado lo suficiente las posibles interpretaciones derivadas de su estructura. Así mismo, es igualmente posible afirmar que las múltiples versiones que al respecto se difundieron en la prensa popular y especializada estuvieron invariablemente sometidas al elogio y/o al testimonio de vida. Si bien es verdad que son pocos los artistas colombianos que han alcanzado tal grado de madurez y muchísimos menos quienes han tenido la oportunidad de ver en vida parte de su trabajo reunido para la apreciación de los demás, también se puede considerar que la emoción y el aprecio no pueden obstaculizar un intento de reflexión sobre el asunto en cuestión. De hecho, desde Vasari, por ejemplo, la afectividad que despierta la obra o el carisma de un artista son factores útiles en el momento de querer acercarse al contenido de una pieza de arte; no obstante, desde Diderot, por ejemplo, sólo de ellos no depende la valoración de una obra.

explicar el chiste

Por Guillermo Vanegas

Si hay que explicar un chiste es porque no era gracioso o no se dio a entender. Hace varios años alguien dijo en Viena que un chiste moviliza contenidos discursivos que no podrían ser tramitados discursivamente de otra forma: un chiste es un acto logrado del inconciente. Así, el chiste tiene el problema de que […]

postdata

Por Guillermo Vanegas

Es posible que a veces yo no hubiera hablado de arte. Recuerdo cómo, en los años setenta, por ejemplo, incluso me atreví a acusar de plagio a una artista, porque en uno de mis viajes a Nueva York ví el trabajo de una escultora que, según me pareció en ese momento (pero ahora ya un […]

políticamente, correcto

Por Guillermo Vanegas

Estimada Boom: 1.- La desagradable fusión del IDCT con la Fundación Gilberto Alzate Avendaño aun no se ha aprobado. Lamento personalmente que este trámite se dé, y, creo va a suceder sin mayores retrasos luego del 1 de enero de 2008. Por esta razón, aun no soy parte de ese proyecto. Aun hoy hago parte […]

Tétanos

Por Guillermo Vanegas

¿Qué le pasa a ese tipo Vanegas? Acaso no sabe que las instancias de participación por fuera el país están limitadas a unas pocas “buenas” iniciativas (pues el Ministerio de Cultura sigue embelezado con su proyecto inercial de continuar los regionales curados, la Cancillería con su proyecto de exportar exposiciones que no conoce, las Cámaras de Comercio con sus proyectos de impulsar al mercado y darle la mano a unos pobres y desinformados compradores y marchantes). En otras palabras, si ella no nos saca de aquí, ¿entonces quién?

about independent curators (and other tropical paper editions)

Por Guillermo Vanegas

María Inés Rodríguez, ” [a] Colombian -born curator working in France and Spain“, estrena otro de sus incontestables éxitos en las arenas del primer mundo. Gracias a su infinito poder de gestión y a su innegable interés por explorar las problemáticas más recientes del habitante urbano (pues cada día pasa y los problemas se acumulan […]

Por Guillermo Vanegas

a. Declaración: Declaro haber sido liberado un poco de la apestosa bilis que me carcome a través de la mediación de un mensaje escrito por alguien. Así mismo, declaro tener intenciones de aprender a ser loquero, lo cual sé que no es tarea fácil y si le añado a ese amasijo la famélica verborrea con […]

endogamia discursiva en la crítica de arte actual

Por Guillermo Vanegas

endogamia discursiva en la crítica de arte actual

“nunca se habían considerado las personas más infalibles que entonces en sus sentencias, sus conclusiones científicas, sus convicciones morales y sus creencias […] Todos estaban exacerbados, no se entendían entre sí, cada cual pensaba que sólo él estaba en posesión de la verdad y sufría de creer a los demás equivocados, se daba golpes de […]

vacío

Por Guillermo Vanegas

vacío

“Art in Theory” fue una exposición de Santiago Reyes Villaveces, que se anunciaba a través de un volante de cartón blanco cuya cara anterior mostraba un marco rojo, al interior del cual se habían hecho dos líneas rojas y recortado las letras “I” y “N”, una junto a la otra. Bajo ese marco había otra […]

sobre revistas culturales

Por Guillermo Vanegas

Estimados colegas: Tengo planeado hacer una reseña para el pasquín Erguida sobre personas que están ejerciendo labores de crítica y curaduría en el país (especialmente en los últimos años) a través de espacios independientes en la mayoría de los casos (aunque algunos también en instituciones), periódicos, revistas, fanzines y el internet. Se trata de señalar […]

sin dolor

Por Guillermo Vanegas

sin dolor

Según se desprende de la imagen y el comentario publicados por la revista Semana del 18 al 25 de septiembre de 2006 (edición 1272, Bogotá, Colombia), y no obstante la alergia que suele despertar en muchos hablar de las relaciones entre arte y política, hay ciertas estrategias de mercadeo que saben explotar sin mayores complejos […]

asuntos internos

Por Guillermo Vanegas

“Hay dos procesos contemporáneos que hacen que el ciudadano bien informado demande del intelectual de hoy probablemente mucho más de lo que de él se demandó en el pasado: la democratización de la cultura y la profesionalización del saber. Estos dos procesos sitúan en un primer momento al intelectual y al ciudadano bien informado en […]

Asuntos internos

Por Guillermo Vanegas

Asuntos internos

En medio de este panorama, y localizando la reflexión dentro del espacio de conformación de un pensamiento crítico relacionado con las artes visuales en el país, es posible pensar que el reclamo compulsivo por la “ausencia de una crítica seria”, no es tan importante como el hecho mismo de su formulación. El problema a que apunta esta queja no es el de la falta de “verdaderos” críticos, sino más bien la invocación del retorno de una figura que sea capaz de orientar el rumbo de la opinión sobre la actividad artística en nuestro país –a semejanza de los críticos más reconocidos del siglo pasado.

redireccionar la energía

Por Guillermo Vanegas

redireccionar la energía

La convocatoria extendida por la curaduría de Documenta 12 hacia esferapublica demuestra un (aparentemente) genuino interés por abrir espacio en un foro de mayores dimensiones a discusiones que suelen ventilarse en espacios con características de precariedad e informalidad semejantes a las que se dan aquí. Sin embargo, es poco claro lo que quiere presentar esta curaduría en relación con esta comunidad, puesto que no se sabe si contemplan estas tres posibilidades, entre muchas otras: 1.- Les llama la atención que se den discusiones sobre arte contemporáneo en un territorio alejado de los “supuestos centros”, y piensan entrar a analizar sus contenidos, o 2.- Reconocen en esfera a un foro que opera como espacio de debate marginal a la institucionalidad cultural colombiana, y cuya dedicación principal parecería ser la de cuestionar las categorías de valoración que predominan en los centros de producción de reconocimiento local hacia la producción artística, o 3.- Ven a esferapública como una tribuna comprometida políticamente con el rumbo del arte contemporáneo colombiano, que en ocasiones funciona como un aparato de regulación ética donde suelen darse sondeos que evalúan la dirección que siguen los órganos gerenciales de las artes visuales colombianas, por ejemplo.

“Un cariñoso brochazo de buenvivir…”

Por Guillermo Vanegas

“Un  cariñoso brochazo de buenvivir…”

En una invitación que está circulando actualmente se lee, luego de una portada que muestra una brocha embadurnada de pintura roja sobre fondo rojo: Un cariñoso brochazo de buenvivir será servido el martes 28 de marzo al medio día, en honor a doña ELVIRA CUERVO DE JARAMILLO a quien damos una cordial bienvenida como Ministra […]

Arte político, para todos los gustos

Por Guillermo Vanegas

Arte político, para todos los gustos

“La subasta de arte organizada por la Fundación Matamoros -presidida por Carolina Turbay- y que se realizó el jueves pasado fue todo un éxito. Se remataron 30 obras hechas por parejas de líderes de diversos campos con artistas consagrados [...] Un cuadro de la presidenta del congreso, Claudia Blum, y la artista Lina Binkele, en la que recordaron su infancia junto a los caballos, fue vendido en 18 millones de pesos y se convirtió en el segundo mejor subastado. Y el más caro –casi 30 millones de pesos- fue del artista Germán Londoño, pintado con Carlos Enrique Piedrahita, el presidente de la Nacional de Chocolates, en el que aparece una persona comiendo una chocolatina Jet. ¿Adivinen quién lo adquirió? El mismo empresario.” Sin firma, “Chocolatina de 30 melones”, en “Teléfono Rosa”, El Tiempo, domingo 6 de noviembre de 2005.

K E N T e

Por Guillermo Vanegas

Si tomamos la parte final de este texto de F. Uhía, y la enlazamos con lo sucedido en la exposición “Kent, explora tus sentidos”, encontraremos que a pesar de los múltiples, valiosos y repetidos intentos por pervertir la regulación corporativa de la entidad patrocinadora, algunos de los trabajos presentados fracasaron a causa de cierta precipitud con que resolvieron el hecho de su participación.